Sindicato
Efecto contagio: los empleados de la tienda central de Apple en Nueva York también quieren crear su sindicato
Después de Amazon y Starbucks, los trabajadores de la compañía de Steve Jobs buscan organizarse para reclamar salarios más altos en medio de un récord de inflación. "Estamos haciendo historia", dicen.

 "Este es un momento emocionante y tu estás haciendo historia". La frase forma parte del aviso que los trabajadores de la tienda central de Apple, ubicada en el corazón de Nueva York, comenzaron a difundir para sumar voluntarios a su intento de crear el primer sindicato dentro del emporio fundado por Steve Jobs. El proceso de sindicalización sucede nada menos que en el Apple Store de la "Grand Central Terminal", una de las tiendas más famosas y emblemáticas de la compañía que es considerada la nave insignia de la marca. Allí, bajo un estricto anonimato que mantienen en busca de evitar represalias, los empleados revelaron que comenzaron a reunir firmas con el objetivo de formar su propio gremio. 

Entre los principales reclamos que plantean como argumento para sumar voluntades, figuran un salario mínimo de 30 dólares por hora -U$S 10 más que lo que paga hoy Apple-, mayor reembolso de matrícula, más tiempo de vacaciones, opciones adicionales de planes de jubilación y mejores condiciones de trabajo, salud y seguridad.

Los promotores de la iniciativa contaron que el 21 de febrero hicieron la primera votación con el respaldo de Workers United, una filial del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios que también auspicia la sindicalización en otras grandes compañías como Starbucks. "Grand Central es una tienda extraordinaria con unas condiciones de trabajo únicas que hacen necesaria la creación de un sindicato para garantizar que nuestro equipo tenga el mejor nivel de vida posible en lo que han resultado ser tiempos extraordinarios con la actual pandemia de COVID-19 y la inflación de los precios al consumo, que se produce una vez en una generación", escribieron en su sitio web, Fruit Stand Workers United

Efecto contagio: después del apoyo de Biden, otro almacén busca sindicalizarse en Amazon

Si logran su propósito, la Grand Central sería la primera tienda minorista de Apple en sindicalizarse y el impacto sería igual o mayor al que produjo el primer almacén de Amazon que se agremió hace tres semanas, en Staten Island, Nueva York. Apple tiene 154.000 empleados en todo el mundo y 270 tiendas en EE. UU. Según un informe financiero de la propia empresa, en 2021 reportó más de 365 mil millones de dólares en ventas a nivel global.

Un comité organizador dirigido por empleados está recopilando tarjetas de autorización que determinarán el nivel de apoyo sindical en la tienda. El sindicato necesita el 30% de aproximadamente 270 empleados elegibles en la ubicación de Grand Central para presentar una solicitud ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales, un paso clave antes de presentar una petición sindical. Si los organizadores logran que el 30 % de los empleados elegibles firmen las tarjetas, entonces más del 50 % de los empleados tendrían que votar para sindicalizarse a fin de certificar oficialmente el sindicato.

Starbucks rescata a su histórico CEO para frenar la ola de Amazon y despide a sindicalista de Arizona

Sin embargo, los acontecimientos se precipitan en materia de sindicalización. La novedad se conoce en un contexto tan preciso como inédito: a la salida de la pandemia, la situación económica en Estados Unidos combina elevados índices de empleo, mayor demanda de mano de obra y la tasa de inflación más alta desde diciembre de 1981. También cuando una nueva generación de empleados en otras grandes empresas como Starbucks y Amazon sorprende a los especialistas y apuesta a mejorar las condiciones laborales a través de la negociación colectiva, en un proceso que no registra antecedentes en el último medio siglo. Así, trabajadores de Apple reclaman cobrar un sueldo más elevado en el marco de un mercado laboral que no da abasto y cunado los precios suben como nunca.

"En Estados Unidos, hay un nuevo movimiento sindical liderado por latinos y afroamericanos"

"Los trabajadores asalariados por hora de todo el país se han dado cuenta de que, sin organizarse para tener una voz colectiva, los empleadores seguirán ignorando sus preocupaciones en el lugar de trabajo", afirmó Workers United en un comunicado.

De acuerdo a una nueva encuesta difundida este lunes, nada menos que el 75% de los estadounidenses tiene una opinión favorable a la sindicalización. El sondeo fue realizado entre el 7 y el 12 de abril por Blue Rose Research por encargo de More Perfect Union, apenas unos días después de que se conociera la histórica victoria electoral del sindicato independiente Amazon Labor Union en Staten Island. En las últimas horas además y como parte de la misma saga, los trabajadores de Amazon anunciaron la creación de una nueva votación para sindicalizarse en Nueva Jersey.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
  • 1
    l
    19/04/22
    15:42
    Estamos ante un momento historico en los Estados Unidos.
    Un genio el que voto a Biden, creo que compiten con nosotros.
    Responder
    • 2
      barneydinorivasdavia
      20/04/22
      09:01
      De ser los gobernantes del mundo a sindicalizar y peroniszar, Estados Unidos llegó tu hora. Lo que no pudieron todas las guerras el peronismo lo logra en poco tiempo
      Responder
Noticias Relacionadas
Montado a la ola sindical, Sanders no descarta pelear por la presidencia por tercera vez

Montado a la ola sindical, Sanders no descarta pelear por la presidencia por tercera vez

LPO (New York)
El senador hizo un raid el domingo para acompañar a los trabajadores de Amazon y de Starbucks, en Nueva York y Virginia. Su ex jefe de campaña lo anotó para 2024.