Reserva Federal
"Es probable que este proceso de bajar la inflación implique menor crecimiento y débil empleo"
El titular de la Fed subió 75 puntos las tasas a un rango de 2.25%-2,50% y admitió que la decisión de luchar contra la inflación hará que se sienta en la economía. Sin embargo, dijo que actualmente el país no está en recesión.

 La Reserva Federal cumplió y endureció el costo del dinero para la economía. En una decisión unánime (12 votos a favor y ninguno en contra), los miembros del banco central subieron las tasas de corto plazo otros 75 puntos básicos a un rango de 2,25%-2,50% por cuarta vez en el año y avisaron que lo volverán a hacer en las próximas reuniones.

"Hacer una política monetaria adecuada en este entorno incierto requiere un reconocimiento que la economía a menudo evoluciona de manera inesperada. La inflación obviamente ha sorprendido al alza durante el año pasado, y podrían esperarse más sorpresas", avisó Jerome Powell, el número uno de la Fed.

Powell decide entre "fulminar" la economía o mantener una inflación alta que baje a velocidad crucero 

"Por lo tanto, tendremos que ser ágiles para responder a los datos entrantes y a la evolución de las perspectivas. Y nos esforzaremos por evitar agregando incertidumbre en lo que ya es un momento extraordinariamente desafiante e incierto. Estamos muy atentos a los riesgos de inflación y decidido a tomar las medidas necesarias para volver la inflación a nuestro objetivo a largo plazo del 2 por ciento", sostuvo durante el comunicado posterior a la decisión.

Pero, tal como vienen contemplando los inversores, la Fed ya está avisando que la suba de tasas tendrá un impacto en la actividad que no se podrá esconder. 

"Es probable que este proceso implique un período de crecimiento económico por debajo de la tendencia y cierto debilitamiento de las condiciones del mercado laboral, pero tales resultados probablemente sean necesarios para restaurar la estabilidad de precios y preparar el escenario para lograr el máximo empleo y precios estables a largo plazo", dijo sin pelos en la lengua Powell.

Powell junto a Joe Biden y a Janet Yellen, la secretaria del Tesoro

El funcionario, que también es muy criticado por haber actuado tarde para controlar la inflación, dijo que no creía que la economía esté actualmente en una recesión, pero se está suavizando y el camino para que la Fed evite una recesión continúa estrechándose. "No creo que la economía esté en recesión en este momento", aseguró. 

Hacer una política monetaria adecuada en este entorno incierto requiere un reconocimiento que la economía a menudo evoluciona de manera inesperada. La inflación obviamente ha sorprendido al alza durante el año pasado, y podrían esperarse más sorpresas

De todas formas, la última declaración de política dio poca orientación explícita sobre qué pasos puede tomar la Fed a continuación, una decisión que dependerá en gran medida de si los próximos datos muestran que la inflación comienza a desacelerarse.

Con los indicios más recientes que muestran que los precios al consumidor aumentan a una tasa anual superior al 9%, los inversores esperan que el banco central eleve la tasa de política monetaria en al menos medio punto porcentual en su reunión de septiembre.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
  • 1
    pablinsan
    Hace 19 días
    07:50
    La noticia que los países en desarrollo, como Peronistán, prefiere no escuchar; de todas maneras la emisión parece que genera inflación, incluso en EEUU, aunque peor están en la eurozona, y acá no salimos de la revisión desde el 2001.
    Responder