Entrevista
El consultor republicano que anticipó la noche negra de Trump: "Es un cartucho quemado"
César Martínez Gomáriz es un consultor latino que trabajó en casi todas las campañas republicanas de los últimos 20 años. LPO lo entrevistó en exclusiva en agosto pasado y advirtió sobre la debilidad de Trump.

Cesar Martínez Gomariz es un consultor mexicano y experto en comunicación política que vive en Estados Unidos desde hace 40 años y reside en Los Ángeles. En 2020, se sumó a una misión ambiciosa: trabajar junto a un grupo de especialistas para impedir que Donald Trump lograra su reelección. Su mentor era Lionel Sosa, el legendario asesor de comunicación el mexicano-estadounidense que logró llevar a la Casa Blanca a Ronald Reagan, George H.Bush y George W. Bush. 

Sosa y Martinez Gomariz unieron fuerzas con Mike Madrid y Stuart Stevens en el Lincoln Project, un Comité de Acción Política creado para hablarle a los latinos de la necesidad de cerrar el ciclo de Trump en el poder. Sus avisos de campaña, en los que llamaban a los hispanos a "botar a Trump", fueron vistos por cientos de miles de personas.

Consultor político con 25 años de experiencia y director de MAS Consulting, Martínez Gomariz trabajó en las campañas de los republicanos en las últimas décadas. Asesoró a la fórmula de Bush con Dick Cheney en la presidencial de 2000 y en la campaña de reelección. Y siguió después junto a John McCain en 2008, Mitt Romney en 2012 y Jeff Bush en 2016.

Hoy sostiene que los republicanos decidieron darle "las llaves del partido" a un personaje extraño y considera que Trump es un "cartucho quemado" al que solo algunas "mujeres valientes" como Liz Cheney se animan de desafiar. Además, advierte que su primer gran  plagio fue robarle a Ronald Reagan la marca de Make America Great Again para hacer todo lo contrario de lo que proponía. Aunque no habla por el Lincoln Project, el consultor latino no descarta volver a ser parte del espacio con el mismo objetivo de ayer.

"Cumplimos nuestra misión, evitar que se reeligiera Donald Trump. Le hablamos al votante al que siempre le habíamos pedido que votara por candidatos republicanos y simplemente fue decirles: esta vez no. Vamos a darle un respiro a la democracia. Hay que evitar que este accidente del Colegio Electoral y la democracia se repita. Hasta ahí llegamos", dice.

¿Van a volver a reunirse para frustrar los planes de Trump?

Si hay necesidad en las de medio término, con todo gusto porque el trumpismo sigue vivo y hay que tener precaución. Lógicamente si en 2024 se presentara, hay que estar listos para evitar que pudiera reelegirse.

A diferencia de otros ex presidentes, Trump no se retiró de la escena política, respalda candidatos en todos los estados, se mantiene en el centro de la escena y es visto como favorito. ¿Qué deben hacer los republicanos que rechazan su liderazgo para derrotarlo en esta oportunidad?

Lo primero que hay que entender es que Trump rompió todas las reglas de civilidad política que existían primero en la interna republicana y luego en las generales. En el año 2000, la elección se definió por 537 votos en La Florida y por una decisión de la Corte Suprema 6 a 8 semanas después de la elección y el vicepresidente Al Gore aceptó el resultado y certificó la elección a favor de George W. Bush. El triunfo de Biden fue normal y Trump decidió no aceptarlo. Eso ha hecho mucho daño a la democracia de Estados Unidos. ¿Por qué? Porque la democracia no es solo contar votos, es que se crea en el proceso electoral.

Son pocos los republicanos que se animan a desafiarlo.

Está el caso de Liz Cheney, que está a punto de salir pero va a salir con la cara en alto.

Humillada por la derrota en Wyoming, Cheney no se retira y prepara su venganza contra Trump

¿Le adjudica un futuro nacional pese a la derrota aplastante que sufrió en Wyoming?

Yo creo que sí. Habrá un momento en el que el Partido Republicano volteará y se preguntará qué pasó. ¿Por qué le entregamos las llaves del partido de Lincoln, de Ronald Reagan y de grandes personajes que hicieron mucho por el país a un hombre externo nada más por estar contra el sistema? Cheney está diciendo no voy a comprometer al país nada más que por seguir una farsa política como la de Trump.

Habrá un momento en el que el Partido Republicano volteará y se preguntará qué pasó. ¿Por qué le entregamos las llaves del partido de Lincoln y Reagan a un hombre externo nada más por estar contra el sistema? Cheney está diciendo no voy seguir una farsa política como la de Trump y va a salir con la cara en alto.

Usted define a Trump como un accidente de la democracia.

Y del Colegio Electoral, que tiene ciertas formas. Cómo ganas el Estado, ganas el total de los votos del Colegio Electoral. Es algo arcaico y a veces la democracia te da estas sorpresas.

¿Que siga en el centro quiere decir que la democracia permanece dañada y necesita ser reparada de forma urgente?

