Republicanos
Con la frontera como eje, DeSantis apuesta a una sociedad clave con Abbott y busca que Texas se incline por su candidatura
Respondió a un llamado del texano y anunció el envío de 1100 soldados a la frontera con México. El vínculo entre los dos gobernadores republicanos con más poder.

Antes de anunciar su lanzamiento como candidato a presidente, Ron DeSantis encontró una oportunidad inmejorable. Con un perfil nacional indudable y necesidad de sumar aliados para enfrentar a Donald Trump, DeSantis fue el primero en responder al pedido del gobernador de Texas Greg Abbott.

Apenas unos días después del fin del Título 42, el republicano que gobierna el Estado más rojo y más grande del país pidió el martes a otros gobernadores que enviaran a todos los policías y soldados que pudieran para ayudar a proteger la extensa frontera que comparte con México. Abbott argumentó que su estado necesita blindarse ante el posible de los cruces de inmigrantes y DeSantis contestó de inmediato, con el anuncio de que enviará a 1100 policías y soldados de la Guardia Nacional.

Aunque el Departamento de Seguridad Nacional sostiene que los cruces fronterizos se han reducido a menos de la mitad desde el jueves último, Abbott no piensa ceder en la campaña que tanto rédito político le dio y quiere mantener a Texas como el emblema del rechazo a la política migratoria de Joe Biden. Para el gobernador de Florida, no hay mejor alianza que la que pueda sellar con Abbott, un mandatario que acaba de iniciar su tercer mandato y, como LPO anticipó en exclusiva en noviembre pasado, no tiene en sus planes lanzarse a la pelea nacional contra Trump.

DeSantis se mete en territorio de Abbott y viaja para recaudar fondos con los republicanos de Texas

El ex presidente tiene desde siempre una base de apoyo irreductible de los texanos pero no cuenta con una llegada demasiado fluida a los republicanos del Estado de la Estrella Solitaria. En sus dos últimas apariciones, solo el vicegobernador Dan Patrick y el procurador Ken Paxton se acercaron para respaldarlo. Abbott argumentó razones de trabajo y decidió ausentarse, en una demostración más de que no es un incondicional de Trump. Más bien todo lo contrario.

Para el gobernador de Florida, no hay mejor alianza que la que pueda sellar con Abbott, un mandatario que, como LPO anticipó en exclusiva en noviembre pasado, no tiene en sus planes lanzarse a la pelea nacional contra Trump.

El politologo de la Universidad de Rice, Mark P. Jones explica que Texas tiene una importancia fundamental para la campaña de DeSantis y eso justifica sus esfuerzos por convertirse en una figura cercana a sus votantes. Se trata del estado que enviará más delegados a la Convención Nacional Republicana de 2024 (donde se seleccionará el nominado del Partido Republicano) que cualquier otro que no sea California.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis.

En su carta a los gobernadores , Abbott dijo que Texas necesitaba ayuda para manejar la "inundación" de migrantes porque el gobierno federal estimó que hay 150.000 migrantes esperando para ingresar al país. Además, dijo que los delincuentes y narcotraficantes pueden viajar desde México a comunidades de todo el país y le pidió al resto de los gobernadores que destinen "todo el personal y los recursos policiales disponibles" al Río Grande.

El objetivo final de DeSantis

En un comunicado que difundió en las últimas horas, DeSantis se comprometió a enviar a Texas cinco aviones, 17 drones y 10 botes desde Florida. Además, dio a conocer la lista completa de los recursos que se apresta a cederle al gobernador Abbott.

-800 miembros de la Guardia Nacional de Florida.

-200 agentes (en equipos de 40) del Departamento de Cumplimiento de la Ley del Estado.

-101 patrulleros de carreteras estatales;

-20 agentes de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca del estado y el Departamento de Manejo de Emergencias.

-5 aeronaves de ala fija.

-17 drones no tripulados.

-10 embarcaciones flotantes.

El personal de fuera del estado que se envía a Texas ayudaría en la Operación Lone Star de Abbott, una iniciativa lanzada hace dos años para combatir el contrabando de drogas y de migrantes hacia el estado desde México.

Abbott se baja de la pelea presidencial para no chocar con Trump y buscará un cuarto mandato como gobernador

Ya en 2021, DeSantis había respondido con celeridad a un pedido de Abbott y el entonces gobernador de Arizona, Doug Ducey, para blindar la frontera con ayuda de los gobernadores. La diferencia es que, dos años después, DeSantis es el único republicano que aparece con alguna chance de desafiar a Trump y encarna la esperanza de los sectores del establishment que desde años pretenden liberarse del ex presidente.

Trump tiene desde siempre una base de apoyo irreductible de los texanos pero no cuenta con una llegada demasiado fluida a los republicanos. En sus dos últimas visitas a Texas, Abbott evitó mostrarse con él. 

DeSantis tiene claro que Texas es un estado crucial para cualquier republicano que tenga aspiraciones nacionales. Su relación con Abbott incluyó una visita de 2021 pero hasta el momento no logró traducirse en una alianza política nacional. En un dato que no pasó inadvertido en la disputa de los republicanos, el gobernador de Florida estuvo en marzo pasado en una cena de recaudación de fondos en Texas. Trabajar por un entendimiento con el gobernador de Texas sería una apuesta vital para DeSantis, más aún cuando las encuestas muestran que Trump amplía todos los días su ventaja sobre él y ya casi no tiene competencia dentro del Partido Republicano.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.