Diputados
Por la fractura radical, postergan la definición del jefe de Juntos en Diputados
El interbloque no tendrá autoridades y se manejará con una mesa compartida. El PRO es el partido más numeroso. De Marchi renueva la vice de la Cámara.

La división de la UCR en Diputados impidió elegir al jefe del interbloque Juntos, que de esta manera  funcionará sin una autoridad máxima y tomará definiciones en una mesa de referentes de las 7  bancadas que lo integrarán. No serán discusiones fáciles. 

La decisión de dejar vacante el cargo que hasta ahora ocupa el radical Mario Negri fue confirmada a LPO por fuentes de la UCR y del PRO, que tendrá el bloque más numeroso de Juntos con 49 miembros y mantendrá como vicepresidente de la Cámara al mendocino Omar De Marchi. 

Álvaro González, el diputado más cercano a Horacio Rodríguez Larreta, había empezado a porotear los votos para recuperar esa silla pero se bajó de la competencia con el objetivo de conservar la unidad. De Marchi tenía el respaldo de algunos referentes del interior, cansados de la pelea metropolitana entre halcones y palomas.

El jefe del PRO seguirá siendo Cristian Ritondo, está vez elegido por sus pares y en condiciones de reclamar la conducción del interbloque por liderar la fuerza más numerosa de Juntos, por mucha diferencia después de la fractura radical. 

En 2019 también tenía esa escarapela pero no pudo ocupar ese cargo por la resistencia de Elisa Carrió, que pidió e impuso a Negri. También lo reclamó la semana pasada, pero esta vez su voz no fue decisiva. 

Si intentaba serlo, Ritondo se había aliado a los radicales rebeldes de Evolución para proponer una votación nominal que eligiera autoridades del frente. Se hubiera impuesto, aún sin los 18 diputados PRO leales a Patricia Bullrich que intentaron reemplazarlo por Gerardo Milman. Lo mejor fue dejar esas definiciones para otro momento. 

Se rompió la UCR en Diputados: Yacobitti armó su bloque y lo presidirá De Loredo 

Ritondo le cambió el nombre a su bloque, que se llamará Frente PRO, y así logró retener a Rogelio Frigerio, quien hasta la semana pasada evaluaba hacer una bancada propia con el también entrerriano Gustavo Hein. No podrá jurar este martes, porque tiene Covid 19. 

Los sanjuaninos Marcelo Orrego y Susana Laciar seguirán con una bancada propia y aliada a Juntos. Orrego la tuvo estos años, pero siempre votó con la oposición. 

Juntos tendrá 7 bloques y sin un jefe las definiciones las tomará una mesa con referentes de cada espacio. El frente PRO será el más numeroso, con Rogelio Frigerio adentro. Y Ricardo López Murphy tendrá un monobloque. 

Así las cosas, Juntos por el Cambio estará integrado por 7 bloques. Dos serán radicales: la UCR oficial  conducida por Mario Negri y con 33 diputados; y Evolución, el sello de Martín Lousteau, tendrá 12 y será presidido por Rodrigo De Loredo. 

Once miembros tendrá la Coalición Cívica, liderada por Juan López. Emilio Monzó y Margarita Stolbizer harán bloque con Domingo Amaya y Sebastián García de Luca, ambos migrados del PRO. 

Ricardo López Murphy estará solo: votará como quiera y podrá pedir una silla en reuniones de labor parlamentaria. Este lunes compartió un evento en la Fundación Friedrich Naumann con José Luis Espert, el liberal que tendrá su bloque con Carolina Píparo, ambos electos en Buenos Aires. Javier Milei y Victoria Villarruel, los otros liberales electos en capital, armarán su bancada. No se quisieron unir. 

Rogelio Frigerio. 

Sin un jefe que ordene, las 7 cabezas de Juntos deberán debatir a modo asamblea para definir una postura común de los 116 diputados antes de cada sesión. Sino, votarían divididos, como ocurrió en algunas ocasiones durante estos dos años. 

Uno de los reproches de los radicales rebeldes fue que Negri sólo reunió al interbloque en diciembre de 2019 y después actuó con filtros de diputados encargados de contener a los revoltosos y cumplir con los cabecillas. Había mucha tensión pero esas segundas líneas lograban unificar posturas tarde o temprano. Ahora no será tan fácil. 

Rodrigo De Loredo. 

La indefinición de las autoridades de Juntos no altera la sesión preparatoria de este martes, porque el reglamento no reconoce esa figura sino la del bloque a secas, que sí debe presentarse con acta oficial y autoridades para existir.

Por lo pronto, la decisión es que hasta marzo Juntos no tenga un jefe, pero si no se llegara a un acuerdo podrían funcionar sin una mandamás un tiempo más largo. El principal dilema irresuelto es quien cierra los debates, un rol que monopolizaba Negri y sus rivales de Evolución exigen repartir. 

El cordobés sí retuvo la vice tercera de la cámara para sus dirigidos, por ser la tercera fuerza en número, y habrá un pase de manos entre mendocinos: antes de mudarse al Senado, Alfredo Cornejo se la dejará a Julio Cobos, quien volverá a presidir sesiones, esta vez en Diputados. 

Ricardo López Murphy. 

El ex gobernador auspició de "mediador" en la interna, pero no evitó la ruptura ni una escena de pugilato entre Gerardo Morales y Lousteau en el Comité. Su paso de baile hasta ahora le resulta: dos diputadas afines (Jimena Latorre y Pamela Verasay) firmaron el primer documento de Evolución, pero no se integrarán a ese bloque. Cobos no lo firmó y será vice de la Cámara.

El salteño Miguel Nanni también adhirió a la primera proclama de los rebeldes pero no quiso sacar los pies del plato. Y el gran logro de Negri fue retener a Facundo Manes, quien parecía decidido a la libertad de un monobloque. 

Pesaron en su decisión los resabios de la interna radical de la provincia del año pasado, en la que su hermano Gastón integró la lista de Maxi Abad, quien le ganó a Gustavo Posse, respaldado por Lousteau.  

La disputa mayor en Juntos será el reparto de lugares en las comisiones: según el reglamento, deben espejar el recinto y se adjudican con sistema D'hont, el mismo que se usa para repartir bancas en las elecciones. 

O sea, los 12 de Evolución deberían reclamar más lugares que la Coalición Cívica de Carrió, quien los denostó en su acto aniversario del partido, el domingo pasado en Pilar. No alcanzó para que retrocedieran. Ni para terminar la interna. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.