Inmigración
Se intensifica la disputa entre la Casa Blanca y Texas por los inmigrantes en la frontera con México
La vocera presidencial criticó a Greg Abbott por las inspecciones "arbitarias" que hace de los camiones que cruzan la frontera. "Hay consecuencias muy reales y muy mortales por la negativa de Biden a asegurar la frontera", respondió el gobernador.

Una disputa federal-estado sobre la política de inmigración se recalentó cuando la Casa Blanca criticó al gobernador de Texas por las inspecciones estatales que han obstaculizado el tráfico de camiones desde México, mientras que Texas contrató un autobús para transportar inmigrantes desde la frontera hasta Washington.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, criticó las inspecciones de camiones ordenadas por el gobernador Greg Abbott la semana pasada, diciendo que están interrumpiendo el comercio y provocando precios más altos.

Samuel García y Greg Abbot se reúnen por paro de transportistas en frontera

La desaceleración del movimiento comercial en la frontera se produce cuando la administración del presidente Biden está luchando contra la inflación creciente y los desafíos para el movimiento de bienes derivados de la pandemia de COVID-19.

"Las inspecciones innecesarias y redundantes del gobernador Abbott a los camiones que transitan por los puertos de entrada entre Texas y México están causando interrupciones significativas en las cadenas de suministro de alimentos y automóviles, retrasando la fabricación, afectando los empleos y aumentando los precios para las familias en Texas y en todo el país", dijo Psaki.

Jen Psaki, vocera presidencial

Abbott y Samuel Alejandro García Sepúlveda, gobernador del estado mexicano de Nuevo León, anunciaron que habían llegado a un acuerdo para aumentar la seguridad en el lado mexicano de la frontera para combatir la inmigración ilegal.

Abbott dijo que el acuerdo permitiría a Texas detener las inspecciones intensificadas para vehículos provenientes de Nuevo León, pero que continuarían en otros cruces fronterizos a menos que se lleguen a acuerdos similares, y agregó que esperaba reunirse con más funcionarios mexicanos esta semana.

"Hay consecuencias muy reales y muy mortales por la negativa de Biden a asegurar la frontera", sostuvo Abbott. Un autobús fletado por el gobierno de Texas llegó a Washington y dejó a migrantes colombianos, cubanos, venezolanos y nicaragüenses que habían sido encontrados en la frontera y liberados en Texas por funcionarios fronterizos federales, dijo la oficina de Abbott.

Los republicanos de todo el país han hecho de la oposición a las políticas de inmigración del presidente un enfoque importante en el período previo a las elecciones de mitad de período, donde esperan obtener el control del Congreso y las gobernaciones estatales clave.

Abbott ordenó la semana pasada al Departamento de Seguridad Pública del estado que realizara "inspecciones de seguridad mejoradas" de los vehículos que cruzan de México a Texas para descubrir el tráfico de personas y el contrabando.

Las inspecciones fueron parte de un esfuerzo más amplio para disuadir la inmigración ilegal que incluyó el transporte de inmigrantes a Washington y tenía como objetivo contrarrestar las políticas de "fronteras abiertas" de Biden.

A principios de semana, un portavoz de Abbott se negó a decir si las inspecciones mejoradas habían descubierto algún intento de contrabando, aunque las autoridades de Texas sacaron de servicio a más de 500 vehículos por violaciones de seguridad, como frenos, neumáticos e iluminación defectuosos. Un número récord de migrantes fueron atrapados en la frontera entre Estados Unidos y México durante el primer año en el cargo de Biden, lo que alimentó los ataques republicanos y agotó los recursos del gobierno. El gobierno de Biden se está preparando para recibir aún más llegadas en los próximos meses después de que funcionarios de salud de anunciaran que cancelarían una orden de la era de la pandemia que permitía que los solicitantes de asilo y otros migrantes atrapados en la frontera fueran expulsados rápidamente a México para limitar la propagación de COVID-19.Los camioneros mexicanos bloquearon los puentes en la frontera de Estados Unidos a principios de semana para protestar por las inspecciones intensificadas de Abbott, que según algunos conductores provocaron esperas de más de medio día. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.