Futbol
El nexo de Macri con el fútbol de Ucrania
El director del Instituto de la Vivienda y amigo de Mauricio Macri se encarga de la relación con el fútbol ucraniano.

Eduardo Petrini fue asesor en la compra-venta de jugadores de Mauricio Macri desde sus comienzos en Boca (allá por 1996) y fue el primer empresario en traer al equipo xeneize al delantero Pedro González, un poco conocido jugador chileno, por 1.250.000 dólares.

Cuando Macri llegó a la jefatura del gobierno porteño lo nombró como director del Instituto de la Vivienda (IVC).

Desde Boca, negoció pases y se abrió camino en el mundo de los negocios deportivos. A tal punto que luego de una visita junto a Macri a Ucrania fue nombrado consejero de un equipo ucraniano.

Por el trabajo cobraría alrededor de 10 mil dólares mensuales. "Sólo lo llaman una o dos veces al año para que vaya a ver algún jugador o para que recomiende algún pibe", cuenta un allegado a Petrini.

Lo cierto es que reconoció en declaraciones públicas que no vive con los 6.200 pesos que le ingresan como funcionario.

Ucrania no es un país ajeno para Petrini: cuando era asesor de Macri en Boca fue a ofrecer los servicios de Carlos Tévez al país, justo antes de que el delantero de la Selección recaiga en el conjunto brasileño de Corinthians.