Campaña
Preocupado en la recta final, Trump sale a frenar el ascenso de una candidata sorpresa en Pensilvania
Kathy Barnette se benefició de una pelea que no la tenía contemplada y aparece como favorita. El ex presidente afirmó que no puede ganar pero dejó abierta la puerta a futuras alianzas.

Cuando nadie lo esperaba, las primarias republicanas para el Senado en Pensilvania le sumaron un nuevo elemento a una confrontación interna que ya era de alto voltaje. Donald Trump, que había enfrentado los cuestionamientos de su ex secretario de Estado Mike Pompeo por apoyar al Dr Mehmet Oz, ahora está preocupado por la posibilidad de que Kathy Barnette se imponga en una contienda gobernada por hombres.

De 50 años, Barnette estuvo 10 años en la reserva del Ejército, defiende desde siempre su pensamiento conservador y suele presentarse a sí misma como la protagonista de una nueva versión de la lucha de David contra Goliat.

En las primarias que se definirán este martes, la candidata arrancó la carrera desde muy atrás. Sin embargo, en las últimas semanas, su ascenso alteró los nervios de los republicanos y se convirtió en la sorpresa de una disputa que parecía dominada por David McCormick y Mehmet Oz.

Fuerte choque de Trump con Mike Pompeo por las primarias en Pensilvania 

 Este lunes, Barnette salió directamente a confrontar con Mehemt, un medico televisivo que tiene el apoyo de Trump y carga con duros cuestionamientos de Pompeo por su doble nacionalidad. "Cuando presté juramento y acepté mis deberes en el ejército, hice un juramento de lealtad a esta nación y saludé la bandera estadounidense. Mehmet Oz hizo lo mismo pero saludó a la bandera turca. ¿Te sientes cómodo con eso?", se preguntó la candidata. 

A su carácter y su trayectoria, Barnette le suma el apoyo económico del Club para el Crecimiento, una organización de tradición republicana que ya chocó con las pretensiones de Trump en Ohio. Allí, los miembros del Club para el Crecimiento atacaron de manera sistemática a JD Vance, el vencedor y candidato del ex presidente. Es parte de la larga batalla en la que el ex presidente busca confirmarse como favorito pero expone su liderazgo y enfrenta la resistencia de actores de mucho poder dentro del partido republicano. 

El jueves pasado, Trump difundió un comunicado en el que apuntó directo a Barnette: la presentó como incapaz de ganar en noviembre y esencialmente la describió como la oponente soñada por los estrategas de la oposición. 

"Kathy Barnette nunca podrá ganar las elecciones generales contra los demócratas radicales de izquierda. Tiene muchas cosas en su pasado que no han sido debidamente explicadas o investigadas". 

Enseguida defendió a su delfin para las primarias en el Estado. "Dr. Oz es el único que podrá derrotar fácilmente al demócrata loco y lunático en Pensilvania. ¡Un voto por cualquier otra persona en la primaria es un voto en contra de la Victoria en el otoño!".

Trump, en un acto junto a su candidato, Mehmet Oz. 

Sin embargo y como parte de su juego a varias puntas, el ex presidente también dejó abierta la posibilidad de un entendimiento a la salida de las primarias, si es que Barnette se convierte en la sorpresa de los comicios: "Pero si es capaz de hacerlo, tendrá un futuro maravilloso en el Partido Republicano, y la apoyaré todo el tiempo". La candidata republicana tiene un estilo combativo y su sistemática impugnación de las elecciones de 2020 atrae a los partidarios de Trump.

Barnette resultó favorecida por un doble movimiento. Sus rivales la ignoraron y se concentraron en una batalla entre ellos que terminó beneficiando a la tercera en discordia. A eso se le sumó el respaldo del senador estatal Doug Mastriano, el favorito entre los republicanos como candidato a gobernador de Pensilvania.

Trump expone su liderazgo en primarias con el respaldo en Ohio a uno de sus viejos enemigos

En los últimos días, los detractores de Barnette reflotaron declaraciones antiguas de la candidata, como sus llamados a prohibir el Islam en los Estados Unidos y sus criticas a Obama como musulmán y simpatizante del terrorismo.

Los dardos contra Barnette provenían tanto de los seguidores de Trump como de los republicanos que se alinean con McCormick, el postulante que defiende al poderoso Pompeo. Los dos contrincantes habían gastado decenas de millones de dólares en la campaña aunque, según las encuestas, no habían logrado sacarse ventajas definitivas.

Kathy Barnette, la mujer que se benefició de una disputa que la ignoraba.

Según la información divulgada, la campaña de Barnette había gastado menos de $2 millones hasta el 27 de abril. Eso se ve eclipsado por más de $35 millones de McCormick y dos súper PAC financiados por sus aliados ricos, y más de $18 millones de Oz y sus seguidores.

Barnette buscó eludir la confrontación directa con Trump durante una parada de campaña en el Departamento de Bomberos de Southampton, en el condado de Bucks. "Sabemos que el presidente Trump no se anduvo con rodeos", dijo y coincidió con la interpretación de que los ataques en su contra eran la confirmación de su ascenso. "Creo que esa carta fue favorable. Y espero trabajar con el presidente", respondió.

Según testigos del encuentro, en la reunión puertas adentro con sus seguidores, Barnette habría pronunciado una frase que da cuenta de su ánimo en la recta final: "Los cuchillos largos están saliendo en este punto, y hoy tuve el mejor día de mi vida".

Según la información divulgada, la campaña de Barnette había gastado menos de $2 millones hasta el 27 de abril. Eso se ve eclipsado por más de $35 millones de McCormick y dos súper PAC financiados por sus aliados ricos, y más de $18 millones de Oz y sus seguidores.

Entre los republicanos más moderados preocupan los comentarios de Barnette que atacan a los homosexuales y al islam. En su programa de radio en 2015, dijo: "Dos hombres tomados de la mano, dos hombres acariciándose, eso no es normal", informó el medio de noticias por cable.

Las críticas contra la candidata republicana provienen incluso de presentadores reconocidos de la cadena Fox News, como Sean Hannity, uno de los que han manifestado su respaldo al Dr Oz. Sin embargo, no todos piensan lo mismo a la hora de juzgar la irrupción de Barnette. 

La división pudo advertirse la semana pasada, en el programa de entrevistas del aliado de Trump Steve Bannon. Allí, el invitado Jack Posobiec dijo que los opositores le están haciendo a Barnette "lo mismo que le hicieron a Trump". "Están introduciendo videos y recortando cosas completamente fuera de contexto", dijo Posobiec, un destacado comentarista pro-Trump en las redes sociales. "Huele a desesperación estar atacando el registro militar de alguien cuando tienes a una mujer como ella que dio un paso al frente y sirvió".

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.