Republicanos
Como advertencia a sus rivales internos, Trump viaja a la tierra de Nikki Haley para abrir su primer año de campaña
Estará en Carolina del Sur, el estado en el que su ex funcionaria fue gobernadora y está anotada como presidenciable. El cambio con respecto a 2020.

El receso en la campaña de Donald Trump duró apenas unos días. El ex presidente ya está de regreso, concentrado en la pelea por volver al poder, contra todo y contra todos. Tras haber lanzado su candidatura presidencial, una semana después de la derrota de sus candidatos en las elecciones de noviembre, Trump no piensa ceder al operativo clamor de antiguos aliados suyos que le piden dar un paso al costado. Su mensaje es para las nuevas y viejas generaciones que pretenden desafiarlo es claro: tendrán que enfrentarlo en todos los terrenos y hasta el día final, si es que quieren ocupar su lugar.

El ex presidente anunció en las últimas horas la que será su primera aparición pública del año, como parte de su campaña para la candidatura presidencial. Trump viajará a fin de mes a Carolina del Sur para participar de un acto que sus asesores definen como la fase más pública de su carrera a la Casa Blanca 2024. Estará en la ciudad de Columbia, al centro de Carolina del Sur, en un encuentro de carácter más bien íntimo. 

El estado tiene más de una característica que lo convierte en destacado. Por un lado, es desde hace años una de las primeras estaciones electorales en el largo recorrido de las elecciones primarias. Pero por otro, es el territorio del que surgió Nikki Haley, la ex funcionaria de Trump que ahora coquetea con la posibilidad de enfrentar a su ex jefe.

Cada vez más candidata, ahora Nikki Haley dice que no descarta enfrentar a Trump 

El nombre de la ex gobernadora de Carolina del Sur se sumó al de otros republicanos que, tras los resultados desfavorables para Trump en los comicios del 8 de noviembre, ahora se muestran dispuestos a competir por la presidencia. Aunque Ron DeSantis es el candidato de aliados y financistas que hasta hace poco respaldaban a Trump, Haley es la mujer que aparece con más chances de encarar una nueva etapa dentro del Partido Republicano. 

Trump viajará a fin de mes a Carolina del Sur para participar de un acto que sus asesores definen como la fase más pública de su carrera a la Casa Blanca 2024.  

El líder republicano atraviesa uno de los momentos más difíciles de su carrera, Tras la derrota de sus candidatos en los estados estratégicos en los que se había involucrado de manera personal, Trump quedó herido como nunca y se despidió del traje de kingmaker. En el arranque del año, además, salió en auxilio de Kevin McCarthy pero no logró disuadir a los congresistas rebeldes en el tiempo que hubiera querido. Su liderazgo dejó de ser incuestionable. Tanto que en los últimos tiempos entre los republicanos comenzaron a circular versiones de que Trump pensaba abandonar la pelea de fondo.

En diciembre, sus asesores indicaron que las próximas movidas de campaña del ex presidente estarían direccionadas a hacer tours en estados claves con eventos políticos más pequeños. Además, pese a que Trump decidió lanzarse en noviembre, afirmaron que no tenía sentido gastar dinero con tanto tiempo de antelación.

Otros tiempos. Trump habla y su ex embajadora lo escucha. 

En junio pasado, el ex presidente ya había hablado de forma remota en un desayuno de funcionarios republicanos de Carolina del Sur. Sin embargo, su performance electoral en Carolina del Sur no es la de un éxito rotundo. En 2016, tuvo una victoria crítica y recibió casi un tercio de los votos, pero esta vez enfrentará a dos potenciales candidatos, Haley y el senador Tim Scott.

"Trump wants to make it clear to his Republican rivals that if they betray him, they're going to pay a very high price."

Durante una entrevista del miércoles con Político, los asesores principales de Trump, Brian Jack, Chris LaCivita y Susie Wiles, rechazaron la idea de que Trump hasta ahora haya realizado un moderado esfuerzo de campaña y evitaron aludir al eventual choque del ex presidente con Haley. Remarcaron la apertura de una sede de campaña -más bien modesta, comparada con otras épocas- en West Palm Beach, Florida y su esfuerzo en los meses previos a las midterms.

 Aunque Ron DeSantis es el candidato de aliados y financistas que hasta hace poco respaldaban a Trump, Haley es la mujer que aparece con más chances de encarar una nueva etapa dentro del Partido Republicano.  

Los asesores de Trump afirmaron que la actual campaña es muy diferente a la de 2020 y cuenta con poco personal. De hecho, Wiles dijo que sus asistentes se completarían "deliberadamente", un contraste implícito con la campaña de reelección de Trump hace cuatro años, que fue criticada como inflada. Y a diferencia de la campaña de Trump de 2020, con sede en una oficina elegantemente diseñada en Arlington, Virginia, con vistas panorámicas de Beltway.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.