coronavirus
Biden baja el nivel de pánico por la quinta ola de COVID: "Esto no es marzo del 2020"
El presidente enfatizó que aquellas personas completamente vacunados no corren riesgos. Apuntó contra los no inmunizados

 En medio de un crecimiento exponencial de los contagios por COVID 19, Joe Biden salió a bajar los niveles de pánico y aseguró que "esto no es marzo del 2020". El mandatario presentó nuevos planes para aumentar el apoyo a los hospitales, mejorar el acceso al testeo a través de cientos de millones de pruebas rápidas en el hogar y ampliar la disponibilidad de vacunas que puede reducir los riesgos de la variante Ómicron.

El mensaje que envió Biden fue claro y estuvo dirigido a la gran porción de la población que no se vacunó o que no está completamente inmunizada, un registro elevado ya que representa alrededor del 40% de la población total.

"Sé que algunos estadounidenses se preguntan si pueden celebrar las fiestas de manera segura con su familia y amigos. La respuesta es, sí, pueden hacerlo si usted y las personas con quienes celebran la celebración están vacunados, especialmente si han recibido la vacuna de refuerzo", dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca, a escasos días de la Navidad.

El vertiginoso aumento de contagios por COVID golpea a la comunidad latina 
Por el contrario, advirtió a quienes aún no han recibido vacunas sobre la posibilidad de una enfermedad grave o la muerte en los próximos meses. "Todas estas personas que no han sido vacunadas, tienen una obligación con ustedes mismos, con su familia y francamente... con su país. Vacúnense ahora, es gratis, es conveniente y salva vidas", recordó. 

Esto no es marzo de 2020. Hay 200 millones de personas completamente vacunadas. Estamos preparados. Sabemos más. Solo tenemos que mantenernos enfocados

El presidente anunció la compra de 500 millones de pruebas rápidas de COVID-19 caseras y un plan para distribuirlas gratis a los estadounidenses que las soliciten a través de un sitio web. Los 500 millones de nuevas pruebas estarán disponibles el próximo mes y llegarán por correo.

El nuevo esquema de envío de testeos que anunció la Casa Blanca se produce en medio de un rebrote de contagios por la variante ómicron, que será la dominante en el país en los próximos meses.

Anthony Fauci, asesor presidencial de la Casa Blanca


Además de esta medida, Biden convocará a 1.000 miembros del ejército para desplegarlos en hospitales que estén al borde de su capacidad en enero y febrero, algo que estiman sucederá observando la tendencia actual de los contagios. Entre ellos habrá médicos, enfermeras y otro personal médico militar.

Luego del discurso, mediante su cuenta de Twitter, Biden fue enfático: "Esto no es marzo de 2020. Hay 200 millones de personas completamente vacunadas. Estamos preparados. Sabemos más. Solo tenemos que mantenernos enfocados", escribió.

Mientras que el presidente busca asegurar que aquellas personas vacunadas no tendrán mayores inconvenientes si se contagian, aquellos que aún no han recibido la vacuna podrían padecer una enfermedad grave o morir en los próximos meses.

"Tienen un alto riesgo de enfermarse. Casi todas las personas que han muerto de COVID-19 en los últimos meses no han sido vacunadas. Tu decisión puede ser la diferencia entre la vida y la muerte", remarcó.

Sin embargo, trató de llevar tranquilidad a la población: "Tenemos que preocuparnos por la variante Ómicron, pero no entrar en pánico". 

Por desgracia, creo que eso va a ocurrir. Vamos a ver una tensión significativa en algunas regiones del país en el sistema hospitalario, particularmente en aquellas áreas donde se tiene un bajo nivel de vacunación

Biden también abordó los esfuerzos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para expandir la capacidad hospitalaria y llevar anticipación suministros médicos a lugares donde las existencias pueden agotarse en las próximas semanas.

Esto se produce días después de que el principal asesor en enfermedades infecciosas del país, Anthony Fauci, advirtiera que es probable que haya un número récord de casos de coronavirus, hospitalizaciones y muertes a medida que la variante omicrónica se propague rápidamente. 

"Por desgracia, creo que eso va a ocurrir. Vamos a ver una tensión significativa en algunas regiones del país en el sistema hospitalario, particularmente en aquellas áreas donde se tiene un bajo nivel de vacunación", afirmó en el programa "State of the Union" de CNN.

Fauci describió la ómicron como "extraordinaria", con un tiempo de duplicación de dos a tres días. Esta variante representa el 50% de los casos de coronavirus en ciertas regiones del país, por lo que es casi seguro que se convertirá en la variante dominante. "Van a ser unas semanas, unos meses, difíciles a medida que nos adentremos en el invierno", aseguró Fauci.

Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.