Aysa02.09.2017
(2)guardarlectura zen
Exclusivo: Lopetegui quiere sacar Aysa al mercado para que tome deuda y financie obras
LPOEl gobierno estudia la manera de "desconsolidar" Aysa de la estructura del Estado.

Apretados por la doble tenaza de una deuda creciente y un déficit altísimo, en la Casa Rosada agudizan la imaginación para mantener un buen nivel de obra pública y achicar el gasto al mismo tiempo.

Hasta ahora el gradualismo se financió aumentando de manera dramática el endeudamiento externo, pero ese camino no es sostenible en el mediano plazo.

El grueso de la obra pública de infraestructura social básica recae sobre Aysa, la empresa de aguas nacional, que tiene a cargo entre otros trabajos la que será la más grande obra del primer mandato de Macri, el denominado Colector Margen Izquierda, que plantea el saneamiento de buena parte del Conurbano más postergado.

Este año Aysa tiene previsto desembolsar una inversión de 19 mil millones y el próximo el plan prevé un recórd histórico de 32 mil millones. No es casualidad: Macri fijo como prioridad en su estrategia de ir reduciendo la pobreza, avanzar a fondo con la provisión de cloacas y agua potable, hasta alcanzar niveles similares por lo menos a los de Uruguay.

Este año Aysa tiene previsto desembolsar 19 mil millones de pesos en obras, pero en el 2018 esa cifra treparía a los 32 mil millones, por eso Lopetegui analiza como volver sustentable ese nivel de gasto.

El problema es que esa estrategia tan agresiva se choca con las crecientes restricciones financieras y presupuestarias. Por eso en el máximo nivel de la Casa Rosada, el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, analiza una estrategia audaz: Desconsolidar Aysa de la estructura del Estado y sacarla al mercado como una sociedad anónima que opera bajo su propio riesgo y tome deuda para financiar sus obras.

Aysa es una sociedad anónima en la que el Estado tiene el 90 por ciento y el gremio de sanidad que lidera José Luis Lingeri, el otro 10 por ciento.

Los tarifazos de agua que instrumento Macri al inicio de su gestión -con mucho menos ruido que los eléctricos-, le permitieron a esta compañía pasar al verde sus números y al mismo tiempo absorber el servicio de ocho municipios del Conurbano, hartos del pésimo servicio de la empresa de aguas bonaerense.

La discusión en el gabinete

La idea de Lopetegui es respaldada por el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua, de quien depende Aysa, bajo la conducción del ministro Rogelio Frigerio. Mientras que en la propia empresa que dirige José Luis Inglese, la posibilidad despierta un entusiasmo importante.

Aysa es la tercer empresa de aguas más grande del mundo y una de las más importantes compañías de la Argentina. Su salida al mercado le daría a la gestión un nivel de autonomía y fluidez que anhelan en la compañía.

Si bien Lopetegui pretende que la "desconsolidación" de Aysa esté concretada en los próximos meses, la operación está generando discusiones importantes al interior del gabinete.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, no es un entusiasta de la idea de que una parte importante del endeudamiento externo es escape de su control directo. Su jefe de Gabinete, el ex JP Morgan, Pablo Quirno, es uno de los que más recelos plantea.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
¿más deuda? ladrones asesinos hambreadores
1
Deuda , deuda y más deuda . Esta película ya la vimos...