Editorial
El caso Apablaza, un atentado gratuito a la relación con Chile
Por Fulvio Pompeo
El "caso Apablaza" es una muestra de un acontecimiento que atenta gratuitamente contra la solidez del vínculo bilateral. La actitud del gobierno argentino carece de fundamentos desde el derecho internacional.
La relación bilateral entre Argentina y Chile ha transitado a lo largo de la historia por instancias de acercamiento y distanciamiento. Pero a partir de la vuelta a la democracia en ambos lados de la cordillera, esta relación se ha constituido en un ejemplo contundente de confianza mutua, entendimiento y cooperación. Este proceso no ha distinguido ideologías ni signos políticos y se ha cimentado sobre la base de la defensa incondicional de la democracia y el estado de derecho.

Hemos sido dos naciones capaces de transitar exitosamente desde la inminencia de un conflicto armado hacia una instancia de asociación estratégica. Tal como sostiene Mauricio Macri: “Chile es un socio estratégico natural para el desarrollo de nuestro país”. Este logro debemos cultivarlo y, lo que es más importante aún, preservarlo de hechos o situaciones que puedan afectar su continuidad.

El “caso Apablaza” es una clara muestra de un acontecimiento que atenta gratuitamente contra la solidez del vínculo bilateral. La actitud del gobierno argentino carece de fundamentos desde el derecho internacional y lo que es más grave aún, supone poner en duda la imparcialidad de las instituciones chilenas y su capacidad para que la justicia actúe en el marco del máximo respeto de la vigencia de los derechos humanos.

Quizás lo que mejor simboliza el impacto que esta medida tiene para la relación bilateral, sea la contundente condena de la comunidad política chilena en su conjunto a la decisión del gobierno nacional. Esta posición unívoca nos demuestra que el “caso Apablaza” trasciende las cuestiones o intereses ideológicos, siendo un hecho que involucra directamente la relación entre ambas naciones, más allá del signo político de quienes se encuentren actualmente en el gobierno.

Este reciente desencuentro nos retrotrae a otro traspié en la relación bilateral, también provocado por la errática política de la administración kirchnerista. La sociedad chilena seguramente mantiene fresco el recuerdo del incumplimiento argentino frente al compromiso previamente asumido de abastecimiento de gas natural a Chile. Este hecho, que provocó una severa crisis energética en el país trasandino, también tuvo un fuerte impacto doméstico. La falta de previsión, inversión y desarrollo estratégico en el sector energético ha llevado a que la Argentina, que era exportadora neta de combustibles en 2003, se vea ahora ante la necesidad de importar recursos energéticos, por una suma mayor a 2.000 millones de dólares para este año.

No obstante estos hechos, quizás estemos frente a una nueva oportunidad de recuperar una agenda positiva que nos permita profundizar los innumerables puntos de coincidencia, generando la posibilidad de avanzar en nuevas áreas estratégicas de cooperación que nos beneficien mutuamente. Por ejemplo, Chile en la actualidad está evaluando la posibilidad de incorporar nuevas alternativas de generación a su matriz energética, entre las que se cuenta la energía nuclear. Por su parte, Argentina posee la capacidad de desarrollar este tipo de tecnología; internacionalmente reconocida a través, por ejemplo, de la trayectoria y experiencia del INVAP.

Avanzar en un programa de cooperación en este campo sería, sin lugar a dudas, contribuir al desarrollo de esta agenda positiva. Más aún, significaría encaminarnos hacia la consolidación de una alianza estratégica entre Argentina y Chile.

Debemos ser concientes de que esa posibilidad está sujeta a un cambio en el rumbo de nuestra política nacional. Tenemos que dejar de ser un país imprevisible, como fuimos en los últimos años, para convertirnos otra vez en un socio confiable, que cumpla con los compromisos y obligaciones internacionales asumidos, con una clara visión de largo plazo y con políticas de Estado que trasciendan las contingencias de un período presidencial.

Tal vez debamos mirar el ejemplo chileno que recientemente recorrió el mundo entero, a raíz del rescate de los 33 mineros atrapados por 70 días; y que constituye una muestra de la seriedad y el compromiso con el que actuó el gobierno y la sociedad chilena en su conjunto. Las expresiones del Presidente Sebastián Piñera constituyen un claro reflejo de esta actitud: “lo hicimos a la chilena”, que ahora significa “hacerlo bien, con unidad, con compromiso, con fe, con liderazgo”.

