Conflicto
El giro de Adams: de autoproclomarse el "Biden de Brooklyn" a ser uno de los más críticos con el presidente
El alcalde de Nueva York volvió a chocar con el presidente por la crítica situación migratoria en la ciudad. En el final del idilio, ahora se burla de los asesores presidenciales, pide fondos públicos y se pelea con Hochul.

 Un año ha tardado el alcalde de Nueva York para pasar de autoproclamarse el "Biden de Brooklyn" a criticar duramente a la administración del presidente por la crisis migratoria que azota a la Gran Manzana. "Soy el Biden de Brooklyn", decía Adams antes de la primera visita del mandatario desde que asumió la alcaldía, para hablar sobre el crimen, explicando a los periodistas que la comparación se debía a que ambos eran "hombres de cuello azul" que tenían los pies en la tierra.

El idilio Biden/Adams se consolidó en la sede de la Policía de Nueva York a principios del año pasado, cuando Biden, flanqueado por Adams, lanzó públicamente una serie de nuevas políticas impulsadas por propuestas diseñadas para acabar con la violencia armada: como romper la "Tubería de hierro" que entrega armas ilegales a la ciudad desde estados más permisivos por la Interestatal 95, y pedir que se enviara más dinero a las fuerzas del orden locales en todo el país.

"Necesitamos, como dije, una respuesta del tipo del 11 de septiembre para abordar el terror interno que prevalece en esta ciudad y país", decía Adams en declaraciones que elogiaron a Biden. "Durante demasiado tiempo, pedimos refuerzos y no estaban aquí", recordaba. 

Con impulso de Adams, la industria del cannabis vive un boom inédito en Nueva York

Esta combinación de alcalde de una gran ciudad y presidente estadounidense es tan improbable como importante. Adams es un ex capitán de policía negro con una racha de reformador que dirigió una campaña de orden público y convirtió su primer cheque de pago en criptomonedas. 

Adams ridiculizó las reiteradas afirmaciones de la Casa Blanca de que la frontera sur era segura, y se burló de que la avalancha de inmigrantes que abruma la Gran Manzana. También criticó a la gobernadora Kathy Hochul y a los legisladores estatales por no ayudar a la ciudad

Biden, a quien le gusta pagar en efectivo, pasó décadas en los pasillos del poder de Washington, convirtiendo la política de "duro contra el crimen" en política, pero desde entonces ha calificado la legislación emblemática de la época como un "error".

El presidente Joe Biden junto a Kathy Hochul y Eric Adams

Aquella visita de Biden a Nueva York presentó una buena sintonía con Adams, de la que el alcalde afirmó: "Me encanta el hecho de que el presidente venga aquí. Me reuní con él después de la campaña, hablamos y conectamos", dijo Adams en aquel momento. Agregó que si le preguntaran al presidente quién es su alcalde favorito, "claramente les diría que es Eric".

Hoy en día es poco probable que Biden vea con buenos ojos las críticas feroces que le llegan desde la gran manzana por la gestión de la crisis migratoria.El alcalde Eric Adams ridiculizó las reiteradas afirmaciones de la Casa Blanca de que la frontera sur era segura, y se burló de que la avalancha de inmigrantes que abruma la Gran Manzana "viene de alguna parte". Adams también criticó a la gobernadora Kathy Hochul y a los legisladores estatales por no ayudar a la ciudad más allá de ofrecer garantías condescendientes de que está "haciendo un gran trabajo".Un día después de que la secretaría de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, declarara desafiante que "la frontera no está abierta" a pesar de un récord de 2,4 millones de encuentros con migrantes en el año 2022, se le preguntó a Adams si estaba de acuerdo con su afirmación. 

"Vienen de algún lado, así que, si no está abierto, vienen de algún lado", chicaneó. Y advirtió que una oleada esperada de migrantes afectaría "todos los servicios" de los que dependen los neoyorquinos, incluido el Departamento de Policía de Nueva York, insistiendo que la situación está fuera de control.

A medida que la administración Biden daba los primeros pasos para reducir la cantidad de personas que ingresan a los Estados Unidos por la frontera con México, la gobernadora Hochul se colgaba medallas diciendo que era el resultado de un intenso cabildeo por parte de ella y el alcalde. 

Pero Adams acusa a la gobernadora de dejarlo solo ante el problema: "Todos cargos públicos de nuestro estado deberían participar en esta conversación sobre cómo vamos a resolver esto, y tal vez usted haya escuchado de ellos, pero yo no he tenido noticias de nadie", le devolvió el alcalde. 

Cuando se le preguntó qué sucede cuando llama a Hochul para pedir ayuda, Adams dijo que todo lo que le dicen es: "Bueno, vemos que están haciendo un buen trabajo".

Una carpa que se abrió a finales de octubre pasado para albergar a los migrantes en Nueva York

El alcalde, desde un primer momento en junio, con las primeras llegadas de autobuses provenientes de la frontera sur, pidió recursos federales. Construyó campamentos para inmigrantes, alertó de la saturación de los albergues municipales, escuelas, etc.. 

Volvió a pedir recursos a Biden y ahora abiertamente critica la gestión de la Casa Blanca pero a la vez pide a los miembros del Concejo Municipal que reduzcan el 50% de sus gastos discrecionales. "Porque muchos de ellos están, ya sabes, hablando de lo que debemos hacer para ayudar a los migrantes (que buscan asilo)", remarcó. 

'Soy el Biden de Brooklyn', decía Adams antes de la primera visita del mandatario. El idilio Biden/Adams se consolidó en la sede de la Policía de Nueva York cuando Biden lanzó públicamente una serie de nuevas políticas para acabar con la violencia armada

"Entonces, ellos también necesitan ayudar. Ya sabes, no gastemos el dinero de otras personas, por lo que necesitamos que tomen un recorte del 50% al final del año para que podamos contribuir", escribió Adams en una carta dirigida a la portavoz Adrienne Adams.Los choques entre el alcalde de Nueva York y el presidente de Estados Unidos no sólo los encontramos en la gestión de la crisis migratoria. Adams ya cuestionó a Biden en relación a la situación económica el pasado mes de julio. El alcalde demócrata instó a los neoyorquinos a usar su dinero de manera inteligente durante un evento interreligioso organizado por la organización sin fines de lucro Project Hospitality. 

"Estamos en una crisis financiera como no se la pueden imaginar. Wall Street se derrumba. Estamos en una recesión", alertó Adams, unos comentarios que se dieron poco después de que Biden se mostrara optimista a raíz de los informes de que la economía estadounidense se contrajo por segundo trimestre consecutivo. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.