Espionaje ilegal
CatalanGate: el móvil de un médico fue hackeado para obtener datos de su hijo, un empresario afín al independentismo
El prestigioso médico catalán Elías Campo, Jefe del Hospital Clínic de Barcelona, fue espiado por el sistema Pegasus para conocer los movimientos de su hijo, exdirectivo de Silicon Valley.

Una de las conclusiones a la que llegó el laboratorio canadiense Citizen Lab fue que el espionaje a los líderes catalanes se concretó mediante la técnica de piratería conocida como "orientación relacional o fuera del centro", que le permite al atacante recopilar información sobre un objetivo principal sin mantener necesariamente el acceso al dispositivo de esa persona.

"Cónyuges, hermanos, padres, personal o asociados cercanos de los objetivos principales fueron atacados e infectados con Pegasus. En algunos casos, no encontramos evidencia de que un objetivo principal estuviera infectado con Pegasus, pero encontramos un objetivo en sus íntimos", explica el informe publicado por LPO.

La investigación revela muchos de estos casos. Pero hay uno que llama la atención: el hackeo al reconocido y prestigioso médico catalán Elías Campo, Jefe de Sección del Departamento de Anatomía Patológica del Hospital Clínic de Barcelona y director clínico del Centro de Diagnóstico Biomédico del mismo hospital.

CatalanGate: el espionaje se hizo con más de 200 SMS falsos y alcanzó a familiares, abogados y académicos 

Según Citizen Lab, Campo "se infectó" en su dispositivo oficial emitido por el propio hospital, al igual que su esposa, la médica María Cinta Cid, internista en el Servicio de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Clínic de Barcelona.

Dos médicos que usan sus dispositivos para manejar información confidencial y sensible de pacientes probablemente se infectaron porque son los padres del verdadero objetivo

Según se desprende de la investigación, los espías no estaban interesados en los datos de estos dos médicos. El hackeo se hizo para escarbar en la vida del hijo de este matrimonio, el joven empresario Elías Campos Cid, afín al independentismo.

El empresario Elías Campo Cid, hijo del médico espiado (La Vanguardia)

"De manera notoria, los familiares de los objetivos aparentes también fueron atacados e infectados. Por ejemplo, dos médicos que usan sus dispositivos para manejar información confidencial y sensible de pacientes probablemente se infectaron porque son los padres del verdadero objetivo", se lee en el informe que sacó a la luz este escándalo masivo de espionaje.

Campo (38 años) fue, hasta hace poco, uno de los directivos nacionales más destacados de Silicon Valley. Llegó a ser el responsable de WhatsApp para España y América Latina. Actualmente, trabaja en el área de desarrollo de negocio de Telegram y colabora con Citizen Lab, conformado por un grupo de expertos en ciberseguridad de la Universidad de Toronto.

El Parlamento Europeo teme un espionaje masivo y revisa los teléfonos móviles de todos los eurodiputados

Esta semana, el periódico The New Yorker publicó un extenso reportaje sobre el espionaje ilegal en Cataluña. La pieza periodística detalla la participación de este empresario en la investigación que hizo la ONG canadiense, que se centra en los abusos de los derechos humanos de alta tecnología.

Meses atrás, Campo se reunió con Jordi Solé, miembro independentista del Parlamento Europeo, en una de las cámaras del congreso catalán. Solé entregó su móvil, un iPhone 8 Plus, a su interlocutor. Había estado recibiendo mensajes de texto sospechosos y quería que analizaran el dispositivo.

Campo recopiló registros de la actividad del teléfono de Solé y, en ese mismo momento, ejecutó un software especializado para rastrear el programa Pegasus. "Mientras esperaban, Campo buscó en el teléfono evidencia de ataques que toman formas variadas: algunos llegan a través de WhatsApp o como mensajes SMS que parecen provenir de contactos conocidos; algunos requieren un clic en un enlace y otros funcionan sin que el usuario realice ninguna acción. Campo identificó una aparente notificación de la agencia de seguridad social del gobierno español que usaba el mismo formato que los enlaces a malware que Citizen Lab había encontrado en otros teléfonos", detalla el artículo del prestigioso medio norteamericano.

El eurodiputado Jordi Solé (ERC), uno de los primeros dirigentes independentistas en ser advertido del espionaje.

"Ya con este mensaje tenemos la prueba de que en algún momento fuiste atacado", le dijo Campo a Solé. A los pocos minutos, el móvil del dirigente catalán empezó a vibrar. "Este teléfono dio positivo", decía la pantalla. La infección se produjo en junio de 2020. "En esos días, tu dispositivo estaba infectado: tomaron el control y probablemente lo usaron durante algunas horas. Descargando, escuchando, grabando", le explicó Campo.

Parece acreditado que en los espionajes se puede haber accedido también a datos confidenciales sobre terceros (pacientes) existentes en los móviles de dos médicos

Tras confirmarse su "positivo", Solé convenció a todo el movimiento independentista de entregar de forma voluntaria sus teléfonos móviles para un examen forense generalizado. El resultado se conoció esta semana: 65 dispositivos hackeados y espiados.

Del ámbito sanitario también figuran en la lista de afectados por este espionaje Antoni Comín, Consejero de Salud de la Generalitat entre 2016 y 2017 y Meritxell Budó, actual secretaria de Atención Sanitaria y exportavoz de la Generalitat entre 2019 a 2021.

ERC amenaza con retirar su apoyo al Gobierno y resquebraja el bloque de investidura

El Colegio de Médicos de Barcelona teme que Pegasus haya obtenido información sensible y confidencial del Hospital Clínic, donde trabajan el matrimonio espiado.

"Parece acreditado que en los espionajes se puede haber accedido también a datos confidenciales sobre terceros (pacientes) existentes en los móviles de dos médicos. En un Estado de Derecho democrático hace falta que el Gobierno de España ofrezca garantías y explicaciones", pidió el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.