Castilla y León
El PP gana en Castilla y León pero depende de Vox para gobernar
La ultraderecha triplicó la cantidad de votos y será determinante. Santiago Abascal dijo que "es un deber formar gobierno". Fuga de votos del PSOE a partidos provinciales.

Los números, a simple vista, le dan una victoria al Partido Popular en de este domingo Castilla y León. Los de Génova cosechan, escrutado casi el 100% de las urnas, el 31,5% de los votos, convirtiéndose así en la fuerza más acompañada por los habitantes de esta Comunidad Autónoma. Sin embargo, la elección de Alfonso Fernando Fernández Mañueco y del PP está muy lejos de ser buena: van a necesitar de Vox, que crece con mucha fuerza, para poder formar gobierno.

Cuando empezó la campaña, el PP, envalentonado con el huracán de votos que había recibido Isabel Díaz Ayuso en Madrid, confiaba en obtener mayoría absoluta y en no necesitar de ningún socio para armar un nuevo Ejecutivo. La ecuación cerraba por todos lados en la estrategia de adelantar las elecciones: desplazar a Ciudadanos, un socio incómodo, para gobernar en soledad.

El PP se prepara para el escenario menos deseado en Castilla y León: un pacto de gobierno con Vox

Los cálculos, no obstante, fallaron. El crecimiento de escaños es mínimo, de 29 (2019) a los 31 de este domingo, lejísimo de la mayoría absoluta (41 procuradores). Ante esta magra cosecha, el PP va a necesitar de los votos de Vox, un socio que pareciera ser aún más incómodo, por su radicalización y por su consolidada -y muy ascendente- proyección nacional.

La ultraderecha es una de las grandes ganadores de estos comicios. Triplica los resultados de 2019, roza el 17% de los apoyos y se alza con 13 escaños, 12 más de los que tiene en las actuales Cortes regionales.

La vicesecretaria del PSCyL-PSOE, Virginia Barcones, y el candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca.

El PSOE, fuerza ganadora hace tres años, araña la victoria (30%), pero pierde cuatro puntos respecto al 2019, y -nada menos- que siete escaños. La foto final de las elecciones permite inferir que la España Vaciada y los partidos provinciales fueron los receptores de los votos perdidos por el socialismo.  

La ultraderecha es una de las grandes ganadores de estos comicios. Triplica los resultados de 2019, roza el 17% de los apoyos y se alza con 13 escaños, 12 más de los que tiene en las actuales Cortes regionales.

Estas fuerzas minoritarias son, también, grandes vencedoras de esta jornada electoral. Soria Ya!, partido debutante, se alza con tres procuradores, misma cifra que Unión del Pueblo Leonés (UPL), que lucha desde hace años por la creación de una comunidad autónoma propia (+2). Por Avila (XAV), en tanto, conserva su procurador.

 El PP de Castilla y León considera que Casado "no suma nada" y lo reemplaza por Ayuso en los últimos días de campaña

Si de derrotados se trata, Ciudadanos aparece a la cabeza de esa indeseable lista. La formación naranja confirma su debacle nacional: obtiene solo el 4,5% de los apoyos (un escaño), con un abrumador retroceso respecto a 2019 (11 representantes).

Unidas Podemos también figura entre los derrotados. Los morados se habían fijado una meta de leve crecimiento, pasar de 2 a 3 procuradores. La cuenta ha salido al revés: 5% de los votos totales y un solo procurador, una banca menos que las actuales.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.