Exclusivo07.04.2017
(5)guardarlectura zen
Techint presiona para que Macri imponga un arancel de 139% a su competencia china
LPOMiguel Braun había prometido que los empresarios "deberán adaptarse a la quita de aranceles"

A fines del año pasado, un grupo de empresas del acero que responden a Paolo Rocca iniciaron una demanda por dumping ante la Secretaría de Comercio que conduce Miguel Braun, contra la importación de tubos sin costura, el producto estrella del grupo Techint. 

En la demanda, Siderca y SIAT -del grupo Techint- y Tubhier -de Alberto Buhar- solicitaron preventivamente un arancel del 138,73% para equiparar el precio de sus tubos para gas con los importados del único competidor mundial de Techint en el mundo: China.

Gracias al lobby de la firma de Rocca, el 6 de diciembre pasado Braun firmó la resolución 429-E/2016 por la cual resolvió "la apertura de investigación por presunto dumping en operaciones de exportación hacia la REPÚBLICA ARGENTINA de tubos de acero de los tipos utilizados en oleoductos o gasoductos, soldados o sin soldadura (sin costura), (...) originarias de la REPÚBLICA POPULAR CHINA..." y de forma conjunta la fijación transitoria de este 139% para la importación de los mencionados insumos clave para el gasoducto.

La pelea no era filosófica. Techint pulseó fuerte para sacar a sus competidores chinos de la construcción de los gasoductos de Córdoba, que Macri se comprometió a financiar y que cuya construcción esta a cargo de la denunciada Odebrecht y la empresa que su primo Calcaterra le vendió a Marcelo Mindlin (Iecsa).

Cuando Techint pidió el arancel del 139%, los tubos chinos valían 1.100 dólares por tonelada, contra 2.500 de la empresa de Paolo Rocca. De aplicarse la medida, los chinos se volverían más caros.

Como advirtió LPO en su momento, cuando se desató la pulseada en Córdoba, el precio de los insumos chinos era de 1100 dólares por tonelada de tubos, mientras que el de Techint-Tenaris era de 2500. De aplicarse el arancel, los tubos chinos se encarecerían hasta superar el costo de los nacionales.

En el texto de la resolución, se destaca que la Comisión Nacional de Comercio Exterior tomó de forma indicativa el diferencial de precios entre los tubos nacionales y los chinos, pero consideró que las empresas demandantes -Techint y Tubhier- tenían participación de mercado superior al 50% y ganancias por encima de la media como para necesitar el arancel. Por eso, luego de muchas idas y vueltas, desde Comercio resaltaron que el arancel no está operativo y que habrá que esperar el dictamen de la Comisión Nacional de Comercio Exterior, para saber si se aplica o no.

Pero lo cierto es que luego que Comercio avanzara con la medida propuesta por Techint, la zigzagueante relación entre Rocca y Macri, entró en una fase más amigable. La semana pasada el CEO de la multinacional ítalo-argentina anunció una impactante inversión de 2.300 millones de dólares en Vaca Muerta, que curiosamente el Gobierno manejó con un extraño perfil bajo.

Falsa escuadra

Como sea, la medida deja en falsa escuadra al secretario de Comercio, Miguel Braun, que a menos de cinco meses de concederle a Techint un arancel de una magnitud fuera de serie, sacó pecho neoliberal en una entrevista y aseguró que los empresarios "deberán adaptarse a la quita de aranceles".

Francisco Cabrera y Miguel Braun.

En declaraciones al diario Clarín, Braun defendió la quita del arancel del 35% sobre la importación de computadoras que decidió su dependencia, que ya provocó una caída del empleo del 30% en el polo tecnológico de Tierra del Fuego. 

En su momento, Braun y su jefe Francisco Cabrera afirmaron que con esta medida -que hasta festejaron con un video promocional-, se iba a duplicar el consumo de computadoras y a mejorar la competitividad de las demás industrias, gracias al menor costo de la tecnología.

Braun sacó pecho de neoliberal en una entrevista con Clarín y advirtió: "Los empresarios deberán adaptarse a la quita de aranceles". Mientras tanto su dependencia avanza con el arancel del 139% en favor de Techint.

