Gobierno14.07.2017
(0)guardarlectura zen
Pulseada en el Gobierno por el destino del Enacom y Arsat
LPOIbarra quiere absorber las áreas que deja Aguad, pero en la Rosada temen crear un superministerio.

La partida de Oscar Aguad a Defensa y el desmantelamiento del Ministerio de Comunicaciones enfrentan por estas horas a dos sectores importantes del Gobierno que pujan por heredar el Enacom y la empresa de satélites Arsat.

Tras la eliminación de Comunicaciones, el boceto inicial indicaba que todas sus áreas, entre las que se encuentran el Enacom y Arsat, pasarían a depender de una secretaría de Comunicaciones del ministerio de Modernización que encabeza Andrés Ibarra.

Sin embargo, un sector del gobierno le están sugiriendo a Mauricio Macri que el decreto con el que dará por muerto al ministerio que hasta el lunes estará en manos de Aguad, incluya el traspaso de esos organismos a la Jefatura de Gabinete.

La idea inicial era que el Enacom y Arsat pasen al Ministerio de Modernización, pero ahora se evalúa colgarlos de la Jefatura de Gabinete. "Cuidado que no estemos creando un superministro", advierten miembros de del gabinete en referencia a Andrés Ibarra.  

El argumento es que Marcos Peña tiene a cargo la relación del Gobierno con los medios y el diseño de la política de comunicación y por eso sería lógico que tenga bajo su órbita el Ente Nacional de Comunicaciones -que está redactando la nueva ley de Medios- y Arsat, cuyos satélites brindan servicios para la televisión y las telefónicas.

Si bien hasta el momento Jefatura de Gabinete no disputaba esas áreas, comenzó a hacerlo luego de que el destino de ellas fuera el ministerio de Ibarra.

Además, otros sectores del gabinete miran con preocupación la creación de un superministerio, aunque bastante más acotado que el que supo manejar Julio de Vido durante el kirchnerismo. Es que Ibarra no sólo tiene el control de cada contrato y licitación que hace todo el Ejecutivo, sino que tiene una estrecha relación de confianza con Macri.

"Ibarra no es lo mismo que Aguad", repiten en el Gobierno. El ministro de Modernización, que ya había tenido ese cargo en el paso porteño de Macri, acompaña al presidente desde Socma y Boca.

Macri en la cena de camaradería de las Fuerzas Armadas de este jueves presentó a Aguad como nuevo ministro de Defensa.

Mientras que en el Enacom repiten que sea cual sea el destino del organismo que encabeza Miguel de Godoy, seguirá siendo un ente autónomo, en Arsat reina la incertidumbre.

La empresa la dirige el cordobés Rodrigo de Loredo, cuyo único activo, ya que no es especialista en satélites, es ser yerno de Aguad. Por ese motivo podría ir a Defensa con su suegro.

De Loredo, que hoy dirige Arsat, tiene como principal mérito para ocupar ese cargo ser yerno de Aguad. Por eso en el Gobierno se menciona su posible salida del cargo para acompañar a su suegro a Defensa.

De Loredo dejó abierta una disputa internacional tras confirmar que la empresa lanzará su tercer satélite. El Arsat 1 se lanzó el 16 de octubre de 2014, el Arsat 2 el 30 de septiembre de 2015 y el Arsat 3 está previsto que se lance en el año 2020 luego de que lo construya el Invap.

A fines de junio, cuando ya estaba prácticamente confirmado el pase de Aguad a Defensa y por ende la eliminación de Comunicaciones, De Loredo viajó a Washington para cerrar un acuerdo con la empresa norteamericana Hughes para conformar una empresa conjunta.

De Loredo convenció al vicejefe de gabinete Mario Quintana de lanzar el Arsat 3, una idea que el kirchnerismo tenía planeada para 2019 y que Macri frenó tras asumir.

Quintana ahora esta medio arrepentido porque se terminó de dar cuenta que Loredo lo envolvió y terminó avalando una política kirchnerista que cierra un negocio de 230 millones de dólares para una sola empresa, en este caso Hughes. Es que la empresa, tras acordar recientemente con los norteamericanos, le embarró el camino a otros competidores mundiales como la española Hispasat que quiere entrar en el negocio.

No es el único problema que deja Aguad tras su paso a Defensa: Quintana quiere hacer un ajuste importante en el Correo Argentino, ya que según el vicejefe está lleno de "ñoquis" heredados de La Cámpora.

Aguad, que no pudo arreglar el desequilibrio del Correo, tambaleó en medio de las denuncias contra el presidente por el acuerdo entre el Estado y la empresa que perteneció al Grupo Macri

Por otro lado, Clarisa Lifsic de Estol, la secretaria de Promoción de Inversiones del Ministerio de Comunicaciones, no tendría asegurada su continuidad, según publicó Clarín. Estol tiene serias resistencias en un sector del Gobierno, porque siguió trabajando en el sector privado, pese a ser funcionaria desde fines de 2015.

En el último balance anual de Pampa Energía, presentado en noviembre de 2016, Lifsic de Estol figura como directora titular de la empresa y miembro titular del Comité de Auditoría de la misma firma, propiedad de Marcelo Mindlin.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.