Fútbol
El PRO busca refugio en Boca luego de la derrota
Gribaudo, Beraldi y Ameal, los tres candidatos para suceder a Angelici, tienen jefes de campañas del macrismo.

La pelea por la sucesión de Daniel "Tano" Angelici en Boca Juniors se tornó en un plato más apetitoso para el PRO luego de la derrota de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en las primarias.

Boca marcó el nacimiento de la carrera política de Mauricio Macri, que sigue teniendo incidencia directa en el club pese a que se desligó en los papeles en 2008. Ante la posible derrota del presidente en las elecciones generales y del fin del mandato de la gobernadora bonaerense, hay varios funcionarios que buscarán cobijarse en el club de la Ribera.

El candidato de Angelici, en ese sentido, es Christian Gribaudo, titular del Instituto de Previsión Social de la provincia. En un momento se dijo que el ex diputado podría competir con Andrés Ibarra, uno de los funcionarios de mayor confianza de Macri, sin embargo ya está decidido el candidato del oficialismo.

Gribaudo, actual secretario general del club, no falta a ninguna reunión de la comisión directiva luego de que Angelici lo retara a él y al ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, vocal titular. El Tano protestó porque faltaban y en ocasiones el oficialismo no conseguía quórum.

En Cambiemos empezó el pánico por perder los cargos y buscan refugiarse en la Ciudad

El jefe de campaña de Gribaudo es Francisco Quintana, el vicepresidente primero de la Legislatura porteña y titular de la Asamblea de representantes de Boca. En la lista de Gribaudo planean colarse varios funcionarios que podrían quedar afuera de los cargos si se confirma la derrota de Macri y Vidal en octubre. El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, intentará meter la cuchara con Ezequiel Carrizo, concejal de Ituzaingó.

Pero el PRO no sólo tiene gente en la lista del oficialismo. El jefe de campaña de José Beraldi, otro de los candidatos a presidente, es Walter Klix, que trabaja en el ministerio de Patricia Bullrich y milita en el PRO hace más de una década.

Beraldi apunta a un acuerdo opositor que podría derrotar al delfín de Angelici -más aún si no consigue ganar la Copa Libertadores- y por eso mantiene conversaciones con sectores diversos como el de Víctor Santa María y el de Amor Ameal, ex presidente de Boca.

Ameal es siempre reacio a un acuerdo y ya lanzó su candidatura con el acompañamiento de Mario Pergolini como vice. Pese a que está vinculado históricamente al peronismo, Ameal escogió a un jefe de campaña que también pertenece al PRO: Daniel Ivoskus, diputado del macrismo por la Primera Sección bonaerense.

El único candidato que no tiene jefe de campaña macrista es César Martucci, que menciona entre sus más cercanos al ex funcionario kirchnerista Diego Segovia. Martucci está trabajando para que haya una lista de unidad y propone modificar el estatuto con el objeto de que las elecciones xeneizes no coincidan con las presidenciales, lo que hace que la política nacional se mezcle con el club. Además propone remodelar el estadio sin mudarse de la Bombonera y explotar las inferiores para afrontar el complicado escenario en dólares del mercado internacional de pases.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Si se quieren refugiar en Boca con Angelici y el gordo olmos para seguir manejando la mandanga.
4
Asco da vidal y el pro, pero mas asco dan los trolls pagos com oJohnny pobre.
3
Terminan como johnnny guemes, dando pena jajaj
2
Volver a Boca... ¡Qué penoso! Y me pregunto a quién apoya el chilote Tristelme. Porque hasta sin Boca se pueden quedar.
1
Que pongan una cervecería artesanal.