Asimismo, la Argentina debe demostrar la capacidad de sostener políticas de Estado, evitando condicionar el diseño y ejecución de la política exterior a coyunturas nacionales. Quizás éste sea el desafío más importante en materia de política internacional que deberá enfrentar la próxima gestión de gobierno.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 3
    23/02/11
    11:59
    No se como funcionan las cosas en el INDEC de Chile ni tampoco sé si el autor de la nota es o no un estafador. Lo que si sé es que el autor de la nota es funcionario del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Cuyo jefe es Macri. Que no resultó muy brillante. Pero le ganó la elección al tal Fulmis. El cual entonces dijo que los porteños éramos ignorantes y brutos. Eso explica el tenor de los dos comentarios anteriores. Y pregunto¿si el Apablaza fuera un oficial pinochetista, cuál hubiera sido la decisión del desgobierno de nuetsro pobre país? ¿Hay derechos humanos para todos o sólo pa los amigos? Gracias por permitirme escribir. Walter.
    Responder
  • 2
    08/02/11
    15:34
    Como podemos tener en la politica gente como la que escribe esta nota, como podemos darle el espacio a una persona como esta a escribir sobre nada, si es un estafador?
    Responder
  • 1
    el Tano
    04/11/10
    14:21
    No hay país mas desigual que Chile en suramerica, solo que el INDEC de ellos no lo mide ni busca pobres. No son ejemplo de nada, en materia de estado de derecho, son muy precarios, tienen conflictos con PERU, BOLIVIA, COLOMBIA, y cada tanto con NOSTROS, Es falso y mendaz expresar....UNA MUESTRA DE SERIEDAD Y COMPROMISO.........LO HICIMOS A LA CHILENA.....sobre el caso de las personas atrapadas en la mina, el gobierno chileno los puso a 700 metros bajo tierra. Le fallaron los controles (miraron para otro lado) en la explotación de la mina, que nunca debió estar habilitada, total los que mueren a quien le importan, el correlato con el gobierno de la ciudad de buenos aires es exactamente el mismo en los casos del boliche BEARA y el Gimnasio de Villa Urquiza, fallan los controles, miramos para otro lado, para que el sector privado desarrolle sus negocios, total solo mueren las personas. Es falaz el elogio a un presidente de un gobierno que no debió habilitar la mina donde al momento del derrumbe hubo 3 muertos y 33 atrapados, donde el empresario explotador de la mina se desligó de toda obligación, que tiene de serio esto, que tiene de serio Piñera. La argentina tiene politica de estado EXTERIOR, su precaria condición intelectual no le permite advertirlo. Si el presidente que tiene los chilenos pide publicamente ...MANDEN AL ASESINO PARA QUE LOS JUZGUEMOS....es mas que obvio que su estado de derecho es precario.
    Responder
Más de Fulvio Pompeo

25 años de una Alemania unida

Por Fulvio Pompeo
El 9 de noviembre de 1989 se derrumbaba el muro que separó la vida de millones de alemanes durante casi tres décadas.

Agenda verde: el protagonismo de las ciudades

En este mundo cada vez más globalizado e interdependiente, los gobiernos locales han asumido un fuerte liderazgo en fenómenos de alcance global, pero con fuerte impacto en el plano subnacional, como por ejemplo en la lucha contra el cambio climático. 

Antártida: una política permanente

Por Fulvio Pompeo
El 22 de febrero se conmemoró el Día de la Antártida Argentina, con la celebración de los 110 años de presencia ininterrumpida de nuestro país en el continente blanco.

Argentina –China: el desafío de una mirada estratégica

Por Fulvio Pompeo
Debemos dejar de ser actores pasivos que acompañan los términos de la agenda que nos plantea Beijing, para pasar a tener una mirada estratégica, con una agenda propia y diversificada de vinculación.

Argentina-Estados Unidos: un nuevo desencuentro

Se ha escrito un nuevo capítulo en la historia de desencuentros entre Argentina y Estados Unidos, producto nuevamente de la política errática del gobierno kirchnerista. En esta oportunidad, se trata de la decisión del poder ejecutivo de incautar parte del cargamento de un avión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, por supuestas irregularidades en el material ingresado a nuestro país.

Berlín y Buenos Aires: proyección global y liderazgo regional

En los últimos años, la Ciudad de Buenos Aires ha impulsado y profundizado con la Ciudad de Berlín una nutrida agenda común. La promoción de la cultura, el turismo y las industrias creativas han sido las áreas que han sustentado las actividades conjuntas.