comercio exterior
Trump podría bloquear el ingreso del acero chino en una medida que puede golpear a la Argentina
El gigante asiático podría volcar ese excedente a Latinoamérica a precio de dumping.

El secretario de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross, elevó este viernes a Donald Trump una serie de opciones para cumplir con su promesa electoral de defender a la industria siderúrgica de la creciente competencia extranjera. En la industria local ya temen que el acero y el aluminio chino inunden el mercado latinoamericano.

De acuerdo a un informe que The Wall Street Journal hizo trascender, para proteger a la industria estadounidense de las importaciones de acero, el Departamento de Comercio le recomendó al presidente tres opciones: o fijar una tarifa global del 24% o aplicar un arancel específico a un puñado de países o bien establecer un sistema de cuotas.

El puñado de países, liderado por China, incluye también a Brasil, Costa Rica, Egipto, India, Malasia, Corea del Sur, Rusia, Sudáfrica, Tailandia, Turquía y Vietnam. A esta docena de procedencias se le aplicaría un impuesto específico del 53%. Y la tercera opción es fijar una cuota o tope del 63% de las exportaciones de acero de cada país a los Estados Unidos en 2017, según el reporte del Departamento de Comercio.

Y para el aluminio, Ross recomendó o bien un arancel global del 7,7%, o una cuota del 86,7% de las importaciones de 2017 o un arancel específico del 23,6% para las importaciones de China, Hong Kong, Rusia, Venezuela y Vietnam.

Cualquiera de las medidas que tome Trump seguramente se enfrentará a la oposición de los republicanos más escépticos y de los demócratas, pero tienen mayor factibilidad de concretarse porque no dependen de su aprobación en el Congreso, ya que la sección 232 de la Ley de Comercio de 1963 lo habilita al presidente a fijar cuotas y aranceles en caso de considerar que las importaciones en cuestión suponen una amenaza a la seguridad nacional.

Se trataría de la primera medida puntual en favor de la siderurgia estadounidense, uno de sus fuertes apoyos en la campaña. Hasta ahora el principal gesto del presidente con el sector fue designar a Robert Lighthizer, un abogado con años de lobby contra el acero chino al frente de las negociaciones de Comercio Internacional.

"Solo se conocen las recomendaciones al presidente y hasta abril hay tiempo para que el Gobierno decida", dijo a LPO un importante industrial argentino a la vez que advirtió que para Latinoamérica "Se supone que los mayores riesgos van a estar en el desvío de comercio que va a generar el destino nuevo de los productos de países sancionados".

Como ni Argentina ni México forman parte de los países que están en la mira del Wibur Ross, la industria latinoamericana de ambos productos no cree que se verá directamente afectada, pero no descarta efectos de segunda ronda. Es que la sobrecapacidad mundial de acero es de 500 millones de toneladas -en su mayoría chinas- y la producción total de Argentina son 5 millones.

En este sentido, Paolo Rocca, CEO de Techint y las acereras de la región (nucleadas en Alacero) llevan años denunciando el dumping del acero de China, el país con más denuncias de prácticas comerciales desleales. Los otros países del Sudeste asiático están en la mira por las triangulaciones Chinas.

De la región, el único país apuntado es Brasil que -con una capacidad de producción de poco más de 50 millones de acero crudo al año- tiene una elevada capacidad ociosa y por ende capacidad exportable a partir de la profunda crisis económica que enfrenta el gigante sudamericano.

Para el industrial consultado por LPO, el principal riesgo regional es que Estados Unidos deje de absorber parte de la oferta mundial de acero y China le apunte a América Latina para vender su excedente de producción.

"Los desvíos de comercio pueden ser enormes y eso está sujeto a qué medidas tomen los países para protegerse en sus mercados", aclaró el industrial.

En México, confían que el 15% de arancel que fue aumentado con un 15% adicional alcance para desincentivar en una primera etapa la invasión del acero china. En Argentina, que atraviesa un importante atraso cambiario, los industriales no están tan confiados en que el Gobierno de Macri con su discurso aperturista vaya a elevar demasiado los aranceles ya otorgados.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.