Día del Trabajo
Con el sindicalismo como telón de fondo, Biden le pegó a Trump pero dejó la puerta abierta a los republicanos moderados
El presidente estuvo en Milwaukee y Pennsylvania en dos actos por el Día del Trabajo. Aclaró que "no todos los republicanos son MAGA, no todos abrazan esa ideología extrema". Pero advirtió que si la oposición gana en noviembre "irán por la seguridad social".

 En medio de los festejos por el Día del Trabajo, Joe Biden se abrazó a uno de los sectores más afines a su presidencia como es el sindicalismo. En un acto en Milwaukee, arremetió contra los republicanos pero dejó margen para atraer a lo que no están alineados a Donald Trump. "No todos los republicanos son republicanos MAGA, no todos los republicanos abrazan esa ideología extrema. Pero los republicanos extremos MAGA en el Congreso han optado por retroceder, llenos de ira, violencia, odio y división", sostuvo.

La semana pasada en Filadelfia, Biden criticó a los republicanos dedicados a la agenda Make America Great Again (MAGA) de Trump como una amenaza para la democracia estadounidense. Los republicanos respondieron que había hecho campaña como unificador en 2020, pero que ahora le estaba dando la espalda a grandes segmentos del público estadounidense que votaron por los republicanos.

Biden aseguró que las elecciones son un punto de inflexión y acusó a Trump y sus aliados de ser una amenaza para el paísHablando ante cientos de líderes sindicales y defensores bajo un sol brillante en Milwaukee, el presidente aclaró que no estaba difamando a todos los republicanos. "No hay democracia en la que puedas estar a favor de la insurrección y de la democracia", dijo, en referencia a los que apoyaron (y aún hoy lo hacen) la toma del Capitolio. "La democracia está en juego", repitió.

En otro momento del acto, el presidente expresó su apoyo a los sindicatos y se jactó de las victorias legislativas de la Casa Blanca para pasar leyes que estaban trabadas. "Es un día especial para mí también porque el hecho aquí es que ¡no estaría aquí sin los sindicatos! Sindicatos. Electricistas, herreros... camioneros, peones, albañiles, trabajadores del tránsito, plomeros y fontaneros, trabajadores del acero", enumeró el demócrata. 

El mayor contraste entre los republicanos MAGA, la extrema derecha y los Trumpies: estos republicanos MAGA en el Congreso también vienen por su Seguro Social

También dijo que el apoyo sindical ayudó a impulsarlo al Senado hace años, diciendo que "los sindicatos me apoyaron y lucharon por mí". 

Los que asistieron al evento en apoyo a Biden fueron el gobernador Tony Evers, secretario de Trabajo Marty Walsh, Gwen Moore y la presidenta de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales, Liz Shuler.

Biden también usó el evento en un estado cambiante con una carrera crucial por el Senado para todas las victorias legislativas de su administración, incluido un paquete de alivio del coronavirus, el proyecto de ley que firmó el mes pasado para impulsar las inversiones en la fabricación nacional de semiconductores y la investigación científica, y aspectos de el amplio paquete de reconciliación en salud, impuestos y clima.

Wisconsin será un campo de batalla para los demócratas en noviembre tanto en la contienda a gobernador como en el senado. La Casa Blanca tiene la esperanza de poder derrocar al senador Ron Johnson, quien busca otro mandato en el Senado.

Una encuesta de Fox News publicada el mes pasado encontró que el 49% de los votantes de Wisconsin respaldan al Vicegobernador Mandela Barnes (D), mientras que el 45% apoyó a Johnson.

"Durante décadas, Big Pharma trató de bloquear la entrega de precios de medicamentos más bajos para aquellos en Medicare o en cualquier otro lugar. Durante décadas, Big Pharma ganó año tras año porque posee partes del Congreso, porque contó con la ayuda, como su senador principal Ron Johnson", dijo Biden entre abucheos después de pronunciar el nombre de Johnson.

En Wisconsin, los demócratas esperan reelegir al gobernador demócrata Tony Evers y ayudar al vicegobernador demócrata del estado, Mandela Barnes, a derrocar al senador republicano Ron Johnson. 

Con el sindicalismo como telón de fondo, Biden le pegó a Trump pero dejó la puerta abierta a los republicanos moderados

En Pensilvania, donde el presidente también estuvo por los festejos del Día del Trabajo en otro acto por la tarde, los demócratas son optimistas de que el candidato del partido para el Senado John Fetterman, derrotará a la personalidad de la televisión republicana, el Dr. Mehmet Oz. Fetterman apareció en el evento con Biden en West Mifflin.

En el discurso en Milwaukee, Biden describió a los republicanos como reacios a apoyar reformas que ayuden a los trabajadores estadounidenses. Sostuvo que los republicanos de MAGA querían forzar una votación cada año para mantener los beneficios del Seguro Social para los jubilados.

"El mayor contraste entre los republicanos MAGA, la extrema derecha y los Trumpies: estos republicanos MAGA en el Congreso también vienen por su Seguro Social", dijo. 

El mensaje de Biden se produce a menos de 2 meses de las elecciones de mitad de término. Los republicanos son los favoritos para ganar el control de la Cámara de Representantes en noviembre y quizás incluso del Senado. 

Si bien el partido de oposición suele ganar en las primeras elecciones tras la toma de posesión de un nuevo presidente, Biden y su equipo tienen la esperanza de que una serie de éxitos legislativos recientes y la indignación de los votantes por la anulación del fallo de la Corte Suprema que reconoció el derecho constitucional de las mujeres al aborto generará una fuerte participación entre los demócratas.

Algunos expertos políticos ven un camino para que los demócratas se aferren a ambas cámaras del Congreso. Biden, cuyo propio índice de aprobación cayó al 38% la semana pasada en una encuesta de Reuters/Ipsos, en las últimas semanas ha intensificado su ataque contra Trump y sus leales de extrema derecha para tratar de impulsar una fuerte participación demócrata y atraer a los principales republicanos.

Y la elección de mostrarse con los sindicatos no es del todo casual. Estos han ido ganando popularidad en los últimos años. Una encuesta de Gallup publicada la semana pasada encontró que el 71% de los estadounidenses ahora aprueba los sindicatos, el nivel más alto registrado desde 1965.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.