Elecciones
Un empresario con apoyo republicano preocupa al vicegobernador de Texas y lo fuerza a un error en campaña
El conservador Dan Patrick enfrenta al demócrata Mike Collier, un ex republicano que recibe adhesiones del ala moderada del GOP. Por qué lo pone nervioso.

En el cierre de una campaña que, una vez más, se presenta favorable para los republicanos, Dan Patrick aparece enredado en una trama que lo perjudica. El vicegobernador de Texas choca con un rival que lo perturba más de lo que quisiera, el ex republicano Mike Collier.

El candidato demócrata a la vicegobernación tiene un perfil muy distinto al de Beto O'Rourke y su estrategia electoral apunta a disputar a gran parte del electorado histórico de los republicanos en Texas. Collier logró en las últimas semanas golpear al lugarteniente de Greg Abbott con una de sus consignas de campaña. Fue cuando comenzó a castigar a Patrick con una frase envenenada en medio de los apagones, "Arregla la maldita red eléctrica".

Collier suele presentarse como un hombre de negocios y experto que creó una empresa de energía en Texas y busca alejar la discusión política de los extremos. Su campaña viene creciendo con el apoyo de republicanos que parecen haber cruzado de bando. Entre ellos, el ex vicegobernador Bill Ratliff, el juez del condado de Tarrant Glen Whitley y el senador estatal Kel Seliger de Amarillo -dos funcionarios que abandonaran sus cargos a fin de año-: todos anunciaron su decisión de votar por él.

El extraño vínculo del vicegobernador de Abbott con BlackRock sorprende en la campaña de Texas

De perfil bajo y desconocido fuera del Estado, Patrick es un actor importante de la política de Texas. Dirige la legislatura estadual y es el líder del ala más conservadora del partido republicano. Sin embargo, no parece tan tranquilo como Abbott de cara a la batalla del 8 de noviembre. 

Patrick, el vicegobernador de Texas.

Los analistas consideran que, en los últimos días, el vicegobernador dio un paso en falso, producto de algún dato que lo perturba. Lanzó un aviso de campaña centrado en criticar a Collier, una forma indudable de reconocerlo como un contrincante que le preocupa. En un anuncio que se publica en la mayoría de los mercados televisivos de Texas, Patrick se enfoca casi exclusivamente en Collier y busca atacarlo por su vinculación con Joe Biden, un presidente de lo más impopular en Texas y las cuestiones de guerra cultural que disgustan a la base republicana. Durante la campaña de 2020, Collier fue asesor principal del ahora presidente.

Collier es un ex republicano que no tiene nada que ver con el perfil de Beto. suele presentarse como un hombre de negocios que creó una empresa de energía en Texas y busca alejar la discusión política de los extremos. 

La campaña de Patrick tituló el aviso "Políticas fallidas" y mostró a Collier fotografiado con Biden y comparando sus puntos de vista. Además, cuestiona al neodemocrata en todo lo que puede: lo presenta como partidario de temas tan diversos como las fronteras abiertas o la posibilidad de los atletas transgénero compitan con el género con el que se identifican.

El ataque directo de Patrick a su rival coincide con el crecimiento del candidato a vicegobernador de los demócratas. En las últimas semanas, el ex republicano Collier recolectó un puñado de respaldos notables del Partido Republicano.

Para el politólogo Mark P. Jones, director del Posgrado de Asuntos Globales de la Universidad de Rice, Patrick se vio obligado a mencionar a su retador. "Collier está generando mucha prensa con el apoyo de un grupo de republicanos moderados y ha logrado instalarse como candidato. La lógica de Patrick es que Collier ya perforó cierto nivel de conocimiento y se presenta como un tipo racional. Entonces, la decisión de mencionarlo para impedir que se siga dando el lujo de definirse a sí mismo", dice Jones. 

Why can´t Beto against Abbott?

A Patrick le sobran apoyos económicos. Obtuvo el aval del ex senador estatal Eddie Lucio, un demócrata de Brownsville que está organizando un torneo de golf para recaudar fondos para el viernes próximo. El caso de Collier es opuesto: tiene una campaña que cuenta con muchos menos recursos económicos, pero consiguió un lugar desde dónde posicionarse. 

La lógica de Patrick es que Collier ya perforó cierto nivel de conocimiento y se presenta como un tipo racional. Entonces, la decisión de mencionarlo para impedir que se siga dando el lujo de definirse a sí mismo. 

Sin embargo, la disputa de fondo es ideológica. Collier busca demostrar que Patrick es un político extremista que no está en contacto con los tejanos, ni siquiera sintoniza con las demandas de los republicanos de a pie y está desesperado ante lo que vislumbra como una posibilidad cierta de perder las elecciones. El enfrentamiento no es nuevo: en 2018, Patrick derrotó por un margen de 4,8 puntos porcentuales.

La semana pasada, Patrick había comenzado a transmitir un anuncio en todo Texas que promocionaba su historial en la asediada red eléctrica del estado. Fue un paso que le dio una oportunidad inmejorable a su contrincante. Collier tomó el tema como el eje de sus ataques contra Patrick y hasta lanzó una consigna de campaña que se popularizó entre sus seguidores: " Arreglar la maldita red ".

Ahora el vicegobernador de dos mandatos también está embarcado en una gira en autobús por 131 ciudades que se centró en visitar los bastiones republicanos rurales donde espera aumentar el puntaje de Collier. La estrategia, dijo Patrick, es llegar a los votantes en las partes más rojas de Texas, donde espera aumentar el puntaje de Collier el día de las elecciones.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.