Campaña
Biden estuvo en Beverly Hills y el multimillonario Saban vuelve a la recaudación de la campaña demócrata
El magnate de origen judío convocó a los famosos de Hollywood para reunir fondos. Regresa el gran donante amigo de los Clinton que se enfrentó con Trump y también con Sanders.

 Antes de terminar su participación en la Cumbre de Las Américas, Joe Biden hizo una escala en California para darle impulso a la recaudación de la campaña demócrata. El presidente estuvo en la recepción que le organizaron el magnate de los medios Haim Saban y su esposa Cheryl Saban en su mansión de lo alto de Beverly Hills, Los Ángeles. 

Con la presencia de un auditorio de lo más distinguido, el encuentro cobró relevancia por más de un motivo. Se trató del primer acto de recolección de fondos que Biden animó en persona desde que asumió el cargo debido a que, en la pandemia, la mayoría de los que se hicieron fueron siempre virtuales. Además, el presidente admitió allí por primera vez que los estadounidenses van a tener que convivir con los aumentos de precios por más tiempo del que se suponía, como parte de un giro notorio ante un problema que no encuentra solución."Va a bajar gradualmente, pero vamos a vivir con esta inflación por un tiempo", dijo. El tercer hecho de relevancia es el propio reingreso de Saban en la campaña demócrata, cuando faltan cinco meses para las elecciones de medio término en las que todos los pronósticos amargan a Biden y favorecen a la oposición republicana.

Saban con Obama durante su presidencia.

Dueño de un porcentaje del paquete accionario de TelevisaUnivision, Saban es un multimillonario judío de 77 años que nació en Egipto pero creció en Israel y ha invertido millones en la política demócrata a lo largo de los años, incluidos U$$15 millones en la fallida campaña presidencial de Hillary Clinton. Amigo de Bill Clinton y donante de Barack Obama, en esta oportunidad el magnate convocó a los famosos para colaborar con la política electoral de Biden.

Los boletos arrancaban desde U$S 1.000 por persona y llegaban a los U$S 36.500 para los que querían inscribirse en la campaña en la categoría de "patrocinador". No parece casual que Biden haya concluido su participación en la Cumbre de las Américas en Beverly Hills. El presidente norteamericano le dio impulso así a la colecta del Fondo de Victoria de Base Democrática del Comité Nacional Demócrata en una cita que congregó la presencia de importantes donantes de Hollywood.

Saban no solo fue un gran donante de las campañas de Obama y los Clinton sino que además se ubicó en la lista de enemigos de Donald Trump por sus críticas a la política sobre Irán y el manejo de la pandemia. El 10 de octubre WikiLeaks publicó una serie de emails hackeados del año 2015 donde Saban buscaba persuadir a los encargados de la campaña de Hillary para que hagan énfasis en la retórica "anti-latina" de Trump.

Los boletos para la cena de recaudación que organizó Saban con Biden arrancaban desde U$S 1.000 por persona y llegaban a los U$S 36.500 para los que querían inscribirse en la campaña en la categoría de "patrocinador".

Antes de que se convirtiera en presidente, el magnate llegó a bromear sobre cómo respondería a una victoria de Trump y reveló la discusión que tuvieron con su esposa sobre el lugar al que decidirían huir. "Entonces ella dijo, ‘Suiza'. Pero yo dije, ‘No me gusta la nieve. Bahamas'. Ella dijo: ‘No, Suiza'. Así que la pelea es entre Suiza o las Bahamas". Esta vez, tal vez para evitar que el mal trago de Trump en el gobierno se repita, los Saban convocaron a una nueva ronda de recaudación con el representante Adam Schiff (D-CA), miembro del Comité del 6 de enero.

Junto con su fe demócrata, la defensa de la causa de Israel en Medio Oriente es otro de sus mandamientos irrenunciables y lo llevó a enfrentarse con Bernie Sanders en 2018, cuando el senador de la izquierda demócrata llamó a "actuar urgentemente para ayudar a aliviar la crisis humanitaria en la Franja de Gaza". "Senadores, escuchar al senador Sanders y acusar a Israel de ser el principal culpable es escandaloso, mal informado, ofensivo y muestra una falta de comprensión de los fundamentos básicos de la región", escribió Saban en el correo electrónico. "Hagan su trabajo, a menos que hayan elegido seguir ciegamente al líder mal informado, simplista e ignorante Senador Sanders".

Haim Saban intenta venderle Univisión a un financiero cercano al Partido Demócrata

Alguna vez calificado por el periódico Jerusalem Post como el "judío más influyente del mundo, la historia de Saban es larga y frondosa. En1988 creó Saban Entertainment, una productora, distribuidora y empresa de promoción de programas televisivos, con la que produjo dibujos animados como los «XMen» y otros personajes de Marvel Comics, para luego adquirir los derechos de la que entonces era una serie japonesa por completo desconocida: los Power Rangers. Fue entonces cuando comenzó a ser la mayor parte de una fortuna estimada en 3000 millones de dólares. En 1995, fusionó su empresa con la cadena Fox Kids, de Rupert Murdoch, y juntos compraron Fox Family, que le permitió llegar con sus programas a Europa y Medio Oriente. El canal fue vendido a Disney en 2001.

El megadonante democrata dio un gran salto en 2006, cuando se quedó con la compañía Univisión y comenzó a proyectarla como "la puerta de la América hispana" en Estados Unidos. Univision fue una dura opositora de Trump y se cruzó en más de una oportunidad con ex presidente durante su gestión. Tal como contó LPO, a partir de 2019, Saban comenzó a hacer gestiones para vender la empresa y en 2020 la compañía, controlada por el magnate y los fondos Madison Dearborn, Providence, TPG y Thomas H. Lee Partners, le vendió un 64% de su capital a Searchlight Capital y Wade Davis, exdirectivo de Viacom.

Hoy Saban regresa con el objetivo de apoyar a Biden y tal vez sobre todo para impedir el regreso de Trump al poder. 


Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.