Demócratas
Con una recaudación siete veces mayor a la de su rival, Hochul no debate y da por sentado su triunfo en Nueva York
La gobernadora que asumió tras la renuncia de Cuomo corre con ventaja en las encuestas y arrasa en la batalla por los fondos de campaña. Quiénes la financian.

Pese a no haber muchas dudas respecto a la victoria en noviembre de Kathy Hochul como gobernadora de Nueva York, el candidato republicano, el representante Lee Zeldin, criticó a la actual mandataria por comprometerse a debatir con él pero no haber todavía puesto una fecha. Acusó a Hochul de esquivar a los votantes incluso cuando su partido envía solicitudes de boletas de voto en ausencia preescritas a los demócratas registrados en todo el estado.

El proceso es legal según la ley estatal, pero los republicanos han acusado a los demócratas de usar "trucos sucios" como parte del esfuerzo. "Kathy Hochul les ha estado diciendo a los miembros de los medios, durante semanas que debatirá pero todavía no ha dicho dónde, cuándo ni cuántos debates".

El congresista de Long Island dice que está ansioso por discutir con Hochul en hasta cinco debates en todo el estado qué cubren temas como el aumento de la delincuencia, la inflación, o la pérdida de población. "Kathy Hochul básicamente está tratando de salirse con la suya diciendo que si la eliges, podrías averiguar cuál podría ser su puesto en enero. Me opongo a la tarifa de congestión. Ella lo apoya. Vamos a debatirlo".

"The Democratic Party has gone too far to the left; we must talk about what concerns people"

Los expertos dicen que Hochul, la primera mujer que gobierna el Estado en toda su historia, está siguiendo una estrategia de "Rose Garden" en la que limita el compromiso con su oponente mientras aprovecha los eventos oficiales del gobierno junto con sus propios anuncios de campaña para llegar a los votantes y dejar a Zeldin fuera de la conversación.

La demócrata no solo le gana la partida al republicano en las encuestas, también en la recaudación, con unas arcas de campaña siete veces más grandes que su retador. Los informes estatales de finanzas de campaña muestran que Hochul tiene $11,7 millones en el banco, en comparación con los $1,6 millones informados por Zeldin.

La demócrata Hochul no solo le gana la partida a su rival republicano en las encuestas, también en la recaudación: tiene $11,7 millones en el banco, en comparación con los $1,6 millones informados por Zeldin.

La brecha de recaudación de fondos entre los dos candidatos es pronunciada en un estado donde los demócratas ya tienen la ventaja en el registro de votantes y supermayorías legislativas. Los republicanos, por su parte, esperan dar la sorpresa e intentan acusar a los demócratas de tolerantes con el crimen y corruptos. Pero el Partido Republicano del estado enfrenta una dura lucha: al 11 de julio pasado, tenía alrededor de $80.000 en el banco. Eso es menos de una cuarta parte del tamaño del cofre de guerra de $376,000 del Partido Demócrata.

El republicano Lee Zeldin.

Los mayores donantes de Hochul incluyen promotores inmobiliarios, administradores de fondos de cobertura, la aseguradora de salud Fidelis y poderosos sindicatos que representan a los trabajadores de hoteles y restaurantes de la ciudad de Nueva York. Precisamente los contendientes derrotados por Hochul en las primarias, como Jumanee Williams, la acusaban de estar al servicio de la industria de bienes raíces y completamente desconectada de los intereses del neoyorquino medio, precisamente las mismas críticas que ahora apuntan los republicanos.

Las fuertes sumas de dinero también acompañan al vicegobernador Antonio Delgado, quien recibió un impulso de $ 943,000 en anuncios de televisión pagados por el comité de gastos independiente Protect Our Future, que está financiado por el director ejecutivo de la criptoempresa FTX, Sam Bankman-Fried.

"Es un crimen de odio, de violencia racial, Washington tiene que sancionar una ley de control de armas"

La actual gobernadora no goza de una especial popularidad en Nueva York, pero tiene muy bien tomado el pulso a los donantes y los equilibrios de poder dentro del aparato del partido. Una prueba de ello fue la campaña de recolección de fondos tras la masacre de Buffalo de mayo. Sucedió en la ciudad natal de la gobernadora, Buffalo, donde la masacre de carácter racista en un supermercado llevó a Kathy Hochul a conseguir $1.19 millones en eventos de campaña en los cuatro días posteriores a la matanza. Fueron 13 eventos para captar fondos de cara a las primarias que ganó holgadamente.

Los mayores donantes de Hochul incluyen promotores inmobiliarios, administradores de fondos de cobertura, la aseguradora de salud Fidelis y poderosos sindicatos que representan a los trabajadores de hoteles y restaurantes de la ciudad de Nueva York.  

El estratega político William O'Reilly calificó como ¨horrible, que después de una matanza como esta se haga una recolecta de fondos¨. En las primarias de junio, Hochul obtuvo una victoria fácil al capturar a dos tercios de los aproximadamente 860,000 votantes demócratas y obtener victorias en todos los condados del estado.

Zeldin ganó las primarias de su partido con casi 200.000 de los 445.000 votantes republicanos, aunque perdió Queens, Staten Island, Brooklyn, el Bronx y los suburbios del condado de Westchester.

Hochul, quien asumió el cargo después de la renuncia del exgobernador Andrew Cuomo y ahora busca su primer mandato completo de cuatro años, está promocionando la reciente aprobación de leyes en Nueva York que amplían el control de armas, aumentan el gasto en alivio de COVID-19 y protegen a los pacientes y proveedores de aborto.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.