Campaña
La ex policía que iba a ser vice de Biden es la gran apuesta demócrata para destronar a Rubio en Florida
Según las últimas encuestas, Val Demings está a 3 puntos del experimentado senador de origen cubano en la pelea por representar al estado en el Senado. La fortuna que lleva gastados para la campaña y el desafío para los republicanos.

 Mientras que la Florida es históricamente un refugio republicano, la administración Biden guarda una luz de esperanza para conseguir que un demócrata gane un asiento en el Senado representando a ese estado. Val Demings, la actual congresista, es una estrella en ascenso que hace poco tiempo ganó la interna de su partido para pelear por un puesto en la cámara alta es la elegida para enfrentar y derrocar al republicano Marco Rubio.

Demings tiene números que acrecientan las apuestas a que puede pelearle de igual a igual a Rubio. Por un lado, recaudó alrededor de $48 millones para la campaña, superando al republicano que levantó $36 millones. Además, se volvió mucho más mediática que el senador de origen cubano. Está en casi todas las radios de Florida y se la escucha criticando duramente a Rubio y recordando sus credenciales como Jefa del departamento de Policía de Orlando.

Demings, que ganó por primera vez su lugar en la Cámara de Representantes en 2016, tuvo un camino fácil en las primarias demócratas de hace una semana. Pero ahora comienza una difícil campaña en un estado que se ha inclinado cada vez más hacia los republicanos en los últimos años.

Un afrocubano que es chofer de Uber ganó en Orlando y sería el primer representante de la Generación Z 

La candidata demócrata, quien estaba en la lista corta del presidente Biden para vicepresidente antes de elegir a Kamala Harris, tiene algunos puntos fuertes como su capacidad para recaudar fondos, por eso algunos la ven capaz de superar a su rival republicano. Además, es fuerte en propuestas para combatir el crimen, un tema que los republicanos han usado para atacar a los demócratas. Demings anunció su campaña para el Senado con un video que mostraba sus credenciales de "ley y orden".

"La situación de recaudación de fondos para los republicanos parece bastante grave y, mientras tanto, Demings continúa recaudando millones de dólares y superando a Rubio. Así que creo que los fundamentos son realmente alentadores", dijo Joshua Karp, uno de los principales asesores de la campaña de Demings, a The Hill.  

Mientras que la ex jefa de policía sigue ganando espacio, Rubio se ha centrado en presentar a Demings como un sello de goma para la agenda de los demócratas en Washington, vinculándola con  Biden y Nancy Pelosi

En el bunker de campaña de Demings saben que tienen a favor esa impronta de "mano dura", un latiguillo que en esta ocasión no pueden utilizar los republicanos para descalificar a sus contendientes. Los típicos argumentos de "desfinanciar a la policía" no impactan en una candidata que fue jefa de policía.

Claro que todo eso no significa que vaya a ser una batalla fácil contra Rubio. Al final, el senador de raíces cubanas es un político experimentado con un historial de victorias en todo el estado por amplios márgenes, y la gran mayoría de las encuestas públicas en la carrera entre él y Demings muestra a Rubio levemente arriba.

Por ejemplo, entre las más recientes, Impact Research publicó una encuesta que muestra al actual senador republicano ganando con el 49% de los votos, mientras que Demings obtiene el 46% de los votos. Eso coloca a los candidatos dentro del margen de error de 3,5 puntos porcentuales de la encuesta.

"La identificación del nombre de Demings después de dos meses de publicidad televisiva en todo el estado es del 67% frente al 94% de Rubio, lo que indica mucho espacio para crecer a medida que más votantes se sintonizan con la contienda electoral y Demings continúa teniendo una ventaja en los anuncios de televisión", dice el trabajo de la encuestadora. "En particular, Demings lidera a Rubio 50-37 con votantes independientes autodenominados", agregó.

Mientras que la ex jefa de policía sigue ganando espacio, Rubio se ha centrado en presentar a Demings como un "sello de goma" para la agenda de los demócratas en Washington, vinculando a la congresista de tres mandatos con el presidente Biden y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

"Cuando los floridanos vayan a las urnas en noviembre, responsabilizarán a Demings y al Washington controlado por los demócratas por impulsar la inflación vertiginosa, el crimen fuera de control y una crisis en la frontera que permite que las drogas fluyan hacia nuestras comunidades", apunta Elizabeth Gregory, vocero de la campaña de Rubio, según reproduce The Hill. 

Impact Research publicó una encuesta que muestra al actual senador republicano ganando con el 49% de los votos, mientras que Demings obtiene el 46% de los votos. Eso coloca a los candidatos dentro del margen de error de 3,5 puntos porcentuales de la encuesta

También hay una larga lista de desafíos estructurales para los demócratas de Florida. Por un lado, ahora hay más votantes republicanos registrados en el estado que demócratas, y la ventaja del Partido Republicano en el estado no ha hecho más que crecer. 

Y si bien Florida tiene una inclinación por albergar contiendas estatales ultra reñidas, los republicanos tienden a salir victoriosos la mayoría de las veces.

El propio Rubio también tiene una capacidad comprobada para superar a otros candidatos republicanos en todo el estado en el condado de Miami-Dade, un bastión demócrata, aunque uno donde el Partido Republicano ha logrado avances en los últimos años. Rubio perdió en Miami-Dade por solo unos 11 puntos porcentuales la última vez que estuvo en la boleta electoral en 2016. Ese mismo año, Hillary Clinton, la candidata presidencial demócrata, ganó por casi 30 puntos. No hay que subestimarlo.

Sea como fuere, la campaña de Demings está enfocada 100% en la tarea de convencer a un público que le es esquivo. "Ya estamos viendo que el péndulo empieza a oscilar", dijo Demings recientemente a la prensa. "Los derechos constitucionales de toda persona en el estado de la Florida, independientemente de su política y de su género, deberían estar protegidos. Y creo que cuando Marco Rubio está dispuesto a arrebatar esos derechos, la gente no va a quedarse atrás y permitir que eso ocurra", recordó. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.