Aborto13.06.2018
(5)guardarlectura zen
Las dos plazas del Aborto, crónica de un día histórico
Por Lucia AisicoffLas calles se llenaron de pañuelos verdes, mientras los antiabortistas hicieron una ecografía en vivo.

La Plaza del Congreso amaneció partida en dos, con unas vallas azules que dividían al colectivo que apoya al aborto legal de quienes se oponen. Mientras ambos grupos seguían la sesión desde afuera, los diputados se preparaban para una votación histórica

La marea verde se desplegó desde avenida Rivadavia hacia Corrientes y cubrió desde temprano toda la zona. A primeras horas de la tarde, el contraste con el lado de avenida Belgrano era notable: esas calles estaban desiertas. Sin embargo, pasadas las 18 también comenzaron a cargarse de gente con banderas argentinas, pañuelos celestes e inflables rosas, el color que identifica a quienes se oponen a la aprobación de la ley. 

"Harta de llevarme a las niñas", decía una bandera con un dibujo de la parca, en defensa de los derechos de las mujeres que mueren a causa de abortos clandestinos. En ese colectivo, además de gran cantidad de chicos y chicas nucleados en centros de estudiantes, había autoconvocados y muchas banderas de agrupaciones de izquierda, como el Partido Obrero, MST y PTS -entre otros-, así como también de Nuevo Encuentro y otros sectores del kirchnerismo. 

En una de las carpas de la la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se podía ver la transmisión en vivo de la sesión, mientras que en otra se daban charlas sobre educación sexual. 

La Plaza quedó semivacía en la intersección de ambos bandos. En esa grieta, justo al costado del vallado donde todavía deambulaban algunos pañuelos verdes con miradas acusatorias a los recién llegados, el clima se tensaba mientras las calles se volvían celestes y rosas. 

Con carteles de "No me mates" pegados en los gorros y abrigos, enfundados banderas argentinas, instalaron su propia carpa quienes se manifestaban "en defensa de la vida". El lugar estaba colmado de banderas de "Salvemos las dos vidas" y la ONG "Marcha por la Vida" repartía flyers para generar conciencia sobre los "derechos del niño por nacer".

En una pantalla gigante instalada sobre Avenida Entre Ríos se pasó un video instructivo en el que se contaron las historias de vida de mujeres que decidieron no abortar. "Cuando nació no sabíamos qué hacer con él y ahora no sabemos qué hacer sin el", decían los padres de un chico con síndrome de down, abrazados a su hijo. Es que -como asegurarían luego los organizadores de la campaña antiabortista sobre el escenario que montaron en Entre Ríos y Moreno- la despenalización causaría la "desaparición sistemática" de personas con capacidades diferentes.

En ese mismo video se hablaba también del "síndrome post-aborto" y los supuestos síntomas, entre los que se mencionaba una "depresión severa" que podría conducir al suicidio. Además, advertía que "si se aprueba, tu hija de 13 años podría abortar sin que lo sepas" y que "van a poder abortar hasta los 9 meses". También hablaba de una estrategia de "las feministas" para aprobar la ley y enumeraba los nombres de las actrices, periodistas y políticos que se manifestaron a favor.   

El acto del escenario lo condujeron dos miembros de la campaña "Salvemos las dos vidas", hasta que apareció la periodista Viviana Canosa, que estuvo encargada de conducir el momento en que subió una mujer al escenario y le hicieron una ecografía en vivo. "Diputados, escuchen los latidos del corazón, acá hay pulsión de vida", festejaba ante el estallido de su multitud. 

"Se siente, se siente, la voz del inocente", cantaban los opositores mientras que, del otro lado de la Plaza, la ola verde retrucaba: "Si no hay aborto legal, qué quilombo se va a armar". 

Las dos movilizaciones en los costados de la Plaza de los Dos Congresos.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Aldous, dinosaurio Lta!. Nos vemos en el Senado para aprobar la ley.
4
A esto le llaman una crónica? Parece que ni fueron a la plaza.
Igual esta vez no hay grandes errores de ortografía, estilo, gramática, puntuación, coherencia, sentido... así que se las dejo pasar, mercenaries.
3
Mundial de fútbol, aborto (para distraer), política monetaria de martinez de hoz, devalución del 60%, el dólar por las nubes, inflación...¿qué más querés? si querías el proceso ya lo tenés. solo falta videla en el palco y dentro de unos años, frente a la plaza de los dos congresos, vamos a ver desfilar a las "abuelas del congreso" por la desaparición de sus nietos.
2
...lo que sigue va a ser un programa de esterilización a cargo del estado (con créditos del Banco Mundial), al que se van a plegar alegremente todas estos inútiles de la pequeño burguesía.
Las aludidas, mientras tanto, no aparecen en la marcha. Se nota que están buscando en los tachos de basura algo de comer para sí y para sus familias.
En otro orden, pero sobre el mismo tema, lo que queda de esta discusión inútil (o cortina de humo) es la brutal separación partidaria de legisladores que se han atrevido a tener una idea distinta sobre este asunto, utilizando los peores métodos del comunismo (aunque se digan socialistas). Creo que si los pudieran matar, lo harían. Después de todo, la vida no les importa nada.
1
¡Cuánta pasión por nada! ¡Cuánta histeria colectiva caminando sobre zapatillas caras y llevando pañuelos verdes que todavía no me queda claro quiénes lo paga.
Por supuesto, esta gente está ahí representando a una importante masa de mujeres pobres que necesitaría urgentemente abortar en hospitales públicos o clínicas a nuestro entero costo. Un negocio redondo para toda la cadena de felicidad que termina en las arcas de los grandes laboratorios. Y una forma de control poblacional. Lo