Quilmes
La camporista Mayra Mendoza superó a Martiniano y es la nueva intendenta de Quilmes
Se impuso por 6 puntos. Molina propició el corte de boleta, pero no le alcanzó para revertir la derrota de las PASO.

Mayra Mendoza será la nueva intendenta de Quilmes, luego de vencer por casi 5 puntos al macrista Martiniano Molina que no logró su reelección.

Con más del 90% de las mesas escrutadas, la dirigente de La Cámpora superaba el 49% y se imponía por casi 6 puntos a Molina, que alcanzaba el 43%.

"Vamos por la liberación nacional. Por un país, una provincia y un municipio que merezcan ser vividos. ¡Muchas gracias!", escribió Mendoza en su cuenta de Twittter, donde dio por hecho su triunfo.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner llegaron al 55% en el municipio, mientras que Mauricio Macri quedó en 33%. El resultado de Molina da cuenta de una intensa campaña en la que impulsó el corte de boleta después de las PASO, que lo ayudó a remontar pero no fue suficiente para revertir la elección. 

Fernando Pérez, ex integrante de la mesa chica de Molina que dio su salto a las filas de Roberto Lavagna, alcanzó el 4,60%, un número que hubiera sido crucial para que el intendente pudiera acercarse a la dirigente camporista.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
Gracias Franz!. Ya que compartimos una vez nuestras visiones podríamos tomarnos un malbec. Digo, hasta que la disparada del dios verde nos lo impida. Abrazo,
5
¡Ah, y me olvidaba del "Barba"! ¡El "Barba"! ¡Por Diosssssssss!
4
Bueno, Hugo del Talar (¿o de Quilmes?), por primera vez estoy de acuerdo contigo. Pero, ¿sabés que pasa? Uno termina concluyendo que cada distrito tiene el intendente que se merece. Si a la gente no le importa, si no demanda nada y si, además, nunca tuvieron un tipo ejemplar al frente del municipio, entonces siempre te van a hacer lo mismo.
Pongo ejemplos.
-Hay una importante calle comercial en Solano (no recuerdo cómo se llama) donde siempre los comerciantes se hicieron su agosto, más allá de esta crisis generalizada provocada por el macrismo. Pero cuando pasás por allí parece una zona bombardeada. Y la mierda la tenés cada dos pasos.
Decime si estos tipos, los dueños de los negocios, no pudieron haber demandado del municipio la ejecución de obras como asfalto, reparación de veredas, limpieza... Pero no. Les importa un carajo. ¿Por qué, entonces, habría de importarle al intendente?
-Quilmes siempre tuvo una gran cantidad de fábricas y un extraordinario movimiento comercial. Entonces, ¿por qué es una puta villa miseria gigante, sucia y cascoteada? Seguro que tiene muchísimos más ingresos que Berazategui, que está al lado y es un paraíso.
Te diré por qué: no es porque en otras partes no roben, sino porque tal vez se conformen con el canónico "diego". Roban mucho menos, y hacen mucho más.
-Quilmes nunca tuvo un intendente como Ubieto en Tigre, que levantó tanto la vara que ya nadie pudo hacer menos que él. La gente se avivó de que podía vivir mejor, como se avivaron en San Fernando cuando Massa exportó ese modelo a su distrito vecino. ¿O no te acordás que Amieiro tardó años en hacer la puñetera peatonal de la calle Constitución, que tiene un trayecto de unas diez cuadras? Eso se llama corrupción.
Ponele la firma que la tal Mayra va a hacer lo mismo que Aníbal, el novio de Aníbal y Casancrem (es decir, su padre, porque él está de figurita decorativa): nada. No va a hacer nada. Y parece que a la gente que vive en Quilmes no le importa.
3
Pobre mi quilmes querido. Se bancó a Anibaúl, al chofer de Anibaúl, al ayudante del Gato Dumas y, ahora, a una impresentable camporista. Duele el alma.
2
Quilmes ya se jodió
1
Chau, Casancrem. Andá a cocinar a otro lado.