Ciencia
El Conicet aceptó la propuesta de Barañao y levantó la toma
El ministro ofreció extender las becas por un año y los científicos aceptaron en una asamblea.

Los trabajadores del Conicet aceptaron, tras la realización de una asamblea, la posibilidad de que los becarios afectados por el recorte en los cupos mantengan sus puestos en la estructura del organismo, al menos hasta diciembre de 2017, tal como lo propuso el Gobierno, y de esta forma, el conflicto originado con la toma de la sede del Ministerio de Ciencia y Técnica encontró un principio de solución.

La contrapropuesta de los científicos del Conicet es que quedara afuera del acuerdo la posibilidad de que los becarios que reclamaban su reincorporación se sumaran al plantel de una empresa privada, tal como lo habían ofrecido las autoridades de la cartera de Ciencia y Técnica que encabeza Lino Barañao.

Además, los participantes de la asamblea piden que entre el 20 de enero y los primeros días de febrero se forme una mesa negociadora en la que participen los representantes de los Centros Regionales del Conicet, el gremio de ATE y los sindicatos que agrupan a los trabajadores de la universidades nacionales.

El comienzo de la resolución al conflicto, cuya fase final incluyó la ocupación pacífica del Ministerio desde el lunes hasta hoy por la tarde, se concretó en una reunión que el ministro de Ciencia Y Técnica Lino Barañao sostuvo con los delegados de los investigadores y que se prolongó por media hora, aproximadamente.

En ese encuentro, que comenzó pasadas las 14.15 en el cuarto piso del edificio de Godoy Cruz al 2200, se acordó un "acta compromiso" de cuatro puntos. Mientras se daba el diálogo, los manifestantes ingresaron al hall para esperar las definiciones con cánticos contra el ministro y el presidente Mauricio Macri. Afuera, recibían la solidaridad de automovilistas que hacían sonar sus bocinas frente al ministerio.

El primer punto del acuerdo establece la prórroga de la beca "a los 343 postulantes a la carrera de investigador científico y técnico" que fueron recomendados y no seleccionados para su ingreso, hasta el 31 de diciembre de 2017.

En segundo lugar, el acta señala que "el Conicet pone a disposición 107 becas extraordinarias" para los postulantes a la carrera de investigador científico y técnico que fueron recomendados y no seleccionados, y que actualmente "no pertenecen al programa de becas del Conicet", también hasta el 31 de diciembre del año próximo.

El tercer compromiso asumido es la creación de "una comisión mixta de seguimiento" del ingreso de los postulantes no seleccionados, que estará integrada por un representante de ATE, uno de cada agrupación de investigadores, y representantes tanto del Conicet como del Ministerio de Ciencia y Técnica.

El último punto del acta es el que establece que, con el acuerdo alcanzado, los manifestantes levantarán la toma.

Ayer, Barañao recibió a los investigadores y se comprometió a continuar negociando. Hoy por la mañana, en la quinta de Olivos, tuvo una reunión con Marcos Peña, tras la cual se había comprometido a recibir nuevamente a los científicos, lo que ocurrió pasadas las 14.15.

Antes del encuentro con Barañao, representantes de Ciencia y Técnica Argentina, Jóvenes Científicos Precarizados, Científicos Universitarios Autoconvocados y ATE brindaron una rueda de prensa en la que exigieron que todos los becarios fueran incorporados, como única salida posible al conflicto.

En esa rueda de prensa, la atmósfera se vislumbraba caldeada, y los científicos adelantaban que profundizarían la protesta si no hallaban respuestas satisfactorias. "El Gobierno juega con nuestro desgaste, pero si tenemos que pasar Navidad en el Conicet la vamos a pasar", dijo Lucía Maffey, de Jóvenes Científicos Precarizados, en ese contacto con el periodismo. "En su mayoría, son trabajadores que hace siete años forman parte del Conicet, pero son trabajadores precarizados", agregó.

Salvó la ropa

Barañao quedó en la cuerda floja por este conflicto que escaló a nivel nacional y por eso desde ayer corrieron fuertes rumores de su renuncia. Incluso empezaron a circular nombres de posibles reemplazantes, como el de Carlos Melo, técnico de la Fundación Pensar y referente de ciencia del PRO durante la etapa porteña de Macri.

Los rumores se acrecentaron este mediodía, cuando Macri suspendió la conferencia de prensa que tenía programada para luego del brindis con la CGT en la residencia de Olivos.

El acuerdo con los científicos le dio un respiro a Barañao, que había sido cruzado por varios bloques de la oposición que emitieron un comunicado.

Con 48 firmas, legisladores del Frente para la Victoria (cuyo gobierno fue integrado por el propio Barañao), el Movimiento Evita, el Frente Renovador, el progresismo y la izquierda se solidarizaron con los 500 becarios impedidos de ingresar por la falta de recursos del organismo científico.

Incluso el neurocientífico Facundo Manes, que suena para ser candidato del PRO y trabaja cerca del gobierno de María Eugenia Vidal, pidió que se duplique el presupuesto para la ciencia. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.