Seguridad
Violencia normalizada
Por Oswaldo Villaseñor
En grandes territorios de la República es el crimen quien impone su ley y desplaza al Estado.

 ¿Se puede "normalizar la violencia? El primer político que utilizó la frase "es normal" que se asesine gente por parte de la delincuencia organizada, fue el entonces gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla.

Fue durante una entrevista con un medio de comunicación nacional cuando le preguntaron por la ola de asesinatos y violencia que sucedía en Sinaloa y contestó. "Eso es algo normal en Sinaloa".

Hoy el tema de la violencia y la inseguridad cada vez más creciente y el empoderamiento de la delincuencia organizada quien controla y "gobierna" la mayor parte del territorios del país, también ya es visto como algo "normal".

¿Se ha normalizado la violencia? Tal parece que si. En muchas regiones, no es la policía quien pone orden; es el crimen organizado. Es quien tablea a los rateros como primera medida y desaparece y asesina a los reincidentes.

En muchas regiones, es la delincuencia quien pone a alcaldes, gobernadores, diputados y por consiguiente, les "recomiendan" a los integrantes de sus gabinetes.

En muchas regiones del país, cómo la delincuencia organizada pone a los Gobernadores y alcaldes, también se ha apoderado de la obra pública, de las tareas de "seguridad" y ahora hasta de la hacienda pública al cobrar piso.

¿Y todo esto es normal? Pues tal parece que sí. Mucha gente ya aprendió a convivir o trabajar para la delincuencia organizada quien es uno de los principales empleadores de este país.

Y cómo dijera la Senadora Imelda Castro -que quedará como un dicho clásico para la historia- cuando intentó fundamentar que ya estaba arreglado el tema de la comercialización de la cosecha de maíz de Sinaloa y ya no ameritaba ningún trato especial de parte del gobierno federal. "Muestra de que ya está resuelto el problema, es que ya nadie protesta" dijo.

Lo que no dijo Imelda es que la toma de aeropuerto y Pemex se abandonó cuando la delincuencia organizada amenazó a los líderes para abandonar la lucha. Los productores no le tuvieron miedo a la Guardia Nacional en su intento por desalojarlos, pero si a los sicarios de la delincuencia organizada al servicio como brazo armado del gobierno.

En fin, la violencia se ha normalizado. Es más, para la suprema aspirante a la presidencia, Claudia Sheinbaum, es solo un tema para su discurso.

En su toma de protesta como candidata presidencial de Morena, protestó y prometió llevar a México por el sendero de la paz, de la seguridad, de la democracia, de las libertades y de la justicia.

Prometió que continuará disminuyendo desigualdades, erradicando la pobreza, garantizando salarios dignos, trabajo digno, derecho a la educacion, salud, vivienda, soberanía energética, alimentaria, la vida plena de todos las mexicanos y mexicanas.

Y para rematar protestó "no mentir, no robar y nunca traicionar al pueblo de México".

A poco no suena bien, todo eso. Sin embargo, en el desmenuce de su discurso puede estar su misma trampa.

No dijo nunca cómo lograría concretar sus promesas.

¿Como va a garantizar la paz y la seguridad? Ahí está su primera trampa para ella misma. Contestar el cómo, le puede acarrear graves problemas.

Si dice que lo logrará con la continuidad de la política de los abrazos y no balazos del presidente Andrés Manuel, perderá muchos votos. No se puede pacificar al país y garantizar la seguridad con un esquema de abandono de la obligación del Estado a combatir a la principal generadora de violencia e inseguridad. La delincuencia organizada. Los abrazos y no balazos, ya fracasó, ya se agotó y ya no aguanta otros 6 años más.

Pero si Claudia regresa al discurso de utilizar todo el poder del Estado para combatir al crimen, entonces perdería el apoyo de su mentor el presidente Andrés Manuel y de los mismos narcos, quienes han sido sus efectivos operadores electorales.

En fin, el discurso simplista de Claudia de "oposición" no aguanta el menor rigor de análisis de resultados de gobierno. Ellos son gobierno y no oposición. El juicio es contra ellos, no contra gobiernos pasados emanados de otros partidos.

La realidad, ahí está ala vista.

1.-Ayer durante la marcha nacional contra la inseguridad, violencia y desaparición forzada de personas, se dio una consigna para analizar.

