Petróleo
Biden cancela concesiones petroleras en el Golfo de México y republicanos lo acusan de "miope"
La Casa Blanca desistió de tres concesiones justo cuando el precio de los combustibles le suma más presión a la inflación.

 En medio de un incremento de los combustibles y sus derivados a nivel mundial, algo que golpea los bolsillos de los estadounidenses, la administración Biden canceló tres ventas de concesiones de petróleo y gas en el Golfo de México que despertaron fuertes críticas por parte de la oposición. "Biden afirma estar haciendo todo lo posible para aliviar el dolor en las gasolineras. También el presidente Biden canceló los arrendamientos petroleros estadounidenses que desencadenaría la producción de energía estadounidense. Esta es la realidad: la izquierda radical no quiere precios de energía más bajos. Quieren el Green New Deal", arremetió el Comité republicano de Energía y Comercio.

La medida prácticamente le pone fin a la probabilidad de que el gobierno venda nuevas concesiones de perforación en aguas costeras en 2022. Esto se produce cuando los precios del gas alcanzan máximos históricos y después de que el presidente hablara de suministrar combustible a las naciones europeas para aliviar la dependencia de la energía rusa después de la invasión de Ucrania, según el Washington Post.

El Departamento del Interior dijo que debido a la "falta de interés de la industria en el arrendamiento en el área", "no avanzará con la propuesta de venta de arrendamiento de petróleo y gas Cook Inlet OCS 258". "El Departamento tampoco avanzará con las ventas de arrendamiento 259 y 261 en la región del Golfo de México, como resultado de demoras debido a factores que incluyen sentencias judiciales contradictorias que afectaron el trabajo en estas ventas de arrendamiento propuestas", agregó el comunicado.

"Tendrán que convivir con una inflación elevada": la advertencia de BlackRock a la administración Biden

La administración Biden está lista para dejar que el programa nacional de perforación en alta mar expire el próximo mes sin un nuevo plan en marcha. A menos que se tomen medidas inesperadas, el actual programa de perforación costa fuera de cinco años expirará a fines de junio. 

El vencimiento inminente del programa significa que al gobierno no le queda suficiente tiempo para realizar las tres ventas de arrendamiento de petróleo y gas restantes programadas según el plan actual.

La guerra en Ucrania está obligando a Biden, un presidente que quiere acelerar la transición de los combustibles fósiles para frenar el calentamiento global, a adoptar una mayor producción de petróleo y exportaciones de gas natural.

Frank Macchiarola, vicepresidente senior de política, economía y asuntos regulatorios del Instituto Americano del Petróleo, fue mucho más crítico con la administración demócrata. "Desafortunadamente, esto se está convirtiendo en un patrón: la administración habla sobre la necesidad de más suministro y actúa para restringirlo".

Frank Macchiarola, vicepresidente senior de política, economía y asuntos regulatorios del Instituto Americano del Petróleo, fue mucho más crítico con la administración demócrata. "Desafortunadamente, esto se está convirtiendo en un patrón: la administración habla sobre la necesidad de más suministro y actúa para restringirlo".

"A medida que la volatilidad geopolítica y los precios globales de la energía continúan aumentando, nuevamente instamos a la administración a poner fin a la incertidumbre y actuar de inmediato en un nuevo programa de cinco años para el arrendamiento federal en alta mar", agregó.

Si bien los ambientalistas elogiaron la medida, la industria del petróleo y el gas y los republicanos expresaron su consternación. Los perforadores en alta mar han tratado de dar la alarma durante meses sobre la fecha de vencimiento del programa de concesiones del 30 de junio, diciendo que un lapso en el programa costaría miles de empleos y miles de millones en ingresos fiscales perdidos.

Los funcionarios de Biden sostienen que están trabajando en una propuesta para un nuevo programa en alta mar y describen las preocupaciones de la industria como exageradas. Según las cifras de Interior, más de las tres cuartas partes de las aguas federales en alta mar que ya están bajo concesiones siguen sin usarse, eso es alrededor de 8 millones de acres donde las empresas podrían perforar nuevos pozos pero no lo han hecho.

Debido a que la mayor parte de la producción de petróleo y gas tiene lugar en terrenos privados y estatales, los expertos han dicho que hay poca evidencia de que el enfoque de concesiones de la administración afecte los precios en los próximos meses. Incluso si Interior realizara las tres ventas de arrendamiento en alta mar planificadas, las empresas suelen tardar años en perforar nuevos pozos y aumentar la producción. 

Aún así, los legisladores republicanos han aprovechado el tema como una forma de dirigir la frustración de los estadounidenses por el aumento de los precios en la Casa Blanca.

Bruce Westerman, principal republicano en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes

El representante Bruce Westerman, el principal republicano en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, calificó la decisión de la administración como una señal de su "flagrante desprecio" por los estadounidenses que luchan contra la inflación.

"No puedo imaginar una decisión más sorda y miope que ponga en peligro nuestra seguridad económica y energética sin hacer nada para ayudar al medio ambiente o al pueblo estadounidense", dijo en un comunicado.

En medio del aumento de los precios del petróleo, la presión inflacionaria y las próximas elecciones, existe mucha incertidumbre sobre hasta dónde está dispuesta a llegar la administración en la perforación en alta mar. 

Biden afirma estar haciendo todo lo posible para aliviar el dolor en las gasolineras. También el presidente Biden canceló los arrendamientos petroleros estadounidenses que desencadenaría la producción de energía estadounidense. Esta es la realidad: la izquierda radical no quiere precios de energía más bajos. Quieren el Green New Deal

Como candidato, Biden prometió hacer de la lucha contra el cambio climático una prioridad. Detuvo temporalmente nuevos arrendamientos de petróleo y gas en tierras y aguas federales una semana después de asumir el cargo. Pero después de que un juez de Luisiana anulara la moratoria el verano pasado, los funcionarios de la administración dijeron que estaban legalmente obligados a seguir arrendando.

"Las grandes petroleras están usando todo lo que pueden encontrar para tratar de extender la vida de una industria de combustibles fósiles moribunda. Mienten cuando dicen que necesitan más arrendamientos", dijo Diane Hoskins, directora de campaña del grupo ambientalista Oceana. 

"No podemos perforar para salir de los altos precios de la gasolina, y tomaría años o décadas para que los nuevos contratos de arrendamiento comiencen a producir", agregan. 

De las 11 ventas de arrendamiento planificadas bajo el programa actual, siete se han llevado a cabo con éxito. Interior realizó una más en noviembre, subastando 80 millones de acres en el Golfo de México en la mayor venta de arrendamiento de petróleo y gas en alta mar en la historia de la nación. Solo se vendió una fracción de esos arrendamientos, y un juez federal los desestimó más tarde, citando un análisis ambiental defectuoso realizado durante la administración Trump.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
  • 1
    argentine-tax-payer
    Hace 13 días
    10:37
    Lo peor es que faltan casi tres años más de este imbécil.
    Responder