Córdoba11.04.2017
(2)guardarlectura zen
Un gravísimo caso de contaminación amenaza el futuro del Grupo Roggio
LPOEl desborde en la planta de residuos tóxicos Taym habría contaminado el agua que consumen un millón de personas.

La inundación y el desborde de agua contaminada en la planta de residuos tóxicos de la firma Taym, ubicada unos 30 kilómetros al sur de la Ciudad de Córdoba, amenaza el futuro del poderoso Grupo Roggio, que trata de evitar la activación del millonario seguro ambiental.

El hecho se produjo el 28 de marzo pasado en medio de un feroz temporal que afectó a la zona e inundó la planta, donde colapsaron los terraplenes de contención. El agua que inundó Taym empezó a avanzar hacia el canal Los Molinos, que es el que abastece la planta potabilizadora de Aguas Cordobesas. Desde allí sale el agua que consume el 30 por ciento de la capital provincial, más de un millón de personas.

Un detalle para nada menor. El Grupo Roggio es el dueño de la planta de residuos tóxicos Taym, es el concesionario de Aguas Cordobesas y está a cargo del entubamiento del canal Los Molinos, una obra largamente prometida y que se terminaría recién el año próximo.

Según el gobierno provincial y la empresa, la planta potabilizadora se cerró antes de que el agua llegue a ingresar y se reabrió recién cuando -según esa versión- el peligro estaba descartado. A pesar de esta información, el caso generó una psicosis social en Córdoba y localidades cercanas. "Estuvimos a un tris de un desastre ecológico y ambiental", admitió el gobernador Juan Schiaretti.

Sin embargo, no son pocos los que creen que el desastre se produjo. Esto alimentado por los resultados preliminares de los estudios encargados por la fiscalía de Alta Gracia, que investiga el hecho. Los trabajos realizados por la Policía Judicial y la UTN confirmaron la presencia de contaminantes (herbicidas, aceites y metales) en aguas tomadas en las afueras de Taym y el canal Los Molinos. No está comprobado aún que esos contaminantes hayan salido de Taym y por ahora se estima que podría ser resultados de los agroquímicos que se usan en el campo.

Juan Schiaretti

En el Gobierno insisten que los estudios del agua que llegó a la planta potabilizadora no muestran rastros de contaminación. Se basan en un trabajo del centro de investigación CIQA, de la UTN. No obstante, ese organismo está cuestionado ya que el secretario de Ambiente provincial, Javier Britch, es al mismo tiempo codirector del CIQA.

Roggio comprometido

La principal amenaza que tiene hoy por hoy el Grupo Roggio es que se compruebe que los materiales que contaminaron el agua del canal Los Molinos salieron de Taym y no de los campos rociados con agroquímicos. "Si se demuestra que la empresa Taym no cumplió con los protocolos, le tiene que caer todo el peso de la ley", advirtió Schiaretti.

Según supo LPO, Roggio está tratando de evitar por todos los medios que se active el seguro ambiental, que este tipo de empresa está obligada a contratar justamente para responder inmediatamente ante los casos de contaminación, lo que se conoce como remediación. Justamente, la idea de estos seguros es evitar que las firmas se aferren a la finalización de los juicios para hacerse cargo de los daños ambientales.

Vigentes desde 2008, la única vez que se activó un seguro ambiental fue el año pasado tras el derrame de la Barrick Gold en Veladero. El ministerio de Ambiente nacional, que es el depositario, ejecutó la garantía de 50 millones. En el caso de Roggio, de comprobarse la contaminación, también debería desembolsar una cifra millonaria.

Fuentes al tanto del hecho explicaron a este medio que de comprobarse la contaminación del agua potable, el caso tomaría tal magnitud que pondría en serio riesgo el futuro del Grupo Roggio. A la millonada del seguro, le sumaría una avalancha de juicios de los consumidores y sus negocios en Córdoba quedarían en la cuerda floja.

"Roggio tiene trato privilegiado en Córdoba. En 2006 le hicieron un contrato a medida para que se quede con Aguas Cordobesas", recordó ante LPO un dirigente de la oposición. "Con ese trato privilegiado, me pregunto cuántos controles tuvo Taym en los últimos 5 años. Nos dijeron que diez días antes Ambiente había realizado una de las inspecciones anuales, pero no hay papeles. Dudo que haya tenido controles", comentó.

En ese contexto, en la oposición a Schiaretti ya trabajan en un proyecto para la rescisión del contrato de Roggio con Aguas Cordobesas, mientras que grupos de ambientalistas exigen el cierre de Taym, donde se tratan residuos industriales provenientes de otras provincias. Algunas denuncias indican que muchos de esos residuos se depositan sin tratamiento.

Uno de esos grupos, Fundación Natura, denunció en un video que durante la clausura de la planta Taym, se vio a camiones retirando material contaminado al tiempo que otros camiones ingresaban tierra limpia.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Esto lo pasaron en C5N el sabado a las 20 hs
1
no se puedo contaminar así, esto no da para más