Guerra en Medio Oriente
El verdadero objetivo de Hamás
By Enrique Dreisis
Detrás de la masacre de israelíes del 7 de octubre, está la estrategia iraní para frenar las negociaciones entre Israel y Arabia Saudita. ¿Por qué entonces Irán no cumplió con su parte?

En este artículo no buscaremos extendernos en las causas que provocaron el ataque, sino en cuál era el objetivo militar de Hamás. Un ataque tan bárbaro, con mujeres violadas, niños y bebés decapitados, familias enteras quemadas vivas, asesinatos indiscriminados de jóvenes en una fiesta, ancianas sobrevivientes del Holocausto baleadas; todo filmado por los propios terroristas y subido a sus redes sociales. Es algo que merece ser analizado en profundidad.

Aquí traeremos algunas posibilidades para explicar cuál era el objetivo táctico o estratégico de este ataque de Hamás.

Modelo Territorial

Hay quienes sostienen que el objetivo de Hamás era ingresar en 10 a 12 kibutz (aldeas) de la zona más cercana a la frontera con Gaza, matar a la mayoría de los pobladores, secuestrar a decenas hacia Gaza y mantener como rehenes al resto de los civiles. El objetivo, según este modelo, era que, una vez establecida la ocupación de dicho territorio, negociar un alto el fuego con Israel a cambio de la vida de los secuestrados en Gaza y los rehenes en los kibutz. Según este modelo, el asesinato salvaje y su publicación tenían como objetivo desmoralizar a la población en Israel y mostrar cuál sería el destino de todos los rehenes o secuestrados si no se respetaban las condiciones exigidas por Hamás, que eran mantener el territorio conquistado y liberar a los terroristas palestinos detenidos en las cárceles israelíes.

En ese esquema, la lenta y escasa respuesta del ejército israelí habría llevado a que los comandantes del ataque en Gaza ordenaran a los terroristas seguir avanzando y sembrando el asesinato por doquier, con el fin de ampliar más los territorios conquistados. Al expandirse en demasía, no pudieron establecer una zona de control defendible y, cuando llegó el ejército, fueron perdiendo las posiciones tomadas. A las 24 horas del inicio del ataque, los terroristas sólo controlaban unos pocos kibutz, ya habían diezmado o secuestrado hacia Gaza a la mayoría de sus pobladores. Solo les quedó combatir contra el ejército israelí que terminó por retomar el control de toda la región.

"El salvajismo de Hamás abrió los ojos al Departamento de Estado que creía posible algún tipo de negociación"

Sin embargo, este modelo no resiste el análisis del tipo y la cantidad de armamento utilizado ni los suministros y capacidades que se hallaron entre los terroristas abatidos o que se rindieron.

Los terroristas apresados por Israel que han sido interrogados afirman en su totalidad que fueron adoctrinados para matar al máximo posible, y de la peor forma, por clérigos islámicos radicales. Estos les dieron luz verde teológica para cometer sus asesinatos y violaciones.

En una entrevista con Sky News, el presidente israelí Isaac Herzog afirmó que entre quienes participaron en los ataques se encontraron instrucciones precisas para instalar estructuras de dispersión de cianuro. También encontraron Captagon, la droga de los yihadistas, fabricada en Siria y de uso común del ISIS, que les permitirían disociarse de la realidad para poder matar, violar y decapitar sin que se activara ningún mecanismo de humanidad.

Los terroristas apresados por Israel que han sido interrogados afirman en su totalidad que fueron adoctrinados para matar al máximo posible, y de la peor forma, por clérigos islámicos radicales. 

Básicamente, toda esta información que se está recabando en estos momentos, de los terroristas prisioneros y del análisis de imágenes y armamento incautado, nos indica que el modelo más apropiado para entender a Hamás es el Modelo Apocalíptico.

Modelo Apocalíptico

Irán, la cabeza del pulpo, necesitaba desesperadamente una acción radical para detener todos los avances hacia la paz en Oriente Medio entre Israel y el mundo sunní. Para ello, convenció a la cúpula de Hamás, a quienes financia junto con Qatar desde hace muchos años, de que había llegado el momento de iniciar la Gran Yihad. 

