mini Davos
Inversores pronostican cinco años de crecimiento
En la cumbre hay consenso sobre 3% de crecimiento para el año que viene y 140 empresas ya invirtieron US$ 23.000 millones.

os empresarios presentes en el panel de Inversión Fianceria y Capital Privado del Foro de Inversiones “Argentina to the World” coinciden en que 2017 va a ser un año de crecimiento entorno al 3% y que este va a ser el primero de una serie de “cinco o seis años de crecimiento”, como vaticinó el presidente para Latinoamérica del Bank of America, Alexandre Battamio.

En este sentido, reconocieron que hay espacio temporal para ingresar en el mercado argentino y que además hay interés porque Argentina tuvo demanda por al menos 29.000 millones de dólares cuando el Gobierno rompió el récord mundial de colocación de deuda a principio de año para pagarle a los holdouts. Aun así, solo el banco Supervielle y Pampa Energy salieron al mercado mundial de acciones por lo que hay mucho apetito insatisfecho por invertir en el país.

Sin embargo, advirtieron que, a la hora de entrar al mercado, el sistema financiero local no genera garantías de poder salir, y el inversor financiero se caracteriza por los movimientos relativamente rápidos de compra-venta. En este punto, el CEO de Rohatyn Group, Nicolas Rohatyn, precisó que para saber cómo comprar empresas locales se necesita una conexión interna, pero que para vender, no se puede depender del sistema financiero local, sino que hay que tener una punta vendedora en el mercado internacional, porque pese a los esfuerzos locales por profundizar el mercado, el tamaño del mercado no da certezas de poder hacer una salida exitosa.

Al respecto, consideraron que las empresas argentinas necesitan ganar escala, llegar a un capital de entre 20 y 30 millones de dólares para que las acciones sean lo suficientemente líquidas. Y para ellos reconocieron que los que compren empresas deberán esperar un tiempo para que las inversiones maduren. “Con cinco o seis años basta para sacar un buen retorno del prívate equity”, consideró Rohatyn. Y Bettamio recordó que ese el horizonte de crecimiento que ve para el país.

Aun así, reconocieron que este camino va a tener turbulencias y por eso le hicieron una serie de recomendaciones al Gobierno para que el capital financiero sirva de “multiplicador de la economía”, como explicó Franciso Álvarez-Demalde, socio de Riverwood Capital Partners. Entre las sugerencias se destacan las palabras del veterano de los seguros y presidente de Starr & Co., Maurice Greenberg: “No se vuelvan burocráticos como China con excesos normativos” y las del presidente de BTG Pactual: “No subestimen la importancia de la estabilidad macroeconómica y desarrollen un buen marco regulatorio”.

 “Somos optimistas para los próximos cinco años”, resaltó como producto de los tres atractivos de Argentina y Brasil: “reforma, juventud y crecimiento”, enumeró Rohatyn.

A la vez, Bettamio pidió no estancarse y seguir cumpliendo y avanzando paso a paso. “Primero hay que caminar para poder correr, Argentina ya ha avanzado grandes pasos y luego de estar mucho tiempo fuera de los mercado, ha logrado una contracción de 250 puntos básicos de su spread. Si siguen avanzando, van a ver los logros, pero esto es un proceso que necesita tiempo”.

Por último, Rohatyn remarcó que, del mismo modo que se hizo una cumbre para comunicarle al mundo las oportunidades de invertir en Argentina, hay que mucho trabajo duro por delante con la reforma del sistema económico, especialmente en materia de comunicación con los propios argentinos para que todos entiendan cuáles son los beneficios que pueden esperar de estas reformas.

Y se detuvo en un punto clave casi no mencionado en los demás paneles: “Muchos inversores están esperado a que pasen las elecciones de medio término para entrar en el país con los dos pies juntos”, dijo el CEO advirtiendo que la principal preocupación de los inversores no es tanto el crecimiento que dan por sentado sino la continuidad de las nuevas reglas de juego. “Somos optimistas para los próximos cinco años”, resaltó como producto de los tres atractivos de Argentina y Brasil: “reforma, juventud y crecimiento”, enumeró.

Aun así, minutos más tarde el anfitrión del evento, Juan Procaccini, confirmó que 140 empresas ya decidieron ingresar al país con la ayuda de la Agencia de Inversiones que él preside. Son unos 23.000 millones de dólares de inversiones que ya están en marcha y no esperaron a las elecciones de 2017.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.