Republicanos
Arizona: Ducey y un grupo de alcaldes juegan a que pierdan los candidatos de Trump
Los republicanos que gobiernan rechazan a Kari Lake y Blake Masters y llaman a votar a favor de los demócratas. La división del GOP en un Estado clave le puede dar la victoria a Biden.

Aunque Kari Lake trata de hacer de Arizona un estado MAGA, la preferida de Donald Trump llega a la recta final de las elecciones con su partido dividido en forma explícita. Hay republicanos en su estado que cruzan línea, apoyan y votarán por candidatos demócratas, en castigo al negacionismo, la teoría que sostiene que Trump ganó las elecciones hace dos años.

La oposición dentro de la filas republicanas empieza por el propio gobernador saliente, Doug Ducey, quien desde el 2020 rompió la relación con Trump al negarse a anular los resultados que favorecieron al presidente Joe Biden. Para muchos republicanos en Arizona es clara la oposición de Ducey a Lake, ex conductora estrella de Fox News en Arizona, favorita de Trump para próxima gobernadora.

Lake es llamada la figura republicana ascendente de Trump, le apodan "Trump con tacones", y, como ejemplo de su negacionismo, declara que "aceptaré los resultados de la elección si resulto ganadora", lo que implica que los rechazará si gana su rival demócrata, Katie Hobbs.

La grieta republicana en Arizona, el factor clave que le puede dar a Biden la victoria nacional

Aunque el gobernador se ha cuidado de no apoyar abiertamente a Hobbs, está claro que la candidata de Trump no es su preferida. En las primarias respaldó a la rival copartidista de Lake, Karrin Taylor Robson, quien resultó eliminada en las elecciones en junio. Ducey está lejos de ser el único de los miembros de su partido opositor a los negacionistas a los que Trump llama "Rinos", por las siglas en inglés de "republicanos en nombre solamente".

Lo que Trump menos soporta de Ducey es que se haya negado a descalificar las elecciones en que ganó Biden en Arizona, y haya dicho que se "mantiene fiel a la constitución" y para colmo de Trump, que sigue "con los valores conservadores republicanos".

Aunque el gobernador Ducey se ha cuidado de no apoyar abiertamente a Hobbs, está claro que la candidata de Trump no es su preferida. En las primarias respaldó a la rival interna de Lake, Karrin Taylor Robson. 

Por otra parte el aspirante demócrata a conservar su puesto en el senado federal por Arizona, Mark Kelly, hace unas semanas anunció "la formación de ‘Republicanos por Kelly'; el lanzamiento de una coalición con casi 50 líderes republicanos e independientes en todo Arizona". Su rival es Blake Masters, uno de los aliados de Trump que cuenta con el respaldo millonario del magnate libertario Petel Thiel.

Kari Lake, la candidata a gobernadora de Trump en Arizona.

El senador Kelly dijo que en esa coalición están incluidos funcionarios electos, propietarios de pequeñas empresas y líderes comunitarios que se han unido para respaldar su propuesta en su campaña de reelección.

Entre los republicanos que apoyan el senador demócrata, el alcalde de la ciudad de Mesa, John Giles, respaldó a Kelly. "Como alcalde de un pueblo pequeño, me importa que los funcionarios se tomen el tiempo de visitar mi comunidad y escuchen nuestras necesidades; Kelly ha hecho ambas cosas y ha demostrado ser un socio federal de confianza".

Lo mismo hizo la alcaldesa republicana de la ciudad de Preoria, Cathy Carlat, que dijo sentirse orgullosa de apoyar la reelección del demócrata Kelly. "Ha tenido una política de puertas abiertas para mí mientras buscaba apoyo para la aprobación de proyectos de ley que beneficiarían a los residentes de Peoria".

Otros alcaldes republicanos que han expresado su apoyo a Kelly, David Ortega en Scottsdale, Karen Bond en Parker, Jack Dillenberg en Jerome, Donald Huich en Douglas, Craig McFarland en Casa Grande y Micah Powell en Eloy,

Los demócratas quieren que Arizona sea la resistencia al éxodo del voto latino en estas elecciones

Donde los dos partidos concentran ahora la disputa es en tratar de ganar el voto de los latinos. Uno de cada tres residentes de Arizona es latino, y uno de cada cinco electores es latino. Desde que Arizona aprobó una ley de corte racista en el 2010 los latinos casi en bloque habían votado por aspirantes demócratas, pero en el 2020 tuvieron un giro y se inclinaron en mayor medida por Trump.

El mensaje republicano a los latinos no es negacionista, sino de carestía e inflación, mientras los demócratas se centran más en hacer campaña en favor de los derechos de reproducción de las mujeres, o aborto, y en temas de economía y migración.

En busca de ser reelecto como senador por Arizona, Mark Kelly, anunció la formación de ‘Republicanos por Kelly', una coalición con casi 50 líderes republicanos e independientes que lo apoyan en todo Arizona.

Todos quieren conseguir el apoyo de los hispanos. Kari Lake lanzó la organización "Latinos por Lake" en marzo pasado; Katie Hobbs en septiembre presentó a los "Latinos por Katie Hobbs". En junio el senador demócrata inició "Latinos por Kelly", y su rival republicano, Blake Masters, lanzó a inicios de septiembre la "Coalición Hispana por Blake Masters".

De acuerdo con cálculos de la consultora Latino Decisions, en el 2020 votaron unos 700,000 latinos en Arizona y el 71 por ciento de ellos votó en favor de Biden.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.