Congreso
La estrategia de McCarthy para unificar a los republicanos y arrebatarle a Pelosi la Cámara de Representantes
El republicano de California que tomó distancia de Trump lanza una plataforma contra Biden por la inflación y la política migratoria. La economía, llave para una mayoría opositora en el Congreso.

El líder de la actual minoría republicana en el congreso, Kevin McCarthy, confía en que la situación económica estadounidense permitirá que su partido obtenga los cinco puestos que necesita para ser mayoría en la cámara baja y convertirlo a él en presidente del Congreso, el puesto que ahora ocupa la demócrata Nancy Pelosi.

"El problema número uno que tienen los electores es la economía. Les preocupa que su dinero no rinda tanto. Lo vemos estudio tras estudio. Veinte millones de estadounidenses están atrasados en pagos de sus facturas de energía y ven venir un invierno y no pueden permitirse pagar más", declaró McCarthy. "Esos son los problemas que más están motivando en estas contiendas", declaró el ocho veces congresista por el distrito 20 de California.

El portavoz del Partido Republicano de California, Héctor Barajas, coincidió con McCarthy en apostar por la economía: dijo que "los demócratas quieren aprovechar el polémico tema del aborto, pero basta ver los titulares para entender que están llevando al país por el camino equivocado". Según los republicanos, los electores mostraran en noviembre que no es posible tapar el sol con las manos.

Pese al anuncio de Biden, la gasolina impacta en California y los republicanos ven una oportunidad histórica

La Reserva Federal continúa con sus esfuerzos por estabilizar la inflación más alta en 40 años y anuncia otro aumento en las tasas de intereses para controlar la carestía de la vida. Pero la suba de las tasas ha hecho inaccesible la vivienda para muchos estadounidenses, sin que consiga todavía regularizar el mercado.

Expertos y demócratas han explicado que la situación por la que atraviesa la economía es un proceso global, pero McCarthy sostiene que esas circunstancias son poco importantes para los electores. "Simplemente dudo que los votantes quieran seguir el mismo rumbo y el dolor que sienten en este momento", declaró.

Faltan escasos 50 días para las elecciones intermedias y es probable que para entonces la economía estadounidense siga sin recuperarse completamente. McCarthy, candidato de un distrito mayoritariamente conservador en Bakersfield, a unas dos horas al norte de Los Ángeles en vehículo, por ahora solo enfrenta dos obstáculos en su campaña, curiosamente de extremos políticos opuestos.

La inflación es cero por ciento, la frontera está asegurada, los hombres pueden embarazarse, Afganistán fue un éxito y una recesión no es una recesión; no creas en las mentiras de la izquierda.

En su distrito, muchos electores son muy conservadores, y le reprochan que haya declarado que, a su parecer, el ex presidente Donald Trump tuviera "cierta responsabilidad" por el ataque al Capitolio el 6 de enero del año pasado.

La otra oposición significativa es la de Marisa Wood, una conocida profesora de Bakersfield, candidata demócrata contra McCarthy, quien cuenta con el respaldo de su partido a nivel nacional y acusa al actual líder republicano en el Congreso de ser "un político de carrera que solo se preocupa por sus donantes ricos y por luchas batallas partidistas".

La maestra es la mejor posesionada de cuatro aspirantes demócratas contra McCarthy y promete que dará voz a quienes hasta ahora no la han tenido en el distrito electoral 20 de California: minorías étnicas, madres solteras, inmigrantes naturalizados, y la comunidad LGBTQ, entre otras.

Por ahora sin poner atención a la disputa en su distrito, McCarthy se enfoca en una agenda de temas nacionales que es abiertamente crítica al Partido Demócrata y a la administración del presidente Joe Biden.

"La inflación es cero por ciento, la frontera está asegurada, los hombres pueden embarazarse, Afganistán fue un éxito y una recesión no es una recesión; no creas en las mentiras de la izquierda", dijo McCarthy en uno de sus más recientes mensajes.

De hecho, el republicano de California planea lanzar este viernes una plataforma electoral que cohesione a los republicanos ante las elecciones intermedias. De acuerdo con el portal Político, "la agenda de cuatro partes de McCarthy tiene una aceptación generalizada entre los republicanos de la Cámara, incluidos los candidatos republicanos de alto perfil, según conversaciones con una docena de miembros en ejercicio". El plan de McCarthy está diseñado para servir como una guía de mensajes a votantes para los titulares y candidatos del partido.

Los esfuerzos del líder republicano en la Cámara de Representantes apuntan a construir una mayoría de trabajo que pueda darle el puesto de presidente del Congreso. Y luego, si los republicanos ganan la mayoría como se espera, podría servir como base para que la conferencia encuentre un terreno común legislativo.

McCarthy impulsa mientras tanto planes para costosos vehículos eléctricos en momentos en que la inflación es la más alta en cuatro décadas, lo que le acerca a la poderosa industria energética que generalmente aporta fondos a las campañas republicanas.

Esta semana, McCarthy podría ganar protagonismo al dirigir a los aspirantes y legisladores de su partido hacia la migración, el tema que estos días cobra más fuerza en las campañas y pudiera eclipsar el tema del aborto.

McCarthy insta a los republicanos a abstenerse en bloque de votar sobre la propuesta de presupuesto del presidente Biden para el próximo año fiscal que inicia en diez días, si carece de fondos para reforzar la vigilancia fronteriza y la detención de migrantes. 

En momentos en que la patrulla fronteriza informa que por primera vez ha detenido a más de 2 millones de personas en un mismo año fiscal, los gobernadores de Texas, Arizona y Florida montan sus campañas en migración, e incluso demócratas como Gavin Newsom en California responden a ese flujo antiinmigrante.

McCarthy insta a los republicanos a abstenerse en bloque de votar sobre la propuesta de presupuesto del presidente Biden para el próximo año que inicia en diez días, si carece de fondos para reforzar la vigilancia fronteriza y la detención de migrantes.

"Bajo Biden y Pelosi ha habido más de 3,5 millones de cruces fronterizos ilegales, más que toda la población de Chicago. Las políticas de fronteras abiertas de los demócratas han llevado a una crisis sin precedentes y no tienen ningún plan para asegurar la frontera", declaró McCarthy.

Por último el republicano de California dijo que, si Biden y los demócratas no utilizan este proyecto de presupuesto del gobierno para abordar la crisis fronteriza de inmediato, votará contra este proyecto e instará a sus colegas a hacer lo mismo.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.