Elecciones 2024
Apurado por la investigación del Capitolio, Trump analiza lanzar su candidatura este año
Sus asesores que le recomiendan anticiparse a todos y salir de la postura defensiva. Sus rivales internos temen que le haga un favor a Biden.

Con el gobierno de Joe Biden afectado por problemas de todo tipo, la preeminencia de Donald Trump en la campaña electoral está fuera de duda y sus chances de volver a pelear por la presidencia en 2024 son muy elevadas. Sus apariciones, declaraciones y respaldos más o menos explícitos a los candidatos republicanos que compiten en las primarias para las elecciones de medio término capturan la atención. Sin embargo, el liderazgo de Trump no está exento de contradicciones y son muchos los partidarios de la oposición que quisieran verlo dar un paso al costado.

Todo lo contrario es lo que analiza por estas horas el antecesor de Biden. De acuerdo a la información que, en los últimos días, comenzaron a hacer trascender sus allegados, Trump no descarta lanzar su candidatura presidencial para 2024 este mismo año, incluso durante el verano estadounidense y antes de las elecciones de noviembre.

Trump no descartó a DeSantis vice y le recordó: "Fui responsable de su éxito"

La información circula desde hace unos días y cobró mayor entidad este miércoles con la publicación del dato en The Hill. De acuerdo a la información publicada por el portal, Trump avanza en las conversaciones para anunciar su candidatura presidencial con dos años de anticipación. "Creo que hay personas que lo empujan en esa dirección, y él está abierto a eso", afirmó un ex asesor del ex presidente.

Los trascendidos del entorno de Trump vienen creciendo en las últimas semanas en paralelo al avance de la presión que se desencadenó en su contra con las audiencias del Comité del Congreso que investiga la insurrección y el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021. Aunque las declaraciones de ex funcionarios de Trump vienen complicándolo desde hace más de un mes, un testimonio clave de Cassidy Hutchinson parece haber precipitado la discusión en el entorno del ex presidente.

Si Trump sorprende una vez más y decide lanzar su candidatura presidencial antes de noviembre, las consecuencias serán múltiples y no necesariamente positivas para el Partido Republicano.

La ex asesora del ex jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, generó un temblor con su presencia en el Congreso. Según Hutchinson, Trump afirmó "Me importa una mierda que vayan armados, no están aquí para hacerme daño a mí".

Cassidy Hutchinson cuando declaró en el Congreso.

Las repercusiones de su versión de los hechos provocaron un estruendo y dejaron al ex presidente a la defensiva como nunca antes. Ese sería uno de los factores que impulsaron a parte del equipo de campaña de Trump a evaluar la posibilidad de lanzar su campaña este mismo mes, en lo que constituiría una verdadera anomalía electoral: no existen antecedentes de un candidato a presidente que decida anunciar su postulación dos años antes de la fecha de la competencia. Sin embargo, se sabe, con Trump no existen las reglas y lo previsible nunca es lo que sucede.

"Trump quiere dejarle claro a sus rivales republicanos que, si lo traicionan, van a pagar un precio muy alto"

Trump sigue siendo la figura más popular e influyente en el Partido Republicano y podría darse el lujo de esperar antes de lanzarse otra vez a la campaña plena. Pero también es cierto que su participación en el proceso electoral ya es de lo más intensa y no ha dudado en involucrarse en la mayoría de las elecciones estaduales desde que se inició el calendario para los comicios de medio término. Ni siquiera la derrota en Georgia por más de 50 puntos ante el gobernador Brian Kemp lo llevó a desistir de su activa participación.

Además, Trump viene notando en los últimos meses que no solo el establishment partidario se oponen a su liderazgo sino que además antiguos colaboradores suyos como Mike Pompeo, Mike Pence y Nikki Haley empiezan a desafiarlo en las primarias.

Si sorprende una vez más y decide lanzar su candidatura presidencial antes de noviembre, las consecuencias serán múltiples y no necesariamente positivas. De hecho, algunos republicanos ya temen que Trump cumpla con su amenaza y perjudique así al partido en las elecciones legislativas. 

Llevada al paroxismo, su centralidad indudable puede alterar las previsiones de una campaña que asoma de lo más favorable para los republicanos y parece un trámite ante la baja popularidad de Biden. "Creo que si anuncia pronto, será bueno para él y malo para el partido", dijo un estratega republicano a The Hill. "Los republicanos han tenido mucho éxito al hablar sobre la economía y la inflación y todos los errores de Joe Biden. Nadie quiere darse la vuelta y tener que hablar sobre lo que está haciendo Trump".

Apurado por la investigación del Capitolio, Trump analiza lanzar su candidatura este año

La mirada es muy distinta entre los asesores del ex expresidente que advierten que el lanzamiento de su candidatura podría blindarlo ante la ofensiva publicitaria del Comité del 6 de enero. Según suponen, una vez que el líder republicano se calce formalmente el traje de contrincante hacia 2024, podría restarle legitimidad a la investigación y enmarcar la actividad de la comisión del Congreso que lo cuestiona como parte de la lucha electoral y el show de campaña. 



Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.