Texas
Por qué Beto no puede con Abbott en Texas
By Mark P. Jones
A 40 días de las elecciones, el demócrata de El Paso tiene los mismos votos que en enero. Los blancos de mayor edad votan más que los latinos y los jóvenes. Cómo incide el voto de las mujeres.

La votación anticipada en persona en Texas comienza en cuatro semanas y faltan apenas siete semanas para las elecciones de noviembre. Con más de $20 millones en gastos de campaña y shocks potencialmente favorables como la masacre de Uvalde en mayo y la decisión de la Corte Suprema contra el aborto en junio, Beto O'Rourke se encuentra más o menos donde estaba en enero de 2022: entre 7 y 10 puntos detrás del gobernador Greg Abbott en las encuestas.

Abbott debe su liderazgo sobre O'Rourke a su apoyo notablemente mayor entre los votantes blancos, los votantes masculinos y los votantes mayores, pero también a su capacidad para permanecer cerca (aunque detrás) de O'Rourke entre los votantes latinos y las mujeres. Abbott también se ve favorecido porque los dos grupos que lo apoyan sobre O'Rourke por amplios márgenes, los votantes blancos y los votantes mayores, representarán una parte desproporcionada de los votantes reales este otoño, en comparación con la población general de Texas.

Una encuesta de Texas Hispanic Policy Foundation que estuvo en el campo entre el 6 y el 15 de septiembre encontró que O'Rourke estaba detrás de Abbott en la carrera para gobernador por un 7% entre los votantes probables (51% a 44%) y por un 10% entre los votantes que son los más propensos a presentarse en noviembre (53% vs. 43%). Además, quedan muy pocos votantes que aún están indecisos: 3% de los votantes probables y 2% de los votantes más probables. En cambio, una abrumadora mayoría de los votantes de Abbott (95 %) y O'Rourke (94 %) indican que están absolutamente seguros de que votarán por ellos en noviembre, con solo el 5 % y el 6 % respectivamente que podría cambiar de opinión.

Los latinos y la reelección de Abbott 

Los tejanos blancos representan el 39% de la población de Texas, pero comprenderán entre el 55% y el 60% de los votantes este otoño. Los tejanos latinos representan el 40 % de la población de Texas, pero este otoño comprenderán solo entre el 25 % y el 30 % de los votantes. Esta divergencia fundamental se debe a la mayor proporción de latinos que de anglos que son menores de 18 años, que no son ciudadanos, que no están registrados para votar y que no acudirán a votar este otoño a pesar de que están registrados para votar. En el caso de los tejanos negros, representan el 12 % de la población de Texas y comprenderán entre el 11 y el 13 % de los votantes reales este otoño, lo cual confirma que son más propensos a ir a las urnas.

Los tejanos blancos y los tejanos latinos representan cada uno alrededor del 40 % de la población, pero los blancos son mucho más proclives a ir a votar. Esta divergencia fundamental se debe a la mayor proporción de latinos que son menores de 18 años, no son ciudadanos, no están registrados para votar y no acudirán a votar a pesar estar registrados.

Abbott debe su 7% de ventaja sobre O'Rourke en las encuestas a dos factores relacionados con la etnia/raza. En primer lugar, tiene una ventaja de casi dos a uno sobre O'Rourke en apoyo entre los tejanos anglosajones (blancos no hispanos), 63% a 33%. En segundo lugar, Abbott sigue teniendo un buen desempeño entre los hispanos de Texas, con una intención de voto del 39 % entre los hispanos en comparación con el 53 % de O'Rourke. O'Rourke domina entre los tejanos negros, 79% a 16%, pero como los tejanos negros representan solo alrededor del 12% de los votantes reales, no compensa su déficit dentro de la población anglosajona que proporcionará más de cuatro veces más votantes reales.

Las mujeres tejanas representan el 50 % de la población de Texas y los hombres el 40 %, pero las mujeres representarán entre el 54 % y el 55 % de los votantes este otoño en comparación con el 45 % y el 46 % de los hombres.

