AFA
Mascherano se cruzó feo con Crespi por las reventas de entradas
El líder del plantel le recriminó que no hubiera entradas para familiares mientras se revendían. Tensión en la AFA.

La inescrupulosa reventa de entradas para los partidos de Argentina en el Mundial de Fútbol fue motivo de un tenso cruce entre el plantel y los dirigentes de AFA, salpicados por maniobras investigadas por la justicia brasileña.

Según pudo saber LPO, Javier Mascherano, líder del equipo que jugó el domingo la final de la Copa del mundo, le recriminó la indiscriminada venta de tickets a Juan Carlos Crespi, vicepresidente de Boca y jefe de la delegación mundialista.

La bronca surgió por la intención de jugadores de trasladar a familiares y amigos a la final. Generoso, Crespi ofreció financiar charters a Río de Janeiro pero se negó a conseguirles entradas al menos a pagar a precio oficial de Fifa, que eran de 440 y 990 dólares.

Mascherano le tuvo que explicar que más importante que el traslado, que lo jugadores podían financiar de su bolsillo, eran las entradas al partido más trascendente de sus vidas. Según fuentes cercanas a AFA, Cerspi respondió que no podía garantizarlas y ahí la discusión subió de tono. "Es campeón del mundo en hacerse el boludo", definen al vice de Boca en la dirigencia. 

El volante le habría recriminado que mientras le negaba entradas en Buenos Aires se vendían a 70 mil pesos o en paquetes turísticos que llegan a 100 mil.

Masche todavía no había visto la filmación que ayer transmitió la televisión brasileña que muestra al gerente de selecciones Omar Souto y el jefe de seguridad del seleccionado Alberto Capuchetti vendiendo entradas en el hotel.

Según Luis Segura, vicepresidente de la AFA, se vendió “un remanente” de tickets que les giró al FIFA “a precio oficial”, que bien podría haber comercializado de forma oficial por la página web, como se vendieron las devoluciones del partido de tercer puesto que se jugó el sábado en Brasilia entre el local y Holanda.

Como explicó LPO, la reventa fue una constante durante todo el torneo y tuvo niveles de ganancia altísimos: para la primera fase las entradas de 80 dólares se conseguían por el portal Ticketbis a 1000, en octavos las de 120 a 2500 y para el resto del torneo los valores escalaron a 7 o 10 mil que valieron para la final.

Agencias de turismo como Biblos, situada en San Telmo, vendían paquetes de ida y vuelta por 25 mil pesos en primera fase, que llegaron a 64 mil en cuartos de final para terminar en 100 mil el domingo.

Lo increíble de esta empresa es que deseosa de llenar los chartes aceptaba pasajeros con entrada en mano pero no descontaba el valor oficial de la entrada sino el de la reventa.

Para la primera ronda la AFA les dio a los jugadores cinco entradas por gentileza y les vendió otro tanto a precios oficiales para que no se quejen. Contra Bosnia, Messi habría sido el más pretensioso comprando hasta 200 tickets.

Pero con el correr del torneo la venta fue disminuyendo hasta ser casi nula en la final. Y en el medio se conocieron entradas utilizadas con el nombre de dirigentes como Humberto Grondona y hasta de jugadores como el propio Mascherano.

La unión del grupo, clave para la buena campaña, ya hizo ruido en la AFA ni bien el plantel aterrizó y se negó a ir a la 9 de julio sin seguridad. Lo hizo saber en un comunicado twiteado por Mascherano, Lionel Messi, Ángel Di María y Ezequiel Lavezzi. Ahora tendrán que lidiar con ellos cuando vuelvan a hablar sobre las entradas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.