Provincia
Gray, Cascallares e Insaurralde empiezan a condicionar a Espinoza en el PJ
Suman más votos que La Matanza. Quieren una autocrítica, cambiar los apoderados y tener buena línea con Vidal.

Tras la derrota del peronismo provincial, los intendentes Martín Insaurralde, Fernando Gray y Mariano Cascallares exigen una autocrítica a Fernando Espinoza y empiezan a marcar la cancha del matancero para asumir los cambios necesarios a fin de no ser aplastados por la topadora del macrismo.

Como siempre, el poder de las voces se calcula en la cantidad de votos que representan. Los distritos de Lomas de Zamora, Almirante Brown y Esteban Echeverría suman cerca dos millones de electores, superando a los 1,8 millones de La Matanza.

Y son estos tres jefes comunales del Conurbano sur los que empiezan a gravitar en el futuro mapa del peronismo bonaerense.

Quieren cambiar a los apoderados del PJ, producir un viraje en la forma en que se maneja el partido y mantener una buena relación con María Eugenia Vidal.

De hecho la gobernadora electa habló por teléfono con Gray, le dijo que esperan poder trabajar bien y algunas otras frases de rigor. 

No se trata, todavía, de pelearle la presidencia a Espinoza, sino de revisar errores y empezar a hacer los cambios que hagan falta en este nuevo momento político.

Sostienen que La Cámpora, que tiene un intendente en el Conurbano y varios legisladores, debe seguir adentro del justicialismo, pero licuada. Tal como hizo Cristina con el peronismo, pero ahora al revés.

“Ahora para hablar van a tener que levantar la mano. No pueden interrumpir más con un papelito que trae la orden de la Jefa”, dijo uno de los intendentes a LPO.

En esto y en varios otros temas están de acuerdo con los gobernadores, que se están juntando para ver cómo seguir. La jefatura de bloque en Diputados, Juliana Di Tullio quedaría afuera de este cargo, y la incorporación de Ricargo Echegaray en la Auditoria General son las discusiones que se destacan esta semana en el peronismo. 

Por lo pronto, en provincia empiezan a conformarse nuevos polos de poder. Estos tres intendentes jóvenes lograron holgadas victorias en sus territorios y ya plantearon un posicionamiento dialoguista con la gestión entrante de Vidal.

Es natural, tras la derrota electoral, empiezan a despuntar nuevos liderazgos que buscan tener incidencia en el rearmado del PJ. Entienden que en este nuevo mapa pesará sin dudas un recambio generacional para encabezar un “nuevo peronismo”, y que tiene a otros dirigentes de peso como Patricio Mussi con una mirada similar.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    toporosario
    30/11/15
    18:40
    ¿ Patricio Mussi no era cristinista ? ¿ Tan pronto se cambió de bando ? Como decía borges : "los peronistas no son ni buenos ni malos : son incorregibles".
    Responder