Diputados
Beder Herrera anunció que vota a favor del aborto y crecen las expectativas de una sanción de la ley
Luis Beder Herrera cambió de postura, De Mendiguren va por el Sí y la UCR confía en sumar. Si hay empate, define Monzó.

La interrupción del embarazo a la semana 14 de gestación comenzó a debatirse este mediodía en Diputado con discursos altisonantes y definiciones que alegraron a los promotores de la ley.

La mayor sorpresa fue el riojano Luis Beder Herrera, que había dicho estar en contra, ahora votará a favor. "Estaba en contra, hacía encuestas en La Rioja y daba que la mayoría se oponía. Luego empezó a cambiar y no puede ser que los cinco diputados votemos por el No", se explicó.

El riojano Beder Herrera estaba en contra pero cambió de idea "tras leer encuestas". La UCR confía en torcer varios de sus pares y así la votación está más pareja que nunca. 

Otro de esos cinco es Danilo Flores, del mismo bloque Argentina Federal, donde permanecen varios indecisos: el salteño Javier David (ayer dejó trascender que se oponía, pero en su entorno creen que podría variar), los pampeanos Melina Delú y Ariel Rauschenberger siguen sin hablar. Hablan de que podrían di

Las ausencias pueden ser letales, como la del misionero Hugo Franco, que ayer había avisado que no estaría. Tampoco se esperaba a Daniel Di Stéfano, pero apareció y está en duda. Elisa Carrió pero sus voceros aseguran que estará a la hora de votar y según los sondeos previos, 9 de los 10 de su bloque se oponen.  A muchos no se los vio por el recinto. 

El massista José Ignacio de Mendiguren y el macrista Alejandro García ratificaron que también se pondrán el pañuelo verde y en la UCR celebraban haber torcido a la santacruceña Alejandra Reyes.

Un caricia para los anti fue el catamarqueño Gustavo Saadi, que confirmó estar en contra de la ley porque "no es la solución". No dejó claro si estará o no al momento de la votación, pero si lo hace pulsará el botón rojo. 

El kirchenrismo sigue siendo el bloque con más respaldos a la ley, pero esta mañana se encontró con un problema: los formoseños Inés Lotto y Gustavo Fernández Patri, que daban en el bando entre los verdes pero ahora dudan. 

"La presión de Gildo Insfrán y la iglesia es muy fuerte", admitían. Insfrán y el resto de sus colegas peronistas patrocinan "peronistas x la vida", cercano a las curias del interior del país. José Luis Gioja los escuchó y junto a su coterránea Soledad Castro también votará en contra.

Con esas novedades, la pelea está más pareja que nunca, con chances de un triunfo para el aborto legal, si el resto del escenario se mantiene como hasta anoche. En una pelea con los bloques mezclados y sin jefes sólidos puede haber más sorpresas y hasta puede terminar definiendo Emilio Monzó, que tiene una cruz en su estrado, pero ya hizo saber que no está decidido a votar en contra. 

El debate comenzó con un discurso de Daniel Lipovetzky, macrista, promotor del aborto y coordinador de las audiencias de estos meses. "Le agradezco a Mauricio Macri darnos la oportunidad de debatir", se presentó.

Luego impuso postura: "No hay ningún artículo de nuestra Constitución que prohíba la legalización del aborto. Nunca se le dijo a ningún Estado miembro de la ONU que la interrupción voluntaria del embarazo violaba una convención internacional".

Lipovetzky se ganó los aplausos kirchneristas, el bloque con mayoría de militantes de la causa. El mismo reconocimiento tuvo la radical Brenda Austin, referente del grupo de diputados que peregrinó estos meses con pañuelo verde.

"Hay dos opciones el si o el no. Una impone la liberad y la otra que obliga a obrar como un sector, minoritaria pero existente y con poder de lobby", le pegó a la iglesia y sacó chapa de militante de Franja Morada con citas a las mujeres radicales y Alfonsín.

Pareció responderle Nicolás Massot, de Córdoba, jefe del PRO y referente de los antiabortistas. "Nunca nos ocultamos en ninguna obediencia debida, nunca antepusimos el verticalismo político frente a las convicciones. Y nunca eso nos llevó a ocultar el verdadero problema que hoy estamos discutiendo", le dedicó.

"¿Qué esto de que (el aborto) ocurre igual, a qué nos estamos refiriendo, qué pasa con lo que ocurre igual?", se indignó y logró tensionar el recinto con otras frases desafiantes como negar que se trate de una ley de jóvenes o mujeres, o recordar la resistencia de Cristina Kirchner a debatir el aborto ("En esto fui kirchnerista", ironizó) y cruzarse con Horacio Pietragalla y Juan Cabandié.

"¿Vos de que lado estas Juan? Nunca en democracia nos animamos a tanto", lo desafió. Nombró a Mayra Mendoza y Máximo Kirchner la detuvo para que gritara. Pronto se acercó a abrazarlo con ganas Cornelia Schmidt-Liermann, la macrista más interesada en que no salga la ley.   

El recinto tuvo imagen atípica, con pañuelos verdes desparramados por todas las bancas, pero dominando casi totalidad de las del Frente para la Victoria-PJ, hasta Daniel Scioli, en otra época opositor a esta ley. Dejó su banca limpia Fernando Espinoza, que el fin de semana cuestionó los abortos clandestinos, sus pares lo creen de su lado pero no termina de confirmarlo.

En Cambiemos eran clara minoría, pero se divisaban con el color la Campaña Josefina Mendoza, Yannina Gayol, Karina Banfi, Alejandra Martínez, Brenda Austin, Silvia Lospennato, Waldo Wolff y con citas en el corazón Martín Lousteau y el ex Greenpeace Juan Carlos Villalonga.

El massismo y Argentina Federal (bloque de los gobernadores), donde los antiabortistas son minoría, no hubo verdes a la vista. Y los detractores del aborto no pintaron sus bancas con el celeste marca registrada de "las dos vidas".

La votación recién llegará y ya hay discursos que hicieron sentir. Daniel Filmus comparó los antiabortistas a los detractores del aborto con los que en su momento se opusieron a la ley de educación sexual y al matrimonio gay. Lo aplaudió a rabiar Lospennato.

José Luis Ramón justificó su doble cambio de opinión (estaba en contra, luego a favor y luego en contra) en la realidad del interior del país, "desconocida en Buenos Aires".

Y el socialista Luis Contigiani estalló en ira, tras días de ataques de la juventud de su partido por oponerse a la ley. "Tengo la convicción de que la vida hay que defenderla, no hay ninguna causa para eliminar una vida, no puede ser esa la convicción de la política, me revelo frente a eso".

"¡No me importa que me linchen en las redes sociales! ¡Hay mujeres que mueren de hambre! ¡Hay que ponerle comida en la boca!", gritó. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Mundial de fútbol, aborto (para distraer), política monetaria de martinez de hoz, devalución del 60%, el dólar por las nubes, inflación...¿qué más querés? Si querías el proceso ya lo tenés. olo falta videla en el palco y dentro de unos años, frente a la plaza de los dos congresos, vamos a ver desfilar a las "abuelas del congreso" por la desaparición de sus nietos.
2
¿ que va a votar el cachalote nefasto empastillada y con olor a bebida Carrió?
1
ningun diputado del norte va a votar por el si, no pueden volver a la casa despues