Latinos
Por un comentario racista, la estrella latina de Los Ángeles ve hundir su carrera política en unos segundos
Un audio filtrado a semanas de los comicios delató el racismo entre políticos latinos y expuso a Kevin De León, el demócrata que fue candidato a alcalde de Los Ángeles. Biden pide su renuncia.

Al regidor de Los Ángeles y ex presidente del senado de California, Kevin de León, le tomó solo unos segundos y un solo comentario racista hundir su carrera como destacado político latino de California. Ahora hasta el presidente Joe Biden pide su renuncia.

De León, estrella de los demócratas de 55 años, simplemente asintió con una frase unos comentarios racistas de la presidenta del ayuntamiento angelino para enfrentar una ola de protestas que exigen su dimisión, a las que se ha sumado con comentarios el propio Biden.

Todo surgió a partir de una vieja grabación del ámbito privado, que se hizo pública a días de las elecciones, en un golpe directo al corazón de los demócratas. Nury Martínez, presidenta del ayuntamiento dijo que el hijo pequeño afroamericano del regidor Mike Bonin "es como un changuito", un niño que su padre "quiere educar como si fuera blanco".

Martínez afirmó en tono de burla que el niño, por ser afroamericano, merecía maltrato: "dejen que lo lleve a la vuelta de la esquina y lo regreso", dijo y calificó al menor como "un accesorio" que portaba su padre. "Como cuando Nury trae su bolso Louis Vuitton", remató De León.

Ese comentario y haber llamado al regidor Bonin "la habitación negra", por su dedicación a la inclusión social valen para el fin de la carrera política de De León, pues implícitamente avalan los comentarios de Nury Martínez, quien durante unos 25 minutos se dedicó a hablar con desprecio y racismo sobre comunidades angelinas.

El candidato latino que fue promesa y busca el voto de la clase media quiere dar pelea en Los Ángeles

Al conceder con sus comentarios, De León quedó involucrado en aseveraciones Martínez como "esa perra negra", al referirse al regidor Bonin, y hablar despectivamente de las comunidades inmigrantes indígena mexicana del estado de Oaxaca, asiática y armenia.

La charla entre la presidenta del ayuntamiento, los regidores Kevin de León y Gil Cedillo, y el presidente de la Federación Laboral en el condado, Ron Herrera, participaron tuvo lugar hace un año, en octubre del 2021.

 Todo surgió a partir de una vieja grabación del ámbito privado, que se hizo pública a días de las elecciones, en un golpe directo al corazón de los demócratas. 

Ninguno de ellos pensó que la conversación era grabada, así que, cuando el audio se filtró al periódico Los Ángeles Times hace unos días, desató una serie de protestas airadas que exigen la renuncia de los cuatro. De ellos, solo el líder laboral Herrera ha renunciado, mientras los demás siguen en sus puestos. Nury Martínez pidió licencia indefinida sin renunciar y pidió una disculpa pública. De León y Cedillo también permanecen sin responder al reclamo de que denn un paso al costado y tampoco han atendido a solicitudes de la prensa.

Por un comentario racista, la estrella latina de Los Ángeles ve hundir su carrera política en unos segundos

De León ha guardado silencio. "Es momento que reconozca que debe dejar su carrera política", dijo el obispo Juan Carlos Méndez al participar en una de las manifestaciones ante el ayuntamiento.

De León y los otros implicados, "como servidores públicos, están terminados, no pueden seguir en sus cargos después de demostrar su desprecio por las comunidades, por los inmigrantes", dijo el religioso.

En la reunión, De León habló despectivamente de los inmigrantes indígenas mexicanos del estado de Oaxaca que viven en Los Ángeles, una comunidad de unos 300,000 indígenas, muchos de ellos naturalizados y electores. Para colmo, tanto De León como los demás implicados son hijos de inmigrantes mexicanos.

De León nació en Los Ángeles, pero su mamá, madre soltera mexicana, lo crió en el barrio latino de San Diego, donde el político comenzó su carrera como organizador y luego como dirigente sindical.

Por su parte, los padres de Nury Martínez, Isidro y Julia, llegaron de México al mayoritariamente inmigrante Valle de San Fernando. Los padres de Gil Cedillo, Gilberto y Sara Cedillo, llegaron del estado mexicano de Durango.

De todos los involucrados en esta historia, De León es por lejos el más importante. El ex candidato latino que fue derrotado en las primarias demócratas para alcalde de Los Ángeles este año fue un niño pobre que llegó a ser senador estatal y después presidente del senado de California, lo que lo impulsó a lanzarse como aspirante a la alcaldía.

De León habló despectivamente de los inmigrantes indígenas mexicanos del estado de Oaxaca que viven en Los Ángeles, una comunidad de unos 300,000 indígenas, muchos de ellos naturalizados y electores

Cedillo, por su parte, luchó contra muchas adversidades para convertir a California en el primer estado que otorgara licencias de conducir a indocumentados.

Juan José Gutiérrez, el presidente de la Coalición por los Derechos Plenos de los Inmigrantes en Los Ángeles, dijo a LPO que los comentarios fueron "muy lamentables y esperemos que no tengan consecuencias igualmente lamentables en las próximas elecciones" intermedias, dentro de escasas tres semanas.

"Lo que ahora me llama más la atención es que como fueron algunos dirigentes políticos latinos quienes hicieron esos comentarios equivocados, ahora pueda haber interés en desprestigiar a todos los políticos latinos y los avances políticos que como comunidad hemos alcanzado en las últimas décadas", afirmó el dirigente.

Pero las protestas surgen desde la base de electores latinos en Los Ángeles, quienes exigen que dejen el cargo hoy mismo, y llegan hasta Biden, que se refirió al tema en vísperas de visitar la ciudad. El presidente opinó que los comentarios fueron inapropiados y reprochables, y también pidió que los tres políticos dejen el cargo en el ayuntamiento.

California ya es el segundo Estado donde los latinos tiene más poder político

El mismo escándalo ocupó también buena parte del último debate de candidatos a la alcaldía de Los Ángeles el martes por la noche. Quien gane la elección el 8 de noviembre tendrá que trabajar con los regidores en el consejo de gobierno.

El magnate y candidato Rick Caruso dijo que la política de la ciudad debe ser de inclusión, sin racismo ni intolerancia racial, "Lo que ahora estamos viendo en el ayuntamiento es totalmente inaceptable y quienes los hicieron deben asumir su responsabilidad y dejar los puestos".

La congresista afroamericana y también aspirante a la alcaldía, Karen Bass, dijo que los involucrados en esa charla racista deben renunciar, pero de cualquier forma se necesita una investigación y un nuevo liderazgo político de unidad.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.