Houston
La continua agonía del poder blanco
By Héctor De León
En el tercer condado más grande del país, los republicanos perdieron casi 30 puntos en 20 años. Datos contundentes: los blancos pesan menos y las minorías representan el 60% del electorado.

En el condado de Harris, en Texas, a principios de la década de 1990, los republicanos comenzaron a dominar los cargos electos en todo el condado gracias al voto de los blancos no hispanos. No obstante, a medida que la creciente población minoritaria ha llegado a la mayoría de edad, las disminuciones y los aumentos en el porcentaje de la población en edad de votar (CVAP por sus siglas en inglés) entre los principales grupos de votantes del condado -fuera y dentro de los límites legales de la ciudad de Houston- han disminuido la fuerza del electorado blanco no hispano. Esos cambios han resultado en el fin del gobierno republicano de más de una década en el tercer condado más grande de la nación.

El Censo de 2000 y las Encuestas de la Comunidad Estadounidense (ACS, por sus siglas en inglés) en curso muestran que la pérdida de poder electoral de los republicanos coincide con la disminución del promedio de los blancos en la población de ciudadanos en edad de votar en el condado de Harris. En 2000, los blancos constituían aproximadamente el 69 % de la población en edad de votar en el condado de Harris fuera de Houston y el 44 % dentro de Houston propiamente dicho. Esa ventaja del Citizen Voting Age Population (CVAP) se tradujo electoralmente en las contiendas para presidente y gobernador. En 2000, el republicano George W. Bush recibió el 68 % de los votos en el condado de Harris fuera de la ciudad de Houston y un competitivo 48 % dentro de Houston. En 2002, además, el republicano Rick Perry ganó el condado de Harris recibiendo dos tercios de los votos fuera de Houston.

La pérdida de poder electoral de los republicanos coincide con la disminución del promedio de los blancos en la población de ciudadanos en edad de votar en el condado de Harris. 

La Encuesta sobre la comunidad estadounidense de 2005-2009, publicada en el invierno de 2010, mostró que la población en edad de votar de ciudadanos blancos se redujo al 59% en el condado de Harris en las afueras de Houston y al 42% dentro de Houston. Cinco años después, la ACS 2010-2014 mostró que el CVAP de blancos se había reducido al 51 % en el condado de Harris en las afueras de Houston y al 37 % dentro de Houston. 

La continua agonía del poder blanco

El impacto político de los cambios acumulativos en el CVAP fue evidente por primera vez en las elecciones presidenciales en las que el entonces senador demócrata de Illinois Barack Obama ganó el condado de Harris en 2008 y 2012 por menos del 1 %. En ambas elecciones, el expresidente Obama obtuvo el 40 % de los votos en el condado de Harris en las afueras de Houston y aproximadamente el 61 % en Houston. Por el contrario, en las elecciones del condado de 2000 y 2002, los candidatos demócratas que buscaban cargos en todo el condado Harris solo obtuvieron alrededor del 30% de los votos fuera de Houston.

La continua agonía del poder blanco

La disminución del CVAP de los blancos sigue siendo evidente en las Encuestas Sobre la Comunidad Estadounidense más recientes. El ACS de 2014-2018, publicado a fines de 2019, mostró que el CVAP de blancos no hispanos se redujo al 46 % en el condado de Harris fuera de Houston y al 35 % dentro de Houston; y la Encuesta sobre la comunidad estadounidense de 2016-2020, publicada en la primavera de 2022, mostró que el CVAP de los blancos no hispanos era del 43 % en el condado de Harris fuera de Houston y del 34 % dentro de Houston. Eso explica el voto del condado fuera de Houston para los candidatos demócratas que buscan cargos elegidos por votantes en todo el condado. 

En las elecciones de 2016, el candidato presidencial del Partido Demócrata obtuvo el 45 % de los votos fuera del condado de Harris y el 49 % en 2020; y, en las elecciones intermedias de 2018, el candidato del Partido Demócrata para el Senado de los EE. UU. recibió el 50 % de los votos en el condado, afuera de Houston.

La continua agonía del poder blanco

La disminución del CVAP de blancos en el condado de Harris fuera de Houston no se debe necesariamente a una disminución numérica. De hecho, en el lapso de veinte años, el CVAP de blancos no hispanos ha crecido en alrededor de 60,000 en el condado de Harris fuera de los límites legales de Houston. Sin embargo, en el mismo período, en el condado de Harris, en las afueras de Houston, el CVAP de los latinos aumentó aproximadamente 300,000, para los afroamericanos 150,000 y para los asiáticos 70,000. En el mismo período, dentro de Houston, los datos muestran que el CVAP de blancos no hispanos ha disminuido casi 60,000, mientras que el recuento de hispanos ha aumentado aproximadamente 170,000, los asiáticos casi 34,000 y los afroamericanos casi 13,000.

El crecimiento del porcentaje de la población en edad de votar de los hispanos, asiáticos y afroamericanos ha dado como resultado que las minorías ahora representan el 61 % de las personas que tienen 18 años de edad y son elegibles para votar, y eso se traduce en al menos el 50 % de los electores.

El crecimiento del CVAP entre los hispanos, asiáticos y afroamericanos ha dado como resultado que las minorías constituyen el 57 % del CVAP en el condado de Harris fuera de Houston y el 66 % dentro de Houston propiamente dicho.  Teniendo en cuenta la cambiante población en edad de votar de los ciudadanos en el condado de Harris y sus tendencias de votación en las elecciones de años pares, las victorias de dos dígitos para los candidatos del Partido Demócrata que estaban buscando cargos elegidos en las elecciones de noviembre de 2012, 2016, 2018 y 2020 no deberían sorprender. 

La continua agonía del poder blanco

En el condado más grande de Texas, la cambiante población en edad de votar ha hecho imposible que los candidatos republicanos ganen cargos en todo el condado en años de elecciones presidenciales y casi imposible incluso en elecciones con una participación de votantes de minorías baja a media como las elecciones intermedias de 2022.

Simplemente, las consecuencias políticas en jurisdicciones claves a través de los Estados Unidos donde el pueblo en edad de votar está cambiando puede ser la razón por la cual los funcionarios republicanos electos a nivel estatal están usando su poder para alterar el proceso de votación continuamente.


Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.