Campaña
Contra Pence y contra Ducey, Trump juega a ganador en Arizona con una presentadora de Fox
El ex presidente apoya a Kari Lake, la favorita en las encuestas que promete terminar con la "invasión" migrante. Sus rivales apuestan por Karry Robson, una empresaria que gastó $ 14 millones de su bolsilo en campaña.

Donald Trump espera comer mañana desde mañana el plato frío de la venganza. El ex presidente se prepara para subir al podio de los ganadores de la mano de una republicana conversa que cuenta en su pasado con la extraña particularidad de haber sido alguna vez donante de la campaña presidencial de Barack Obama. En las internas que su partido realizará este martes para elegir la candidata a gobernadora de Arizona, Trump apoya a Kari Lake, una ex presentadora de Fox News que aparece arriba en las encuestas.

Con ella, el líder republicano apuesta a vengarse del actual gobernador Doug Ducey, que termina en enero de 2023 su segundo mandato, y de su ex vicepresidente Mike Pence. Doug y Pence respaldan a Karrin Taylor Robson, ex desarrolladora inmobiliaria que viene gastando millones en su propia campaña y que como ellos rechaza las denuncias de fraude del ex presidente. En la vereda de enfrente, Trump confía en las encuestas que vienen mostrando a Lake como favorita.

Con el apoyo financiero de Thiel, Masters logra la bendición de Trump para la primarias en Arizona

El 12 de julio pasado, en un acto de campaña junto a Trump en el Valle de Prescott, Kari Lake se presentó a sí misma como ganadora y anunció cuáles serían sus medidas iniciales en su hipotético primer día como gobernadora: "Declararé la invasión en la frontera sur, mandaré a la Guardia Nacional para que impida a la gente cruzar y vamos a dinamitar los túneles del narcotráfico sin importar si hay gente en ellos. ¿Los drones que usa el narcotráfico? Les vamos a disparar. Y lo más importante, vamos a acabar el muro", dijo.

La declaración de Lake contra los migrantes no es parte de un descuido sino de una estrategia dura, alineada con la prédica histórica de Trump. Arizona es el sexto estado con más latinos en Estados Unidos y se estima que por lo menos el 30% de su población proviene de Centroamérica y América Latina.


De 52 años, Lake fue durante décadas una presentadora de televisión de Phoenix, que trabajaba para la cadena Fox News. Sus vínculos, sin embargo, estaban próximos a los demócratas como lo muestran las amistades que cultivaba hasta hace algunos años y su apoyo a la campaña de Obama. Hasta que en junio de 2021, renunció a la televisión y anunció ante las cámaras que se convertía en candidata republicana para la gobernación de Arizona.

La elección para elegir gobernador en Arizona es una de las que más expectativa genera. Se supone que el ganador podría tener una influencia de cara a las presidenciales de 2024.

Más que el apoyo a las denuncias de fraude que todavía levanta Trump, lo que distingue a Lake es su discurso de mano dura contra los migrantes y sus críticas a los medios de comunicación de los que supo formar parte. En poco tiempo, de acuerdo a las encuestas, esas características la convirtieron en taquillera entre los republicanos.

Arizona ha sido durante mucho tiempo un bastión republicano y un distrito clave. Trump ganó en el Estado en 2016, pero perdió cuatro años más tarde con Joe Biden por una diferencia de 10.400 votos. La furia de Trump ante la exigua distancia derivaron en su rechazo al resultado electoral y sus denuncias de fraude.

Pence vuelve a desafiar a Trump: ahora apoya a otra candidata para gobernadora de Arizona

En los últimos meses, Pence tomó a Arizona como otro de los Estados clave en los que está librando su batalla para emanciparse de Trump. El ex vicepresidente estuvo en dos ciudades acompañado por el gobernador Doucey, otro de los mandatarios que no se plegó a la campaña de Trump y es considerado un traidor por el trumpismo duro. Su caso es comparable al del gobernador de Georgia, Brian Kemp, otro de los más encarnizados rivales del ex presidente. Sin embargo, en este caso, Trump espera que el resultado del choque con su ex vicepresidente y con el gobernador republicano del distrito no derive en una derrota estrepitosa como la que sufrió en Georgia, donde su delfín perdió por 50 puntos.

El exvicepresidente visitó Peoria, al noroeste de Phoenix, y la fronteriza Tucson junto a Doucey. El gobernador se ha ganado el mote de enemigo de Trump y ha logrado que el líder republicano lo transformara en uno de sus blancos habituales. Según Trump, Ducey es "uno de los peores gobernadores del país" y el suyo es un perfecto caso de RINO (Republican In Name Only) o republicano sólo de nombre.

Pence impulsa como su sucesora a Karry Taylor Robson, una desarrolladora y lobbista prácticamente desconocida que ha puesto 14 millones de dólares de su bolsillo para lanzar su carrera política. El gobernador Ducey describió en pocas palabras la serie de virtudes que le asigna: "Es pro vida, pro armas y pro muro", dijo. Pronto se sabrá si con eso le alcanza.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.