alerta
Por la inflación más alta en 40 años, se desploma la confianza de los hispanos para consumir
Surge de un sondeo de la Florida Atlantic University donde en casi todos los ítems, los latinos sienten que estarán peor

 Mientras que los demócratas y republicanos ya se pelean el voto latino de cara a las elecciones de noviembre, algo crucial teniendo en cuenta que esta comunidad son el segundo mayor grupo de votantes en el país, los números en términos de la sensación que éstos tienen sobre el futuro de la economía no le sonríen a Joe Biden.

Los hispanos en los Estados Unidos están mostrando menos confianza como consumidores para este 2022 debido a la inflación (que cerró el año pasado en 7%, la más alta en casi 40 años), algo que erosiona el poder adquisitivo de los salarios.

Así se desprende del Índice de Sentimiento del Consumidor Hispano que elabora la Universidad de la Florida Atlantic (FAU). El indicador cayó a 86,7 en el cuarto trimestre de 2021 desde 90,5 en el tercer trimestre, pero se mantiene muy por encima del 79,3 durante el cuarto trimestre de 2020, según la Iniciativa de Sondeo de Economía y Negocios de Florida Atlantic University (FAU BEPI).

Con el foco en el voto latino, la Casa Blanca presiona para que el Senado apruebe una ley clave

De esta manera, el optimismo disminuyó en cuatro de las cinco preguntas utilizadas para generar el índice. En el cuarto trimestre de 2021, el 59 por ciento de los hispanos sintieron que están mejor económicamente ahora que hace un año, frente al 62 por ciento en el tercer trimestre. 

Cuando se trata de si esperan mejorar financieramente el próximo año, el 70 por ciento manifestó que sí en comparación con el 78 por ciento en el tercer trimestre. Los hispanos también tienen menos confianza en las perspectivas económicas a corto y largo plazo.

En el cuarto trimestre, el 51 por ciento de los encuestados dijo que espera que el país experimente buenas condiciones para los negocios, frente al 53 por ciento del trimestre anterior. 

La inflación se suma a la tensión financiera que ya ha causado la pandemia de COVID-19. El aumento de precios está afectando las billeteras de los estadounidenses ya que alcanza un incremento no visto en 40 años, pero ciertos grupos demográficos como los hispanos son los que más lo sienten

Mientras tanto, el 53 por ciento de los encuestados afirmó que esperaban buenas condiciones económicas en los próximos cinco años, en comparación con el 58 por ciento que decía eso pero en el tercer trimestre.

La compra de artículos costosos, como una casa o un automóvil, es la única área en la que los hispanos mostraron un creciente optimismo, con un 53 por ciento que dijo que es un buen momento para hacer una compra importante, frente al 48 por ciento en el tercer trimestre.

Jerome Powell, de la Reserva Federal, es el encargado de controlar la inflación

"La inflación se suma a la tensión financiera que ya ha causado la pandemia de COVID-19", señaló Mónica Escaleras, Ph.D., directora de FAU BEPI. "La inflación está afectando las billeteras de los estadounidenses ya que alcanza un incremento no visto en 40 años, pero ciertos grupos demográficos como los hispanos son los que más lo sienten", agregó.

Escaleras hizo referencia a un informe del Bank of America que muestra que los hogares sin títulos universitarios, los afroamericanos, los hispanos y los que viven en áreas rurales se han visto más afectados por la inflación que otros grupos porque, en promedio, gastan una mayor parte de sus ingresos en bienes y servicios con los niveles más altos de aumento de precios. Esos artículos incluyen energía, alimentos, automóviles y artículos para el hogar.

Los datos de la FAU corroboran lo que otros estudios venían mostrando acerca del impacto directo de la inflación en la comunidad latina. La consultora McKinsey había detectado que los trabajadores latinos padecen una enorme disparidad salarial y una escasa representación en los puestos de trabajo mejor pagados. Esto hace que la inflación los golpeé aún más.

Esto sucede a pesar de que en la última década, los hispanos estadounidenses han sido el motor primordial en el crecimiento de la fuerza laboral, han tenido aumentos de ganancias por encima del promedio y dan cuenta de una creciente tajada en el crecimiento del gasto.

Wells Fargo dice que el ingreso medio real de los hogares hispanos aumentó a una tasa promedio de 2,2% anual entre 2010 y 2019, más rápido que la tasa de 1,5% para la nación en su conjunto. "La riqueza familiar promedio también creció casi tres veces más rápido que el hogar típico de los Estados Unidos durante la última década, lo que preparó a los hispanos para convertirse en una parte aún mayor del gasto en los años venideros", reseñó. 

La comunidad hispana está en peores condiciones para afrontar el aumento de precios en bienes y servicios, debido a que los salarios son proporcionalmente inferiores a los de los estadounidenses no latinos. A los hispanos se les paga colectivamente u$s 288.000 millones menos al año. En una situación de paridad total, podrían gastar 660.000 millones adicionales al año

Más allá de eso, la comunidad hispana está en peores condiciones para afrontar el aumento de precios en bienes y servicios, debido a que los salarios son proporcionalmente inferiores a los de los estadounidenses no latinos. La investigación de McKinsey encontró que a los hispanos se les paga colectivamente 288.000 millones menos al año. "En una situación de paridad total, podrían gastar 660.000 millones adicionales al año", dice el informe al que accedió LPO. Esto hace que los latinos ganen 73 centavos por cada dólar que gana un estadounidense nativo.

McKinsey afirma que el salario medio anual para los hispanos nacidos en el extranjero (31.700 dólares) es incluso más bajo que el de los latinos nacidos en los Estados Unidos (38.848 dólares), y ambos son significativamente más bajos que el salario medio anual de 52.942 dólares para los trabajadores blancos no latinos.

Si bien representan alrededor del 18% de la población del país, los hispanos sólo representan el 11,4% del gasto total del consumidor. Esto, que equivale a alrededor de u$s 870 mil millones en gastos de consumo anualmente, podría ser alrededor de 500 mil millones más si los gastos de los latinos igualaran su participación en la población de Estados Unidos. 

Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.