China
Kicillof anuncia obras con China por 2.300 millones de dólares, pero Béliz mantiene frenados los créditos
El gobernador anunció que China financiará obras estructurales como un acueduto y una nueva autopista a Rosario. Pero la construcción de Atucha III financiada por China sigue trabada por Béliz.

 Axel Kicillof anunció este lunes que China invertirá 2.530 millones de dólares en obras de infraestructura críticas para la provincia de Buenos Aires que beneficiarán a más de 2,5 millones de bonaerenses.

Se trata del Acueducto Noroeste, la ruta nacional 9 que va de Zárate a Rosario y la ampliación de las plantas depuradora cloacales de El Jagüel y Laferrere.

El anuncio se hizo luego de una videoconferencia que mantuvo Kicillof con el embajador de Argentina en Beijing, Sabino Vaca Narvaja; la ministra Consejera Económica y Comercial de la Embajada de China en Buenos Aires, Diya Xia y las autoridades de la empresa China Energy Engineering Int. Corporation (CEEC) y la argentina Grupo Aristar, para avanzar en estos proyectos que tienen por objetivo generar 9.300 mil empleos.

Parrilli cita a Beliz al Congreso para que explique la visita del agente del FBI por Atucha

Los proyectos acordados se desprenden de la iniciativa de La Ruta de la Seda y la Asociación Estratégica Integral Argentina China comprometida por Alberto Fernández durante la visita de febrero a Beijing, de la que Kicillof formó parte. Un compromiso que en los hechos está trabado en la Secretaría de Asuntos Estratégicos de Gustavo Béliz, sindicado por el kirchnerismo como el hombre de Estados Unidos en el gobierno de Alberto, con la función de trabar todo acercamiento a China y Rusia.

Béliz, gracias a una decisión de Alberto, tiene el mecanismo para hacerlo: su Secretaría concentra el manejo de todos los créditos internacionales del Estado, incluidos los acordados con China.

Béliz, gracias a una decisión de Alberto, tiene el mecanismo para trabar la relación con la potencia asiática: su Secretaría concentra el manejo de todos los créditos internacionales del Estado, incluidos los acordados con China.

Fiel es estilo diplomático chino, el presidente de China Energy Engineering Int. Corporation (CEEC), Zexiang Lyv, en la conferencia con Kicillof no mencionó ninguno de los problemas que traban el avance de los proyectos y volvió a ostentar la construcción de las dos represas en Santa Cruz,  la mayor obra de infraestructura que la potencia asiática tiene Latinoamérica, como un ejemplo de un ambicioso plan que prevé desembolsar 20.000 millones de dólares en el país. 

Pero lo cierto el financiamiento chino para grandes obras choca contra la interna del Gobierno. Según reveló un informe interno de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), al que accedió en exclusiva LPO, es la Secretaría de Asuntos Estrategicos la que frena la ejecución del financiamiento de fondos Chinos. En ese informe confidencial se expone el bloqueo activo que hace Béliz al entendimiento con el gigante Asiático.

"Beliz y su equipo de trabajo han sido consistentemente esquivos a darle la celeridad que requiere la negociación financiera asociada al contrato comercial por Atucha III con el consorcio de bancos liderados por el Banco Industrial y Comercial de China", señala el informe y agrega que "se desconoce si el Sr. Béliz y su equipo de trabajo han hecho propio el pedido del 100% del financiamiento del proyecto Atucha III remitido por nota GDE desde Ministerio de Economía y la Secretaría de Energía a instancias de Nucleoeléctrica Argentina".

Como consecuencia de la publicación de ese informe en LPO, Béliz fue citado al Congreso para dar explicaciones sobre las críticas que allí se exponen y que también tienen su capítulo en las represas Cepernic y Kirchner de Santa Cruz.

Pasadas tres semanas de la convocatoria de los senadores a Beliz para que explique porque traba el financiamiento para Atucha III, el asesor de Alberto Fernández sigue sin acudir al Congreso. 

"Advierto los inconvenientes en cuanto al financiamiento, y nosotros como senadores podemos intervenir directamente con la Secretaría de Asuntos Estratégicos", afirmó a LPO el senador sanjuanino Rubén Uñac, hermano del gobernador de San Juan.

De hecho Gustavo Beliz estuvo reunido con el Senador José Mayans durante más de tres horas. Fue después de ese encuentro que se publicó el decreto clave para destrabar el acceso a los fondos chinos que financian ese proyecto. La norma contiene la aprobación del "Modelo de Acuerdo de Enmienda y Restablecimiento al Contrato de Línea de Crédito" con Banco de Desarrollo de China, el ICBC y el Bank of China Limited, el consorcio que financia la obra.

"Este avance es producto del pedido de interpelación de la Comisión de Energía del Senado a Béliz para que explique porque mantenía frenados los desembolsos comprometidos con China. Hace dos años y medio que la Secretaría de Energía tenía cajoneada esta adenda", agregó una fuente que participa de la construcción de las represas.

Si bien desde el Senado de la Nación confirmaron la asistencia del Secretario de Asuntos Estratégicos para dar explicaciones sobre estos temas, pasadas tres semanas de la convocatoria, Beliz sigue sin acudir al Congreso. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 3
    josé de tremblay
    Hace 24 días
    13:59
    Ni el embajador yankee tiene tanta audacia. Veo el cuadro de Rosas en la foto. Qué bien la habría pasado el traidor unitario de Béliz con él!
    Responder
  • 2
    jose.colella.87
    Hace 24 días
    09:18
    Vienen junto con las inversiones australianas, no?
    Responder
  • 1
    kristianconk
    Hace 24 días
    22:18
    Ni q Beliz fuera el virrey....

    se entiende, no?
    Responder