Control de armas
Un republicano abucheado en Texas lidera en el Senado el acuerdo histórico por el control de armas
Repudiado en la convención republicana de Houston y elogiado por Biden, John Cornyn encabezó las negociaciones en la cámara más esquiva para los demócratas tras la masacre de Uvalde. ¿Parte del establishment o nuevo RINO?

 Tras dos décadas y cuatro mandatos como senador de Texas, John Cornyn puede entrar en los próximos días en los libros de historia. El republicano es el líder de los negociadores de la oposición que se encaminan a votar la reforma a favor del control de armas en la cámara más esquiva para los demócratas.

Dentro del Partido Republicano, Cornyn es el mayor impulsor del paquete de leyes que propicia Joe Biden y funciona como respuesta del Congreso a la masacre de Uvalde, que el mes pasado dejó 21 muertos en la escuela primaria Robb, 19 de ellos menores de edad.

El paso decisivo que los senadores demócratas y republicanos dieron este martes con una votación que salió 64 a 34 a favor de tratar la reforma anticipa lo que puede ser un cambio histórico. Considerada una victoria por la administración Biden, el líder de la bancada oficialista, Chris Murphy, elogió el acuerdo bipartidario que tuvo a Cornyn como actor fundamental y afirmó que se trata de "la legislación contra la violencia armada más significativa que el Congreso haya aprobado en 30 años". Murphy es un histórico defensor del control de armas y la ley que aparece como un triunfo que unifica a los demócratas, divide al mismo tiempo a los republicanos.

Cornyn actuó por orden -y con el respaldo- del líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, y conduce un espacio de 14 senadores republicanos pro-acuerdo que incluyen a Thom Tillis, Roy Blunt, Richard Burr, Shelley Moore Capito, Bill Cassidy, Susan Collins, Joni Ernst, Lindsey Graham, Lisa Murkowski, Rob Portman, Mitt Romney y Todd Young. Todos esperan someter el proyecto de ley a votación en los próximos días y antes del receso del 4 de julio.

"Quiero asegurarme de que realmente hagamos algo útil, algo que pueda convertirse en ley, algo que tenga el potencial de salvar vidas", dijo este martes el texano Cornyn.

Hijo de un piloto norteamericano de la Segunda Guerra Mundial y sirvió durante 31 años en las fuerzas armadas, el senador republicano nació en Houston y tuvo una prolongada carrera judicial antes de llegar al Congreso: fue juez en el Tribunal del Distrito 37ª de Texas, juez asociado de la Corte Suprema de Texas y procurador general de Texas.

La furia de los republicanos en Houston puede abrir para él un escenario paradójico: consagrado en el Senado como líder acuerdista y terminado como político en Texas, el distrito que le permitió ocupar una banca en el Congreso durante dos décadas

Tras la masacre de Uvalde, el senador Cornyn comenzó a liderar los intentos de acordar una legislación para el control de armas en el Senado. Su rol fue tan destacado que hasta el propio Biden lo elogió hace algunas semanas, días después de visitar la escuela Roob. "Creo que hay una comprensión por parte de los republicanos racionales, y considero a McConnell un republicano racional, Cornyn también. Hay un reconocimiento de su parte de que no pueden continuar así", dijo.

Biden utiliza el prime time para meterle presión al Congreso con las leyes que limitan el uso de armas

Sin embargo, las palabras de consideración por parte del presidente tuvieron su contracara más reciente en la Convención Republicana en Houston, el lugar de nacimiento de Cornyn. Allí el senador republicano se encontró con el rechazo de su propio partido, expresado en forma de abucheos. Cornyn no pudo terminar de hablar porque los silbidos se lo impidieron. Los republicanos que responden al gobernador Greg Abbott definieron a Cornyn con una categoría que Donald Trump llevó a lo más alto, RINO, Republicano In Name Only, o republicano sólo de nombre.

Todavía más. En una votación unánime, los delegados republicanos de Texas aprobaron una resolución que lo desaprobaba a él y al resto de los opositores pro acuerdo en el paquete de leyes de control de armas que, según consideraron, ignoran la Segunda Enmienda. El documento rechazó el "acuerdo bipartidista de armas" y remarcó que las leyes de bandera roja violan el debido proceso y son un castigo previo para las personas que aún no han sido declaradas culpables de un delito. La resolución agregó que los menores de 21 años son "más propensos a ser víctimas" de delitos violentos y necesitan defenderse.

Las crónicas del encuentro remarcaron que Cornyn ignoró a sus críticos mientras hablaba sobre la legislación de control de armas, las cuestiones relacionadas al derecho a la vida y se oponía al Green New Deal, que exige la eliminación gradual de los combustibles fósiles. Los memoriosos recordaron que no fue la primera vez que Cornyn la pasaba mal en una convención de su partido.

Texit: los republicanos de Abbott quieren un referéndum para independizarse de Estados Unidos 

Según un tuit del reportero de Texas Scott Braddock que fue retuiteado por la cuenta oficial del senador, Cornyn dijo más tarde a los asistentes: "Nunca me he rendido ante las turbas y no voy a empezar hoy".

El paquete de leyes incluye proporcionar recursos al Estado para promulgar las llamadas leyes de "bandera roja", amplía el apoyo para los centros comunitarios de salud, financia la seguridad escolar y cierra la "laguna legal de los novios" porque impide que las personas solteras declaradas culpables de violencia contra una pareja tengan armas de fuego.

Pese a que lo tildaron de RINO, Cornyn exhibe en su página personal fotografías y avales de los republicanos más duros. Presenta apoyos de Trump, el senador de Texas Ted Cruz y el vicegobernador de Abbott y líder del Senado. Dan Patrick, uno de los jefes del ala más conservadora de su partido. La furia de los republicanos en Houston puede abrir para él un escenario paradójico: consagrado en el Senado como líder acuerdista y terminado como político en Texas, el distrito que le permitió ocupar una banca en el Congreso durante dos décadas.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.