Hay que cuidar la democracia. Nuestra vacuna es la participación. Trump es una persona que jamás en su vida, ni siquiera en su vida privada, ha aceptado una derrota. Es alguien que es ganar a toda costa. Estamos viendo que se llevó documentos clasificados de la Casa Blanca a su casa, está diciendo "Yo fui el CEO de United States Corporation por cuatro años y me los llevo a mi casa". Así no funcionan las cosas. La marca Trump siempre ha sido una marca mediática muy importante, siempre la ha sabido utilizar. Pero vendió muchas veces aire. En el Norte de Baja California, el Sur de California, hizo un resort y prometió a la gente que iba a ser una maravilla. Pero vendió aire. Está muy acostumbrado a vender aire y tiene esa forma de querer siempre salirse con la suya.

El consultor republicano que anticipó la noche negra de Trump: "Es un cartucho quemado"

El allanamiento a la casa de un ex presidente no tiene antecedentes.

El está lleno de procesos en su contra. Lo buscan por razones de impuestos. Yo pago más impuestos que Trump, cualquiera paga más que él, a él no le importa. El cree que puede estar por encima de la ley. Tiene dos intentos de impeachment. Nunca había ido el FBI a requisar documentos a la casa de un ex presidente. Es complicado. Ahora, lo peligroso es que él ha creado una serie de seguidores muy radicales a los que gusta motivar mucho. Las palabras de un presidente pueden ser muy peligrosas. Lo mostramos en uno de nuestros avisos: Trump denunciaba la invasión latina en el Sur de los Estados Unidos y eso terminó con una matanza en El Paso. Eso es lo peligroso de las palabras de alguien como Trump.

El allanamiento del FBI le generó apoyo hasta de rivales como DeSantis y Pence. ¿Estas investigaciones pueden frustrar sus planes de ser candidato o le sirven para victimizarse?

En primer lugar, la ley es la ley. Veamos qué dicen los documentos. Ahora, bien en lo político le va a ayudar a él con su base. Las opiniones ya están tan marcadas entre los que lo quieren y no lo quieren que difícilmente cambie algo. El votante variable es el que tiene que analizar y pensar: "¿en serio quisiéramos regresar al trumpismo?". Pero es importante también que los demócratas den opciones. También en el lado demócrata hay una gran parte que quisiera que el que se presentara no fuera Joe Biden. Hay que tenerlo muy claro: Biden ya hizo lo más importante que tenía que hacer: que no se reeligiera Trump y que recuperaramos el sistema democratico. Ese es un gran logro suyo y mis respetos. Pero ahora el país necesita algo fresco, algo nuevo. Puede haber unas primarias interesantes en ambos partidos.

 Hay que tenerlo muy claro: Biden ya hizo lo más importante que tenía que hacer: que no se reeligiera Trump y que recuperaramos el sistema democratico. Pero ahora el país necesita algo fresco, algo nuevo. Puede haber unas primarias interesantes en ambos partidos. 

¿El FBI no lo victimiza?

Por el momento, le sirve a Trump esta victimización, esto que está haciendo. Pero el timing es muy importante. Si él ya hubiera lanzado su candidatura, hubiera sido muy difícil que sucediera la investigación del FBI. Pero como no la había lanzado, el timing lo perjudicó y les quedaban unos minutitos tal vez para intentar esto. Un candidato con investigación criminal no puede presentarse. Esa es la gran diferencia.

En el momento más inoportuno, el FBI complica a Biden y permite a Trump victimizarse

Usted dice que durante los cuatro años de la presidencia de Trump, se empezó a crear un sistema político por el cual el candidato crea al partido y no al revés, como siempre ha sido. ¿Hay cambios irreversibles que van a sobrevivir a Trump?

Vayamos para atrás en la historia republicana. Siempre hubo un ala más radical y siempre hubo moderados como Reagan, como los Bush, Mc Cain o Romney. Ellos entendían que siempre había franjas hacia donde se podía crecer como el voto latino, que representa hoy el 50% del crecimiento poblacional. En 1992, cuando fue la elección entre Clinton y George H. Bush apareció un señor que se llamaba Ross Perot. Perot era el que decía "the giant sucking sound", ese sonido gigante que nos va quitar los empleos en los Estados Unidos, refiriéndose a México por el Tratado de Libre Comercio. Se puso a darle muy duro a votantes más radicales del ala derecha e hizo el partido reformista. Se llevó 20 puntos y le costó la presidencia a Bush padre. Fue literalmente lo mejor que le podía pasar a Clinton. Ese recuerdo le dio temor al Partido Republicano cuando Trump empezó a hacer ruido por fuera y dijeron que mejor lo tenemos dentro de casa. Creció, creció, creció y de repente se quedó con la casa. El problema es que después de enero 6, fue el momento en que podrían haber dicho bueno, Trump ya cumplió su función. Es cierto que tiene una base que puede mover fácilmente pero no se por que no buscaron una alternativa. No sé si es un Síndrome de Estocolmo.

¿Por qué nadie se le anima?