Irán prometió que inmediatamente después de su ataque, las fuerzas de Hezbollah, su proxy más importante, harían lo propio desde el norte y desde Siria, abriendo dos nuevos frentes. Hamás contaba con que sus elementos en Cisjordania comenzaran una serie de atentados y que parte de los árabes israelíes, comprometidos con el Movimiento Islámico del Norte, también iniciaran ataques contra la población judía como habían hecho en la ronda anterior. Todo esto debería haber generado un descalabro militar y civil en Israel, el cual se vería obligado a responder con todo lo que tiene y en todos los frentes. Esto debería haber sido la chispa que encendiera a los demás estados o grupos islámicos mundialmente, comenzando una Yihad (Guerra Santa) contra Occidente.

El verdadero objetivo de Hamás

El análisis de Irán y de Hamás es diferente, pero la lógica es la misma. A nivel táctico, ambos vieron que Israel se encontraba dividido internamente como nunca antes en su historia. Además, la fecha era ideal ya que caía en sábado y coincidía con la festividad religiosa de Simjat Torá, luego de una semana de trabajo parcial para gran parte de la población israelí, con muchos soldados de permiso de fin de semana.

A nivel estratégico, el liderazgo de Joe Biden era percibido por Irán como muy débil, y la implicación militar de EE.UU. y la OTAN en apoyo a Ucrania debilitaba aún más la posibilidad de una reacción contundente del gobierno estadounidense en un Oriente Medio que no es su prioridad actual.

"El ataque de Hamas inspirará la amenaza terrorista más significativa a EE.UU. desde el surgimiento de ISIS"

La suma de todos estos factores llevó a las autoridades de Hamas a aceptar la orden delirante de su patrón iraní. Y, mientras el liderazgo de Hamás reunido en Qatar celebraba las atrocidades, Irán no cumplió con su parte del acuerdo. Hezbollah sí lanzó algunos ataques con misiles antitanques que causaron muertes en ciudades del norte de Israel, pero no el ataque masivo de misiles y cohetes contra Israel que se esperaba. Tanto Israel como Hezbollah no están interesados en una guerra total. Los hutíes, otro proxy iraní, lanzaron 20 misiles contra Israel desde Yemen, los cuales fueron interceptados por fuerzas estadounidenses en la región.

¿Por qué Irán no cumplió lo acordado con Hamas?

Algunos analistas afirman que la rápida respuesta del gobierno de Biden y su tajante apoyo a Israel disuadieron a Irán y a Hezbollah de entrar en una guerra frontal contra Israel. Este argumento no suena válido, ya que la reacción estadounidense se produjo varias horas después del ataque. Hezbollah tuvo casi 24 horas para abrir un segundo frente, pero no lo hizo.

Los iraníes, étnicamente persas y religiosamente chiítas, nunca fueron líderes de un califato islámico. Sus movimientos estratégicos apuntan aeso. Irán no puede darse el lujo de comenzar la gran Yihad cuando está a punto de obtener de recibir 6000 millones de dólares de EE.UU.

La realidad es más compleja y responde a los distintos modelos de Guerra Santa sunní y chií. Los suníes y el mundo árabe ya dominaron califatos en el pasado, por lo que ven mucho más probable la pronta restauración del Califato Islámico y se dejan guiar por su visión esotérica de la realidad. Por eso las instrucciones de Hamás a sus terroristas fueron extremas: matar y quemar todo lo que puedan, cometer vejaciones, su misión es suicida y se convertirán en mártires, recibirán 72 vírgenes en el cielo.

En cambio, los iraníes, étnicamente persas y religiosamente chiítas, nunca fueron líderes de un califato islámico. Sus movimientos están dirigidos exclusivamente a ello y son mucho más estratégicos. Irán no puede darse el lujo de comenzar la gran Yihad cuando está a punto de obtener armas atómicas, de recibir 6000 millones de dólares de EE.UU. a cambio de la liberación de unos prisioneros, y de haber logrado extender su influencia chií en una media luna territorial desde Irán hasta Líbano, pasando por Irak y Siria. No nos confundamos: el gobierno de Irán es tan radical islámico como ISIS, Hamas, Boko Haram o Al Qaeda, pero nunca compartirá una Yihad con sus pares suníes. Ellos quieren una Yihad chiíta y están dispuestos a esperar el momento oportuno. Irán, a lo sumo, sacrificó un peón (Hamas) para seguir aumentando su influencia en su tablero diabólico de ajedrez.

Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
Más de Enrique Dreisis
Los 7 frentes de Israel

Los 7 frentes de Israel

By Enrique Dreisis
Las batallas simultáneas que libra el gobierno de Netanyahu están gestando el modelo de los conflictos que vienen. Medio Oriente, guerra proxy, guerra psicológica y desinformación.