Campaña
Rejuvenecido, Biden logra la aprobación más alta del año y se lanza a dividir el voto republicano
Recibió esta semana los datos más estimulantes en mucho tiempo. Tras dictar el perdón de las deudas estudiantiles para 20 millones de personas, apuntó desde Maryland contra el "semifascismo" trumpista. Los detalles.

Después de largos meses de malas noticias, Joe Biden parece haber rejuvenecido. El presidente respira otro clima desde que logró aprobar en el Congreso el paquete de leyes de reducción de la inflación y consiguió por primera vez en mucho tiempo alinear a los senadores de su partido detrás de una iniciativa propia. El entusiasmo de los demócratas que van a votar masivamente en defensa del derecho al aborto en las elecciones primarias y los datos de la economía se conjugan con nuevas iniciativas de la Casa Blanca que avanzan con éxito como el perdón de las deudas estudiantiles.

En un equilibrio delgado, con críticas que provienen de economistas afines al gobierno, Biden avanza con una dosis de populismo camino a las elecciones de noviembre. Mientras tanto, la suba de las tasa de interés y la rebaja de impuestos a los combustibles logran reducir la tasa de inflación más alta de los últimos 40 años y se combinan con los buenos números de empleo. Los resultados pueden ser modestos, pero constituyen un éxito relativo para un presidente que se había acostumbrado a la frustración permanente.

Así lo marcan dos sondeos recientes que difunden desde la Casa Blanca. Según la encuesta de Gallup de agosto,el índice de aprobación del presidente Biden aumentó al 44, la señal más reciente de que el presidente está recuperando algo de terreno en medio de una serie de victorias legislativas y una caída constante en los precios de la gasolina. Se trata de una mejora considerable después de que su índice de aprobación presidencial alcanzara en julio pasado un mínimo histórico del 38 por ciento.

A 90 días de las elecciones, Biden encadena cuatro buenas noticias y cambia el aire en la Casa Blanca

El resultado es paradójico. Biden está muy lejos de aquel 57 por ciento de aprobación con el que asumió en su cargo y cuenta con un rechazo mayoritario. Sin embargo, el índice de aprobación actual es el más alto en un año. Hay que remontarse a agosto de 2021 para encontrar una adhesión superior a la que acaba de difundirse: en agosto de 2021, cuando el 49 por ciento de los encuestados dijo que aprobaba el trabajo que estaba haciendo.

Realizada entre el 1 y el 23 de agosto, la encuesta de Gallup es la última y más resonante dentro de una serie de sondeos que sugieren que Biden está recuperando su popularidad, después de casi un año en el el cual su consideración estuvo en pisos históricos que lo ubicaban bien por debajo del 40% de adhesión en consonancia con la suba de la inflación.

Biden, en Maryland. El presidente recuperó el entusiasmo. 

Una encuesta de Morning Consult-Politico publicada el miércoles encontró que el 43 por ciento de los votantes registrados aprueba el desempeño laboral de Biden, mientras que el 55 por ciento lo desaprueba; a principios de agosto, el 39 por ciento dijo que lo aprobaba y el 59 por ciento lo desaprobaba.

El aumento en la aprobación de Biden entre los estadounidenses en edad de votar llega en un momento crítico cuando los demócratas se embarcan en los últimos dos meses de campaña antes de las elecciones de mitad de período.

A la baja de la inflación, hay que sumar otros datos que la Casa Blanca entiende como éxitos: el asesinato del lider de Al Qaeda Ayman al-Zawahiri en Afganistán y la sanción de la ley para impulsar la industria nacional de semiconductores también fue aprobado por la Cámara y el Senado con apoyo bipartidista.

El resultado de la encuesta de Gallup es paradójico. Biden está muy lejos de aquel 57 por ciento de aprobación con el que asumió en su cargo y cuenta con un rechazo mayoritario. Sin embargo, el índice de aprobación actual es el más alto en un año.

Este jueves, cuando faltan poco más de dos meses para las elecciones de medio término, Biden parece haber iniciado su campaña nacional. En un acto de recaudación de fondos en Maryland, el presidente le pidió a los demócratas que "voten para salvar literalmente la democracia una vez más", y comparó la ideología republicana con el "semifascismo".

"Trump es un cartucho quemado y si Reagan estuviera vivo, el Partido Republicano lo vería como un liberal de izquierda"

"Lo que estamos viendo ahora es el comienzo o la sentencia de muerte de una filosofía MAGA extrema. No es solo Trump, es toda la filosofía que sustenta el... voy a decir algo, es como el semifascismo", dijo. Además, se permitió ampliar su discurso y buscó explotar la grieta interna dentro de la oposición. "Respeto a los republicanos conservadores, pero no respeto a estos republicanos de MAGA".

Todo indica que la campaña acaba de comenzar. La Casa Blanca anunció el jueves los planes para que Biden viaje a Ohio el 9 de septiembre para asistir a la inauguración de una nueva instalación de semiconductores de Intel en Ohio.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.