No obstante, en el corto plazo lo que se verificó no fue una adaptación, sino una liquidación de stocks a precios de saldo porque las empresas locales anunciaron que no podrían competir con la industria china e iban a cerrar la producción. Tal fue el caso de la única empresa exclusivamente ensambladora de computadoras de Tierra de Fuego y de las empresas de la provincia de Buenos Aires, que optaron por reorientarse a la importación y la reparación.

 Así, el secretario Braun dejó en claro que la apertura económica solo rige para algunos, ya que los mismos argumentos de aumento de la productividad podrían esgrimirse en el caso del gasoducto de Córdoba, que abarataría los costos tanto a hogares como a fábricas. O bien a todos los sectores que se están quejando por el aumento de importaciones provenientes del gigante asiático, ya que, como señala Techint en sus denuncias contra el dumping, China subsidia a más del 80% de las principales empresas del país y tiene un régimen promocional de exportaciones que las abarata.  

Schiaretti contra la pared

En diciembre, cuando Braun encaró la suba del arancel a los tubos de acero sin costuras provenientes de China, sabía que la pelea de fondo era por los gasoductos de Córdoba, cuya construcción perdió el Grupo Techint, pero ahora apostaba a ser el gran proveedor.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

Cuando se licitaron los trabajos, los ganadores fueron la empresa china CCCC (China Communications Construction Company Ltd.), Iecsa y una UTE entre la cordobesa Electroingeniería, la China Petroleum Pipeline Boreau (CPP) y la brasileña Odebrecht.

La principal diferencia de precios se debió a las 46.000 toneladas de tubos de acero sin costura que representan en el proyecto ganador un ahorro de 64,4 millones de dólares. Por las quejas del grupo Techint, junto con el apoyo la Cámara Argentina del Acero, Córdoba aceptó -a pedido de de Macri- imponer como condición que el 50% de los tubos de los pliegos sean de producción nacional. En retribución, Rocca redujo el precio de la tonelada de tubos de 2.500 dólares a 1.500 dólares, pero quedó lejos de los 1.100 dólares de los chinos.

La suba del arancel que empuja Techint para proteger su producto encarece la obra de los gasoductos de Córdoba en unos 65 millones de dólares, dinero que el gobernador Schiaretti dice no tener.

Por eso, siguió adelante el lobby ante el Gobierno Nacional para conseguir la tremenda suba del arancel, que en los hechos elimina a su competencia. Esto encarece en casi 65 millones la obra, dinero que en una primera instancia el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, dijo no tener. Al quedar forzadas a comprar tubos de acero argentinos, los chinos retiraron el financiamiento. Y Córdoba tuvo que volver a licitar los tramos y tomar 110 millones de dólares con respaldo de la Anses.

Por ahora, solo Odebrecht comenzó la construcción. Según supo LPO, Techint ahora es el proveedor del 80% de los tubos y hay otros dos proveedores nacionales que aportan partes menores.

Desde la provincia de Córdoba aseguraron a este medio que el acuerdo vigente es aquel por el cual la firma de Paolo Rocca bajó los precios de 2.500 a 1.500 dólares por tonelada y que se van a utilizar tubos 50% nacionales y 50% chinos al precio sin arancel.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Los grandes empresarios argentinos...de empresarios no tienen nada.

Son ALMACENEROS. No hablen más de innovación ni esas huevadas.
4
Los tubos sin costura chinos vienen con un dumping atroz, en todo el mundo se les pone aranceles similares.
3
OTRO QUE QUIERE CAZAR EN EL GALLINERO. TIPICO DE EMPRESARUCHOS ARGENTOS.. COMPETIR SIN COMPETIDORES.. SU CLAVE DEL EXITO..

DESPUES SACAN PROPAGANDAS QUE SON LIDERES EN EL MUNDO Y DEMAS SANDECES.

2
Como se dice en España "se bautiza quien tiene padrino y el que no...se queda moro". Que lindo es ser empresario en este país y amigo del presidente al mismo tiempo. No solo que ganan de normal fortunas en estas licitaciones plagadas de alegrias y globos amarillos...sino también el proveedor puede darse el lujo de bajar la tonelada de caño de u$ 2500 a 1500 y pedir que no entren productos iguales de China mientras el resto de las Pymes se joden por no tener de amigo a Mauri.. Increible no? Como buenos cazadores... no le titan a errar nunca...un verguenza.
1
Rocca, pusiste a este títere y ahora le pedís que se comporte como el gobierno anterior. Sacate un turno con el psiquiatra.