Nueva York
La ola de inmigrantes que llega a Nueva York amenaza al sistema de escuelas públicas de Adams
El alcalde se enfrenta al ingreso de niños proveniente de los estados fronterizos. Critica la política migratoria de Biden y busca dónde albergarlos. El costo económico inesperado para la Gran Manzana.

 Tras señalar la semana pasada la saturación del sistema de albergues para los sin techo de la ciudad, Eric Adams apunta ahora a otro problema para Nueva York: la avalancha de inmigrantes hacia las escuelas públicas y la infraestructura de la ciudad.

A medida que los inmigrantes indocumentados y otros migrantes que llegan a la Gran Manzana en autobuses desde los estados fronterizos del sur hacen que los albergues para personas sin hogar de la ciudad se queden sin capacidad, Adams imploró que todos los neoyorquinos den la bienvenida y se ajusten a los planes de la ciudad para albergar la afluencia de personas. "La cuadra de todos se verá afectada por esto", alertó. 

"Actuamos en un área conservadora, con republicanos muy antiinmigrantes"

"Estamos analizando el potencial de los refugios de emergencia en hoteles, en otras instalaciones. Queremos involucrar a nuestra comunidad basada en la fe", agregó. Adams declaró que si alguna vez hubo un momento en el que todas las manos tienen que trabajar, este es el momento. Luego criticó la "insensibilidad" de los estados fronterizos del sur y la política de inmigración de la administración Biden.

El problema ya lo experimentó la ciudad entre octubre de 2020 y agosto de 2021 cuando 5.000 niños no acompañados por sus parientes fueron mandados a cuatro condados de la Nueva York: Suffolk, Queens, Nassau y Brooklyn, que acogieron a estos menores en solo 11 meses según el Departamento de Salud y servicios humanos. 

Dado que la educación pública en el área cuesta alrededor de $ 28.000 por niño, por año, este fenómeno supone un incremento de $ 139 millones para los contribuyentes de Nueva York para educar a los niños que llegan inesperadamente solo en esos cuatro condados.

La llegada de estos niños, en su mayoría adolescentes, a las escuelas locales creó una crisis en las aulas limitando los recursos educativos, costando a los contribuyentes millones en dólares no presupuestados y ayudando a los esfuerzos de reclutamiento de pandillas, según argumentan padres, maestros y expertos en inmigración.

La afluencia resultante de niños no acompañados a las escuelas locales se convierte en "un mandato gigante sin fondos y enormemente injusto para las comunidades que se ven obligadas a acoger a estos niños", dijo Jessica Vaughan, directora de políticas del Centro de Estudios de Inmigración. 

Rita Rodríguez-Engberg, directora del Proyecto de Derechos de los Estudiantes Inmigrantes para Niños de Nueva York

"Causa enormes desafíos para las escuelas, una interrupción en la calidad de la educación para todos y, a veces, incluso un problema de delincuencia que no existía antes", recordó. La mayoría de los menores llegados en la pasada ola, en torno al 68 por ciento, eran adolescentes de países centroamericanos, según informes del HHS, (departamento de salud). Principalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador. 

A medida que los inmigrantes indocumentados y otros migrantes que llegan a la Gran Manzana en autobuses desde los estados fronterizos del sur hacen que los albergues para personas sin hogar de la ciudad se queden sin capacidad, Adams imploró que todos los neoyorquinos den la bienvenida

 La ciudad tiene cinco escuelas de transferencia ELL (English Language Learner) para inmigrantes adolescentes mayores, pero no disponen de suficientes plazas para todos los recién llegados, como sucedió con los jóvenes llegados entre 2020 y 2021. 

Es de esperar, como apuntó el alcalde Adams, que los nuevos inmigrantes que está mandando la administración Biden a Nueva York van a tener que ser ubicados en escuelas locales que pueden no tener el personal o los recursos para satisfacer sus necesidades. Esa es la visión, al menos, de Rita Rodríguez-Engberg, directora del Proyecto de Derechos de los Estudiantes Inmigrantes para Niños de Nueva York. 

"El mayor desafío es que el departamento de educación no tiene suficientes escuelas locales que apoyen a estos estudiantes. No hay suficientes opciones de ubicación escolar, tanto para los estudiantes mayores como para los más jóvenes", sostuvo. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.