Abbott debe su 7% de ventaja sobre O'Rourke en las encuestas a dos factores relacionados con el género. En primer lugar, Abbott disfruta de una ventaja significativa del 18 % sobre O'Rourke entre los hombres, del 57 % al 39 %. En segundo lugar, Abbott sigue a O'Rourke por solo un 2 % entre las mujeres, 46 % a 48 %.

Con respecto a las generaciones, el 30% de la población adulta de Texas pertenece a la cohorte combinada de la Generación Silenciosa (nacidos entre 1928-1945) y los Baby Boomers (1946-1964), el 24% a la Generación X (Gen-X) (1965-1980) , 31% a la generación Millennial (1981-1996) y 15% a la Generación Z (1997-2004).

Sin embargo, con respecto a los votantes probables, aproximadamente el 40 % de los votantes que probablemente acudirán a votar este otoño pertenecen a la cohorte combinada de la Generación Silenciosa y los Baby Boomers (1946-1964), el 26 % a la Generación X, el 26 % a los Millennials generación y el 8% a la Generación Z (1997-2004).

Abbott tiene una ventaja de casi dos a uno sobre O'Rourke en apoyo entre los blancos anglosajones (63% a 33%) y sigue teniendo un buen desempeño entre los hispanos de Texas, con una intención de voto del 39 % entre los hispanos en comparación con el 53 % de Beto.

Abbott debe su ventaja del 7% sobre O'Rourke principalmente a cuatro factores relacionados con la generación. Primero, es la ventaja sustancial del 18 % de Abbott sobre O'Rourke entre la cohorte combinada de Silent Generation/Baby Boomer, 57 % a 39 %. En segundo lugar, la proporción sustancialmente mayor del público votante real este otoño que votará estará compuesta por la cohorte Silent Generation/Boomer (40 %) en comparación con su proporción de la población adulta en Texas (30 %). En tercer lugar, está la ventaja sustancial del 15 % de Abbott entre la Generación X, del 56 % al 41 %.

En cuarto lugar, está la parte sustancialmente menor del público votante real este otoño que votará compuesta por la Generación Z (8 %) en comparación con su parte de la población adulta en Texas (15 %). O'Rourke disfruta de una enorme ventaja de 44 puntos porcentuales entre la Generación Z, 67 % contra 23 %, pero desafortunadamente para O'Rourke cuando se trata de los votantes reales este otoño, la suma de la Generación Silenciosa/Baby Boomer es cinco veces mayor que la de la Generación Z. Los millennials representarán una cuarta parte de los votantes este otoño, pero la ventaja de O'Rourke sobre Abbott entre ellos es solo del 7 %, 49 % contra 42 %.

O'Rourke disfruta de una enorme ventaja de 44 puntos porcentuales entre la Generación Z (67 % vs 23 %) pero desafortunadamente para él cuando se trata de los votantes reales este otoño, la suma de la Generación Silenciosa/Baby Boomer es cinco veces mayor que la de la Generación Z.

El gobernador de Texas mantiene el fuerte apoyo de los tejanos mayores, blancos y hombres, mientras se mantiene cerca de Beto O'Rourke entre los tejanos latinos y femeninos. Esto, combinado con tasas de participación más altas por parte de tejanos mayores y blancos, le ha proporcionado a Abbott una ventaja sustancial, aunque no masiva, sobre O'Rourke que se ha mantenido firme durante 2022.

Si bien no sería prudente descartar completamente a O'Rourke, con siete semanas para el día de las elecciones, se le acaba el tiempo a O'Rourke para cerrar la ventaja de dos goles que Abbott tiene sobre él. Salvo que ocurra algún tipo de evento improbable de cisne negro (como otra masacre escolar tipo Uvalde o un apagón eléctrico en todo el estado), las escasas esperanzas de victoria de O'Rourke probablemente dependan de la movilización de la Generación Z y, en menor medida, de los Millennials más jóvenes, para asistir a un ritmo y en números nunca antes vistos para los votantes más jóvenes en el Estado de la Estrella Solitaria. Ese escenario es teóricamente posible, por supuesto, pero al igual que la perspectiva de que el Tri gane el Mundial en Qatar, es muy poco probable que realmente ocurra.

Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.