Casa Blanca
Acusan a la Casa Blanca de "propaganda al estilo soviético" por querer modificar cómo se mide la recesión
Los asesores económicos de Biden lanzaron un insólito documento donde buscan redefinir el concepto de recesión. Sucede a días de conocerse el dato del PBI del segundo trimestre que marcaría el inicio del ciclo contractivo.

La Casa Blanca volvió a abrir el paraguas y está intentando redefinir un concepto tan básico para la economía como la "recesión". Los funcionarios de la administración Biden lanzaron en los últimos días un insólito documento oficial  donde explican que a pesar de que la economía caiga dos trimestres consecutivos, hecho que automáticamente activaría el concepto de recesión según la literatura económica, para ellos no sería el inicio del ciclo contractivo. 

"Las determinaciones oficiales de las recesiones y la evaluación de la actividad económica por parte de los economistas se basan en una mirada holística a los datos, incluido el mercado laboral, el gasto de los consumidores y las empresas, la producción industrial y los ingresos. Según estos datos, es poco probable que la caída del PIB en el primer trimestre de este año, incluso si le sigue otra caída del PIB en el segundo trimestre, indique una recesión", rezó el paper de la Casa Blanca que fue catalogado como "propaganda al estilo soviético" por la oposición. 

La Casa Blanca se ataja y envía a funcionarios clave a instalar un "relato" optimista con la inflación 

"¿Qué es una recesión?", se preguntan los economistas de Biden en el cuestionable paper. Y lo definen como una disminución significativa de la actividad económica que se extiende por toda la economía y dura más de unos pocos meses. "Si bien algunos sostienen que dos trimestres consecutivos de caída del PIB real constituyen una recesión, esa no es la definición oficial ni la forma en que los economistas evalúan el estado del ciclo económico", escribieron los funcionarios. 

El documento, elaborado por los asesores económicos de Biden encabezados por Brian Deese, se conoce días antes de que se publique el PBI del segundo trimestre de este año. El indicador, que se conocerá el jueves, es una estimación anticipada que podría mostrar que la economía del país se contrajo por segundo trimestre consecutivo

El documento que generó el escándalo, elaborado por los asesores económicos de Biden encabezados por Brian Deese, se conoce días antes de que se publique el dato de PBI del segundo trimestre de este año. El indicador, que se conocerá el jueves, es una estimación anticipada del producto interno bruto que podría mostrar que la economía del país se contrajo por segundo trimestre consecutivo.

No fueron sólo los asesores oficiales que salieron con una insólita redefinición del término. Sino que la discusión escaló. La Casa Blanca publicó otro posteo del blog donde se había subido el paper mencionado, que dice que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, también afirma que dos PIB decrecientes seguidos no son la definición correcta.

Soviet-style propaganda from the Biden White House. Redefining recession is not a solution to get our country out of one. pic.twitter.com/pbL3LHS9Qg— Rep Andy Biggs (@RepAndyBiggsAZ) July 25, 2022 El documento que generó el escándalo, elaborado por los asesores económicos de Biden encabezados por Brian Deese, se conoce días antes de que se publique el dato de PBI del segundo trimestre de este año. El indicador, que se conocerá el jueves, es una estimación anticipada del producto interno bruto que podría mostrar que la economía del país se contrajo por segundo trimestre consecutivo.    No fueron sólo los asesores oficiales que salieron con una insólita redefinición del término. Sino que la discusión escaló. La Casa Blanca publicó otro posteo del blog donde se había subido el paper mencionado, que dice que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, también afirma que dos PIB decrecientes seguidos no son la definición correcta.Brian Deese, asesor económico principal de la Casa Blanca

Yellen apareció en "Meet the Press" de NBC con Chuck Todd y cuando le preguntó si ratificaba ese post, la funcionaria dijo que "hay una organización llamada Oficina Nacional de Investigación Económica que analiza una amplia gama de datos para decidir si hay o no una recesión". 

"Y la mayoría de los datos que analizan en este momento continúan siendo sólidos. Me sorprendería si declararan que este período es una recesión, incluso si tiene dos trimestres de crecimiento negativo. Tenemos un mercado laboral muy fuerte. cuando estás creando casi 400.000 puestos de trabajo al mes, eso no es una recesión", advirtió.

En un comunicado del Comité de Política Republicana del Senado se señaló que la economía se contrajo un 1,6% en el primer trimestre de este año. El Banco de la Reserva Federal de Atlanta también pronostica una disminución del 1,6% en el producto interno bruto en el segundo trimestre. Así, se cumpliría el concepto de recesión al cual la administración Biden está ahora ignorando.

"¿La Casa Blanca está tratando de cambiar la definición común de una recesión?", le preguntó un periodista a la vocera presidencial Karine Jean-Pierre luego del escandaloso documento. "Estamos viendo la fortaleza de la economía y el mercado laboral", respondió.

Will O'Grady, un portavoz del Comité Nacional Republicano, explicó que "redefinir" la definición de recesión muestra cuán "fuera de contacto" está el equipo de Biden con los estadounidenses. 

Me sorprendería si declararan que este período es una recesión, incluso si tiene dos trimestres de crecimiento negativo. Tenemos un mercado laboral muy fuerte. cuando estás creando casi 400.000 puestos de trabajo al mes, eso no es una recesión

"Joe Biden convirtió una recuperación en una probable recesión. Redefinir la palabra no solucionará el hecho de que los demócratas desperdiciaron $1,9 billones, lo que resultó en costos vertiginosos para los estadounidenses. Esto subraya aún más cuán desconectados están Biden y los demócratas del dolor que sienten las familias", enfatizó O'Grady.

Así, este paso de comedia de los funcionarios de Biden rememora lo que sucedió antes de que se conociera el dato de inflación de junio (publicado hace algunas semanas). Allí, los mismos asesores de económicos de la Casa Blanca habían enviado un memorando donde le indicaba a los periodistas como tenían que "leer" el dato de inflación que, como era previsible, fue mayor al estimado previamente. 

En ese documento precautorio se decía que el IPC no iba a reflejar la caída que había tenido el precio de la gasolina durante la segunda quincena de junio. Y se instaba a que los medios recordaran que el indicador iba a ser un dato "viejo" de la tendencia inflacionaria del país. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.
  • 1
    dylan25
    26/07/22
    10:42
    Alverso hizo lo mismo con la desocupación y estos portales de porquería no dijeron nada
    Responder