Campo
Peligra el abastecimiento de leche por un paro sorpresivo de ATILRA
El gremio dispuso un cese de actividades en reclamo de una recomposición salarial. En la industria aseguran que están "al borde del colapso" al no poder trasladar aumentos.

La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA) inició este lunes, de manera sorpresiva, un paro por 24 horas que incluye cese de actividades a nivel nacional en reclamo de una recomposición salarial para los empleados del sector.

El tema es que, en caso de que la medida de fuerza se extienda durante los próximos días, peligraría el abastecimiento de leche y demás productos lácteos a los principales centros urbanos del país en pleno aislamiento obligatorio a causa del Covid-19.

A diferencia de otros paros, esta vez ATILRA dispuso que el cese de actividades de los trabajadores del sector no comprenda guardias mínimas e indispensables para garantizar la recepción e industrialización de leche por parte de las empresas del sector.

Como en casi todos los rubros, en lo que va del año no hubo ajustes salariales en la industria láctea. La semana pasada ATILRA dispuso que los empleados trabajen a reglamento (lo que hizo que muchas empresas registren dificultades operativas).

El salario bruto promedio de los trabajadores del sector lácteo se ubica actualmente en torno a los $120.000, una cifra mayor a la registrada en otros sectores agroindustriales y muy superior respecto al promedio de la economía argentina.

En diálogo con LPO, Pablo Villano, presidente de Apymel, dijo que "las Pymes lácteas hemos sido fuertemente afectadas por la pandemia y estamos haciendo un enorme esfuerzo para mantener los puestos de trabajo a pesar de las dificultades".

"Estamos convencidos que la actual crisis la superaremos con los trabajadores. Solo así podremos salir adelante. Por eso no entendemos las medidas de fuerza adoptadas por ATILRA en este momento que solo llevan incertidumbre al sector", agregó Villano.

  Si bien la situación de las empresas lácteas ya venía complicado, la pandemia no hizo más que agravar el escenario. En junio pasado las 27 principales compañías del sector registraban una deuda de $18.967 millones con entidades bancarias.  

Para tomar dimensión de la crisis, cabe mencionar que en el primer trimestre de 2020 Mastellone Hnos registró una pérdida de $1.470 millones, según consta en el último balance presentado por la compañía a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

En este sentido, el Centro de la Industria Lechera (CIL) manifestó en un comunicado que "no es posible realizar nuevos aumentos en los salarios cuando nos encontramos en el medio de una de las crisis más severas que ha vivido el sector en su historia".

"Estamos al borde del colapso: la estructura de costos de las empresas tuvo un aumento del 20% este año, con valores de insumos dolarizados y la imposibilidad de trasladar esas subas a los precios finales desde hace más de seis meses", advirtió el CIL.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.