"Normalizar la violencia sólo trae más violencia". Algo así sucede y se ha agravado en este país. La violencia ya es normal, dijera Jesús Aguilar Padilla.

2.-Pero en el trayecto a esa "normalización de la violencia" todavía hay voces de resistencia como las que marcharon en diferentes ciudades del país. Son miles o millones de personas del pueblo mexicano que se resisten a ver como algo normal que le asesinen a un familiar, que le cobren piso, o que se le desaparezcan a un familiar.

Esas gentes dejaron claro su mensaje y postura en las leyendas que llevan impresas en sus pancartas.

"basta de simulación... Protejan y busquen a las víctimas"... "Ninguna mujer debería pasar el día de las madres buscando a sus hijos"... "Por la verdad, la justicia y la reparación de la no repetición"... "Normalizar la violencia sólo trae más violencia"... "La misma autoridad es la misma responsable"... No me digan que la Ley es la Ley", entre otras.

También había otras consignas, pero dirigidas a esa parte del pueblo que acepta como algo normal la violencia. "Pueblo, despierta, tienes que estar alerta", "Únete, únete, queremos seguridad", "Queremos vivir sin miedo", "Nos están matando, ya basta" y "Queremos seguridad".

Esa es la realidad que vive México y que muchos no quieren ver, o bien ya la ven como algo "normal".

Durante la marcha, los manifestantes le exigieron al gobierno federal, acciones eficaces para enfrentar la inseguridad e intensificar la búsqueda de personas desaparecidas en territorio mexicano.

Esa es la realidad que no se aborda con precisión. Se prefiere "patear el bote" y tocar el tema general. En pocas palabras, sus promesas huelen a un simple engaño.

Tan grave es la realidad que padecen miles de mexicanos por causa de una violencia que no quiere enfrentar el gobierno, que al menos 380 mil mexicanos viven en situación de desplazamiento forzado interno por la violencia en sus comunidades de origen.

Esa es otra consecuencia del abandono de la política de seguridad que el gobierno tampoco atiende y que ya genera una grave crisis humanitaria, reporta la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, A.C. (CMDPDH).

Esta organización, que impulsa una migración humana y ordenada, afirma que de 2020 a la fecha, la cifra de desplazados ha aumentado hasta las 380 mil personas que tienen que abandonar su hogar por la violencia, principalmente en Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas y Sinaloa no escapa de esta realidad.

3.-Si el actual gobierno federal no ve esta realidad y no atiende el reclamo de millones de mexicanos que claman justicia y seguridad, más triste se pone el escenario cuando las "supremas aspirantes" no genera esperanza si quiera, que esto pueda cambiar.

Es más, una de ellas, -Claudia- promete continuidad de una política que ya fracasó, que dejará el mayor número de asesinatos en la historia y un país violentado y en poder de la delincuencia organizada.'

En fin, veremos qué dice el pueblo.

Habrá que estar pendientes.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Más de Oswaldo Villaseñor

Alito y el malestar en el PRI

Por Oswaldo Villaseñor
El dirigente del tricolor se anticipó a los tiempos esperados y se asegura ser senador y posicionar a sus aliados.
AMLO otra vez pospone ¿Por qué no viene a Sinaloa?

AMLO otra vez pospone ¿Por qué no viene a Sinaloa?

Por Oswaldo Villaseñor
"La tolerancia llegará a tal nivel que las personas inteligentes tendrán prohibido pensar para no ofender a los imbéciles". Frase de Fiódor Dostoyeski.  

AMLO y Rocha

Por Oswaldo Villaseñor
El presidente fue al Pacífico para respaldar al gobernador frente a los ataques de un aliado de Bucareli.
Andrés Manuel y Sheinbaum en Sinaloa

Andrés Manuel y Sheinbaum en Sinaloa

Por Oswaldo Villaseñor
El Cártel de Sinaloa a disgusto con el presidente y las condicones de seguridad para su visita se vuelven cada vez más dudosas.

Arrancan las Corcholatas

Por Oswaldo Villaseñor
Morena comenzó su proceso para elegir al sucedor de López Obrador, quien pondrá mucho en juego en las elecciones de 2024.
Campañas y guerra sucia

Campañas y guerra sucia

Por Oswaldo Villaseñor
Más de una quincena de campañas federales y nadie destaca en sus recorridos. La exposición de proyectos y el problema del Frente.