Liz Cheney, mis respetos. Hay mujeres valientes que pueden confrontar a Donald Trump. También está Adam Kinzinger, el congresista que es veterano de guerra de Irak. Tienen la valentía de decir no tenemos porqué aceptar esto. Yo pensé que iba a pasar después del 6 de enero pero en algún momento pasará, tal vez después de noviembre. Los partidos los hacen las gentes al final de cuentas. No se puede depender de una sola marca porque si no en vez de ser el partido republicano eres el partido Trump. Por el bien de la democracia, no se puede depender de una sola persona.

¿Quién lo puede desafiar?

Hay que esperar a que pasen las elecciones de medio término. A Trump no creo que le alcancen los números. Trump ya perdió una federal, ya perdió elecciones de medio término, es un cartucho quemado pero insisten en mantenerlo.

El consultor republicano que anticipó la noche negra de Trump: "Es un cartucho quemado"

Dijo que Trump compró al partido republicano. ¿Puede aparecer alguien que pretenda desplazarlo y al mismo tiempo levantar su herencia?

Trump no compró al partido republicano: lo secuestró. Se lo llevó. Hizo un hostile takeover, una oferta hostil, y se lo quedó como si fuera una empresa. Por el bien del partido debería haber unas primarias y ver qué sale. En ambos partidos, sería muy bueno unas primarias abiertas.

¿Por qué lo dice?

La gente no está contenta con los políticos, no está contenta con la política. Pues vamos a presentar nueva sangre, nueva gente, nuevas generaciones.

Los latinos somos el 50% del crecimiento poblacional de los Estados Unidos. Es importantísimo que ambos partidos estén hablándole a ellos. Si un republicano habla mal del latino, se va a ofender. Pero también si el demócrata cree que ya tiene al latino en la mano, se va a equivocar.

En la campaña 2020, el Lincoln Project trabajó con el votante latino y apuntó de manera específica a cada una de las 20 nacionalidades. ¿Cómo se le debería hablar hoy a ese votante latino para que rechace a Trump?

Interesante, ahorita el votante latino como todos los votantes, preocupado por la inflación. Eso es muy importante. Preocupados también por la triste proliferación de tantas armas, es una locura. La segunda enmienda constitucional era para defenderse por si regresaban los ingleses, no era para llenar la calle de R15. Hay muchas cosas que se tienen que abordar y los latinos somos el 50% del crecimiento poblacional de los Estados Unidos. Es importantísimo que ambos partidos estén hablándole al votante latino. Si un republicano habla mal del latino, se va a ofender. Pero también si el demócrata cree que ya tiene al latino en la mano, se va a equivocar. En el Sur de Texas, Trump ha crecido. Hay que recordarles que Trump inició su campaña insultando a los latinos.

¿Cómo interpreta el mensaje de Trump en Fox sobre qué hay que bajar la temperatura para evitar que pasen cosas terribles? ¿Está buscando negociar? ¿Está a tiempo o es demasiado tarde?

Como decía antes, las palabras de un presidente tienen consecuencias. Cuando Trump dice hay que bajar la temperatura, lo dice por él, se refiere a que sus huestes pueden salir a hacer actos vandálicos. Creo que quiere intimidar a la democracia y eso no lo podemos permitir. El cree que el bullying es una forma de hacer política.

Tucker Carlson dijo algo similar en Fox News porque puede venir algo tremendo.

Tucker Carlson y Trump cantan la misma canción, de confrontación, de odio, de temor. Todo eso es peligroso y si pueden pasar cosas terribles en un país que tristemente tiene más armas que habitantes.

El tema de las armas es un tema clave. Pareciera que en Texas los republicanos defienden mucho el uso de las armas y se oponen a cualquier control de armas.

Es difícil, la enmienda constitucional 2 fue básicamente para tener una milicia mixta para defenderse en caso de que hubiera una reinvasion inglesa. Son cosas muy arcaicas. Si la gente tiene armas para defensa personal está bien pero una R15 es un arma de guerra, no para que esté portando un niño de 18 años. Yo estoy totalmente en contra de las armas y no lo entiendo. Pero es algo que está muy en el ADN, en ciertos estados sobre todo, de los republicanos. El NRA tiene un poder gigantesco, con congresistas y senadores republicanos y no se los puede mover. Es algo increíble.

Trump retoma la idea de MAGA de Reagan pero ustedes deciden confrontarlo con él. ¿Por qué dicen que Trump traiciona el legado de Reagan?

El primer plagio de Donald Trump fue haberse robado la línea de Make America Great Again. Pero el MAGA de Reagan era una cosa más ligada a la producción, de darle orgullo nuevamente al país. Habían unas filas larguísimas para el combustible, había el momento de los rehenes en Irán en la época de Carter, estaban desacreditados los Estados Unidos y Reagan quería enaltecer otra vez al país. Pero recordemos que Reagan no era un racista. Como gobernador de California, llevó de hecho muy buena relación con México y también firmó la amnistía en los ‘80 para millones de migrantes indocumentados. No se parecen en absoluto. Ahorita si Reagan estuviera vivo, lo estarían viendo como un liberal de izquierda dentro del partido republicano.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.