California
Newsom, cansado de la "republicanización" de Musk, lo ataca por su apoyo a DeSantis y McCarthy
El gobernador de California empieza a despegarse del magnate y ex aliado que maneja Tesla y Twitter. Teme que ahora financie la campaña republicana. Pases de factura.

 ¿Se acabó el amor entre Gavin Newsom y Elon Musk? El hombre más rico del mundo, casi un hijo pródigo de California donde desplegó todo el potencial de su buque insignia, Tesla, está recibiendo fuego cruzado por parte del gobernador del estado por su corrimiento hacia el Partido Republicano. El ahora dueño de Twitter apoya a Ron DeSantis para el 2024 y al líder de la mayoría en la Cámara, Kevin McCarthy. Dinero, beneficios fiscales y política, todo junto.

Según contó el sitio POLITICO, el gobernador de California dejó el silencio que mantenía mientras que Musk viraba hacia los republicanos y empezó a pasarle facturas. Recordó que "no hay Tesla sin la generosidad del estado". 

El único republicano latino de California llevó a su partido a la mayoría en el Congreso

Esto viene a cuento de los beneficios y subsidios millonarios que tuvo California con Musk durante el desarrollo de sus autos eléctricos. De hecho, gran parte de la crítica progresista demócrata tiene que ver con eso: cómo se hizo la fortuna de Musk, a base -en parte- de los impuestos que pagan los ciudadanos. 

Ahora Newsom lo acusa de jugar para DeSantis y McCarthy porque es el beneficiario de su generosidad en lugares como Texas y sus créditos fiscales. Pero el giro de Musk, que alguna vez dijo que siempre votaba demócratas excepto en las últimas elecciones, es notorio

Kevin McCarthy, líder republicano en el Congreso

Sin embargo, Tesla financió -indirectamente- ese apoyo que gozó durante años. Gastó casi $4 millones para influir en los políticos de Sacramento desde 2018, y en contrapartida, ha disfrutado de miles de millones de dólares en subsidios públicos.

Pero la irrupción de la compañía de Musk llegó en un momento perfecto para California: el fabricante de automóviles eléctricos desempeñaba un papel fundamental en el fomento del mercado de vehículos de cero emisiones, algo que es vital para el gobierno. Newsom incluso llamó a eliminar gradualmente las ventas de automóviles nuevos a gasolina.

Musk era considerado un viejo aliado del gobernador a tal punto que financió parte importante de su campaña en 2014. E incluso Newsom fue "receptivo" cuando el dueño de Tesla anunció que mudaría su planta de California a Texas. Lo elogió al decir que era un individuo "extraordinario" y una fuente de "reverencia". Eran otros tiempos.

La accidentada estrategia de Musk en Twitter: ¿un plan maestro o la antesala de la quiebra?

Ahora Newsom lo acusa de jugar para DeSantis y McCarthy porque es el beneficiario de "su generosidad "en lugares como Texas y sus créditos fiscales. Pero el giro de Musk, que alguna vez dijo que siempre votaba demócratas excepto en las últimas elecciones, es notoria. 

El mismo McCarthy exigió el que la administración de Biden "deje de meterse con Elon Musk" después de que la Casa Blanca sugiriera que estaba "vigilando de cerca" los cambios en las políticas de desinformación y discurso de odio de Twitter.

Elon Musk, CEO de Twitter

Pero el giro es inconfundible. Axios definió como la "republicanización" de Musk. Los hechos así lo corroboran: el día antes de las elecciones intermedias, Musk instó a los "votantes de mentalidad independiente" a votar por los republicanos, citando la necesidad de "equilibrar" una presidencia demócrata. 

Musk era considerado un viejo aliado del gobernador a tal punto que financió parte importante de su campaña en 2014. Incluso Newsom lo elogió cuando el dueño de Tesla anunció que mudaría su planta de California a Texas

El multimillonario insiste en que no es convencionalmente de derecha ni de izquierda, pero también que la amenaza a la libertad de expresión supuestamente planteada por los demócratas ha desencadenado una "batalla por el futuro de la civilización" que supera a todos los demás temas políticos.

Según Axios, las restricciones de COVID, los altos impuestos y las regulaciones en California también estimularon un cambio ideológico a la derecha y su traslado físico a Texas. La desilusión de Musk con el Partido Demócrata solo se ha acelerado, o al menos se ha vuelto más pública, desde que adquirió Twitter.

Los republicanos le dan la bienvenida al giro de Musk, que lo aleja no sólo de los demócratas sino de su ex aliado, Newsom. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.